viernes 21, enero 2022
spot_img

Maduro repudia sanciones de EEUU: «Obama dio paso en falso»

Caracas, 18 dic (dpa) – El presidente venezolano, Nicolás Maduro, repudió hoy las sanciones aprobadas por Estados Unidos contra funcionarios de su gobierno acusados de cometer presuntas violaciones de los derechos humanos y dijo que su par Barack Obama dio un «paso en falso» contra Venezuela al aprobar la medida.

Maduro respondió al anuncio estadounidense con una serie de mensajes en su cuenta de Twitter, en los que señaló que los «imperialistas del norte por cualquier vía seguirán fracasando».

«Nuestra América más nunca será colonia de nadie, así lo juramos, así será. Por eso, repudio las insolentes medidas tomadas por la élite imperial de los Estados Unidos contra Venezuela. La patria de (Simón) Bolívar se respeta», subrayó.

En la noche, Maduro participó en un acto con deportivas en la región costera de Vargas, pero en su discurso no mencionó el polémico tema.

Este jueves, un día después de que Estados Unidos y Cuba anunciaran que entablarán conversaciones para restablecer relaciones tras más de medio siglo de congelamiento, Obama firmó la ley de sanciones contra funcionarios venezolanos acusados de violar derechos humanos durante las protestas que estallaron en febrero contra el gobierno bolivariano.

Las medidas incluyen sanciones a varias decenas de funcionarios venezolanos. Entre otras, está contemplada la suspensión de visas y la congelación de activos y cuentas bancarias.

Se desconoce la lista oficial de quiénes serán sancionados, aunque se filtraron algunos nombres que incluyen a varios jefes militares y dirigentes políticos del oficialismo.

El gobierno venezolano cerró filas en defensa de los funcionarios sujetos a sanciones, mientras que la oposición recalcó que la medida no afecta al país sino a un grupo personalidades que deben defenderse por su propia cuenta.

Maduro señaló que en el caso de Cuba, Estados Unidos reconoce el fracaso de sus políticas de sanciones pero que, por el otro lado, inicia «una nueva escalada de agresiones» contra Venezuela.

«Son las contradicciones de un imperio que pretende imponer su dominación por cualquier vía, subestimando la fuerza y conciencia de la patria. Por un lado, reconoce el fracaso de las políticas de agresión y bloqueo contra nuestra hermana Cuba, quien con dignidad ha resistido y vencido, y por otro lado, inicia la escalada de una nueva etapa de agresiones a la patria de Bolívar en medio del rechazo total de nuestro pueblo», aseveró.

Obama firmó la ley diez días después de que el Senado aprobara las sanciones y luego de que la Cámara de Representantes diera su aval, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos.

La legislación establece sanciones contra funcionarios presuntamente culpables o instigadores de los actos de violencia y de abusos de los derechos humanos ocurridos durante las protestas antigubernamentales, que se efectuaron entre febrero y mayo, y que dejaron 43 muertos y cientos de heridos y detenidos.

El canciller Rafael Ramírez dijo que ante la nueva «agresión imperialista» contra Venezuela, «estamos obligados a movilizarnos y defendernos».

«Las sanciones del gobierno norteamericano es un acto de agresión contra la patria de Bolívar. Estamos obligados a movilizarnos y defendernos. El imperialismo amenaza a nuestra patria. Todo el pueblo unido en defensa de nuestra soberanía e independencia. Venceremos», escribió en su cuenta de Twitter.

Ramírez afirmó que Venezuela «cuenta con el apoyo de los pueblos del mundo, en rechazo a la agresión del imperialismo norteamericano».

Por su lado, el líder opositor Henrique Capriles exclamó que los problemas de los venezolanos son la inflación, la inseguridad, la escasez y la grave crisis económica, «no sanciones a enchufados», como llama a los funcionarios del gobierno.

«Chilla Nicolás que el ‘cacho’ (infidelidad) de Raúl (Castro) te ha dejado una vez más en ridículo. Te quedó demasiado grande esta patria de Bolívar», señaló al referirse a los pasos dados por Cuba y Estados Unidos para reconciliarse.

«Ahora Nicolás chilla en nombre de los enchufados. Esas medidas no son contra nuestro pueblo, ni contra Venezuela, es un problema de enchufados. Lo que les ocurra no es un problema del país, ni nos importa a los venezolanos. Que asuman su barranco ellos solitos», señaló.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias