miércoles 19, enero 2022
spot_img

El Mercosur busca ampliar horizontes con Bolivia y otros bloques

Paraná (Argentina), 15 dic (dpa) – El Mercosur celebrará el miércoles la XLVII Cumbre de Presidentes en la ciudad argentina de Paraná con el objetivo de avanzar en la incorporación de Bolivia y ampliar los horizontes con negociaciones con otros bloques regionales, entre los cuales la Alianza del Pacífico asoma como principal atractivo.

La reunión de mandatarios de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela aspira a reactivar la agenda del Mercosur, que estuvo aletargada y sacudida por entredichos por trabas comerciales entre Buenos Aires y Brasilia.

La vigencia del bloque fue incluso uno de los temas de debate en las campañas electorales en Brasil y Uruguay.

La cumbre de Paraná buscará por eso dar un impulso clave al Mercosur, aunque no se esperan grandes anuncios.

El canciller argentino, Héctor Timerman, anticipó que los temas en discusión serán «la integración con otros bloques regionales, no solamente de América Latina sino también de Asia y de Europa; la integración de Bolivia como miembro pleno del Mercosur; temas de desarrollo e integración productiva».

«Hoy en día necesitamos establecer relaciones con distintos bloques económicos para poder incorporar aquellos mercados a nuestras exportaciones y brindar más trabajo, más inclusión social y más dignidad a nuestros pueblos», aseguró Timerman al inaugurar el IV Foro Empresarial del Mercosur.

Las negociaciones con la Unión Europea están sin embargo estancadas. «El acuerdo con la Unión Europa es necesario, pero ellos no están apurados por liberalizar los sectores que son necesarios, y en el Mercosur tampoco», declaró a la agencia dpa Juan Pablo Lohlé, director del Centro de Estudios Políticos Estratégicos Internacionales (CEPEI).

La Alianza del Pacífico se presenta como otro de los grandes objetivos en el actual escenario del comercio mundial y el Mercosur debe debatir si iniciará un diálogo entre bloques o allanará el camino para que cada país lance negociaciones individuales.

El bloque debe mirar también hacia adentro. Si bien el comercio interno se multiplicó varias veces desde el inicio del Mercosur, comenzó a caer el porcentaje del total que se destina a los socios y cerraría 2014 en sólo un 13 por ciento, frente al 16 por ciento de 2010, según estimaciones de la consultora abeceb.com.

El coordinador de Comercio Exterior y Negociaciones Internacionales de abeceb.com, Mauricio Claverí, señaló que «el Mercosur desde su creación se basa en la fuerte integración de Argentina y Brasil y fue concebido ante todo como una iniciativa comercial». «Desde esta perspectiva, el actual estado de la relación bilateral y la contracción del intercambio intrazona impacta en los fundamentos originales del bloque», alertó.

Lohlé advirtió por su parte que las asimetrías macroeconómicas entre los socios afectan el funcionamiento normal del bloque en un contexto en el que «no hay estructura jurídica sobre el que se asiente el Mercosur».

«El desafío es plantearse cuáles son los derechos y las obligaciones de los Estados parte y cuáles son las consecuencias si no se cumplen», consideró el ex embajador argentino en Brasil. «El Mercosur está en una interfase para ver hacia dónde se va a orientar, porque es un espacio común con reglas muy frágiles, hay muchas excepciones que desnaturalizan el proceso», señaló a dpa.

La incorporación plena de Bolivia al Mercosur es una de las metas en el corto plazo pero resta resolver «distintos aspectos técnicos, más que nada, porque la decisión política está tomada, ya fue firmada por los presidentes», remarcó el canciller argentino. Los aspectos a resolver están vinculados a la convergencia de la economía boliviana a los estándares del Mercosur.

Hasta último momento no se confirmó oficialmente la presencia de los presidentes de los países miembro, que ya se vieron semanas atrás en la cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Ecuador.

La reunión de jefes y jefas de Estado, en la que Argentina entregará la presidencia pro témpore a Brasil y que contaría con la presencia del presidente electo de Uruguay Tabaré Vázquez, se celebrará el miércoles en el centro cultural y de convenciones La Vieja Usina de la ciudad de Paraná, unos 400 kilómetros al norte de Buenos Aires.

Será antecedida el martes por un encuentro de los ministros del Exterior del Mercosur.

Grupos de ambientalistas, militantes de agrupaciones sindicales y entidades agropecuarias anunciaron en tanto protestas en el marco de la cumbre en la capital de la provincia de Entre Ríos. Presentarán un petitorio «en defensa del ambiente, contra la contaminación y las multinacionales», anticipó Juan Veronesi, integrante de la asamblea de ambientalistas de la ciudad de Gualeguaychú.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias