domingo 23, enero 2022
spot_img

Congresistas de origen cubano critican duramente a Obama

Washington, 17 dic (dpa) – Congresistas y senadores estadounidenses de origen cubano criticaron hoy con dureza la decisión del presidende de Estados Unidos, Barack Obama, de normalizar las relaciones diplomáticas de su país con Cuba.

El senador demócrata Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, consideró que el anuncio de un cambio de política con respecto a Cuba «es erróneo y no entiende la naturaleza del régimen cubano, que ha ejercido su control autoritario sobre los cubanos durante 55 años».

«Es una falacia que Cuba se reformará porque el presidente estadounidense crea que si extiende su mano en paz, los hermanos Castro van a abrir de repente sus puños», dijo Menéndez, que, al igual que Obama, es demócrata.

El presidente también fue duramente criticado por el senador Marco Rubio y los congresistas Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart. Los tres son de origen cubano y miembros del partido republicano.

«La decisión del presidente de recompensar al régimen de Castro y empezar un camino hacia la normalización de las relaciones con Cuba es inexplicable», dijo Rubio, quién consideró que «el dramático cambio de política hacia Cuba es el último de una larga lista de intentos fallidos del presidente Obama de tranquilizar a malvados regímenes a toda costa».

Ros-Lehtinen condenó la «acción unilateral» del presidente a la hora de anunciar cambios en la política de Cuba sin el Congreso. Y consideró que el intento de la Casa Blanca de normalizar las relaciones con Cuba, sin la aprobación del Congreso, puede ser una violación directa de la ley Helms-Burton, que «específicamente declara que todos los prisioneros políticos deben ser liberados y que deben ser celebradas elecciones libres previo establecimiento de una relación diplomática».

Tanto Menéndez como Rubio criticaron el anuncio de que la administración Obama revisará la designación de Cuba como Estado patrocinador de terrorismo.

El senador demócrata calificó este anuncio de «alarmante», mientras que Rubio dijo que «Cuba – al igual que Siria, Irán y Sudán- continúa siendo un estado patrocinador de terrorismo».

«Apaciguar a los hermanos Castro sólo causará que otros tiranos, desde Caracas a Teherán, pasando por Pyongyang, vean que pueden sacar partido de la ingenuidad del presidente Obama durante sus dos últimos años de mandato», dijo Rubio. El senador republicano cree que como consecuencia de este cambio de política hacia Cuba «Estados Unidos estará menos segura».

Cuba está desde 1982 en la lista de estados patrocinadores de terrorismo.

Menéndez también consideró equivocada la decisión del presidente de asistir a la Cumbre de las Américas, que se celebrará el próximo mes de abril en Panamá y en la que participará Cuba por primera vez.

Aunque los senadores y los congresistas se mostraron satifechos con la liberación del cooperante estaunidense Alan Gross, que llevaba cinco años encarcelado en Cuba, criticaron que Obama haya accedido a intercambiarlo por los tres últimos espías encarcelados en Estados Unidos del grupo de los llamados «Cinco cubanos».

Ros-Lehtinen consideró que este intercambio de prisioneros supone «una bofetada a las familias de Hermanos al Rescate y posa una amenaza a nuestra seguridad nacional».

«El presidente Obama ha liberado de forma unilateral a tres espías cubanos convictos, responsables por las muertes de tres ciudadanos americanos y un residente de los Estados Unidos: Carlos Costa, Armando Alejandre, Mario de la Peña y Pablo Morales, cuyos aviones fueron injustamente derribados sobre aguas internacionales bajo órdenes directas de los hermanos Castro», recordó la congresista republicana.

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias