miércoles 19, enero 2022
spot_img

¡Saprissa Bicampeón!

San José, 20 Dic (Elpaís.cr) – El Deportivo Saprissa empató a un gol de visita ante el Herediano y se alzó con el bicampeonato y  su título 31, que lo ratifica como el equipo más ganador del fútbol costarricense.

Un gran ambiente en la previa, la ilusión florense contra la alegría de los aficionados morados que se sentían campeones a pesar de que faltaban 90 minutos que prometían ser intensos. Mientras saltaban los equipos al terreno de juego, una lluvia de serpentinas inundó el campo de juego y retrasó el inicio del partido.

Con varios cambios en la alineación, los locales dirigidos por Jafet Soto, tuvieron nuevamente en la titularidad a Daniel Cambronero en lugar de Leo Moreira. Francisco Calvo pasó al centro de la defensa a ocupar el puesto del lesionado Cristian Montero y Alexander Larín se acomodó por la lateral izquierda. Además, Yosimar Arias y Verny Scott no jugaron y sus lugares los ocuparon José Sánchez y Esteban Ramírez.

Por parte de los morados, un par de variantes incluyó el técnico Jeaustin Campos en su once inicial: Rafael Morales y David Ramírez ingresaron por Juan Bustos y Ariel Rodríguez.

El encuentro comenzó con la obligación herediana de meter por lo menos dos goles para empatar la serie (4-2 ganaba Saprissa) y tenía que jugar contra la ansiedad, el nerviosismo de que conforme avanzara el tiempo y no consiguieran el objetivo, éste se convertiría en un enemigo difícil de vencer.

Los visitantes llegaron con una idea clara al estadio Eladio Rosabal Cordero: estar ordenados sin meterse atrás y apelar a una salida rápida de Heiner Mora, Deyver Vega o Daniel Colindres, siempre dejando en punta a Ramírez.

Los rojiamarillos preocuparon en los primeros minutos con centros desde el tiro de esquina pero sin complicar realmente a los tibaseños, que por el contrario, en un par de ocasiones encontraron los espacios que buscaban, sin embargo, no resolvieron de buena manera.

Tanto Larín como Sánchez obligaron a Carvajal a responder con dos puñetazos para sacar el peligro de su área, mientras Vega hacía de las suyas por el callejón derecho, encarando y desbordando a los defensores rivales.

A los 9′ Russell y Ramírez se juntaron en un contragolpe que, el volante, terminó con un disparo fácil de controlar para el arquero.

Los morados se mostraban concentrados, serenos y bien parados, sin dar espacios y dándole tratamiento a la pelota sobre todo con Russell participando mucho como distribuidor de juego.

Precisamente, al 20′ una buena combinación entre Russell y Mora derivó en una llegada por la izquierda del lateral con un centro que Ramírez cabeceó a manos de Cambronero.

Pasaba poco de Herediano en ofensiva, bien agrupados en defensa, los morados obligaban a los locales a enviar pelotazos largos en busca de sus ofensivos, y así lo hicieron al 21′ cuando Sánchez recibió en el área, dejó a Machado en el camino y Carvajal contestó con un manotazo para evitar el tanto rojiamarillo.

La casi equivocación de Cambronero rechazando un balón, logró mandarla al saque de banda, era un reflejo del nerviosismo herediano.

Los saprissistas se adueñaban de la pelota con Russell, Guzmán, Colindres, Vega, estrategia inteligente para mantener a los de casa alejados de su portería.

Al 28′ tras un rechazo en un córner, Russell sacó un zurdazo en el área que se fue por encima del travesaño. Era más el Saprissa ante un conjunto florense que no jugaba el partido como una verdadera final y le costaba llegar al arco contrario.

El volante José Sánchez intentaba con su velocidad despertar a sus compañeros y hacer algo distinto, no obstante, los morados estaban concentrados e impedían las internadas del veloz jugador herediano.

El golpe letal. Al 36′ los tibaseños consiguieron lo que buscaban, cuando un pase largo a Vega, que la bajó por derecha, encaró hacia el medio y dejó en el camino a Calvo y en la frontal del área sacó un zurdazo contra el palo izquierdo que Cambronero pudo desviar, mas no evitó que terminara en el fondo de su arco. Gran paso de los morados para el título.

Los lamentos, amargura y bronca llegaron a las gradas. Algunos aficionados comenzaron a arrojar objetos a la cancha. El partido se detuvo unos minutos mientras se calmaban los ánimos y Henry Bejarano dio la orden para el reinicio.

Sobre el final de la primera parte ‘Mambo’ intentó una chilena que se fue desviada del arco de Carvajal. El gran manejo de los saprissistas daba sus frutos. No llegar a encerrarse y salir proponer fue la apuesta de Campos, cuestión que les resultó para adelantarse en el marcador y aumentar a tres la ventaja en la serie.

En la segunda etapa, Jafet Soto hizo un par de cambios ante la necesidad de marcar tantos goles para por lo menos mandar el partido a los tiempos extra y por qué no a los penales.

Entraron Antonio Pedroza y Verny Scott en lugar de Gabriel Gómez y Esteban Ramírez para buscar más profundidad y alimentar a los delanteros que hasta ese momento tenían poca participación.

El Herediano se vino con todo por los costados y recién a los 53′ tuvo su primera opción para meterse de nuevo en el cotejo: un dudoso penal de Keilor Soto sobre Núñez, cuando ambos se estaban agarrando en el área. Bejarano le cobró la falta al zaguero.

El goleador del campeonato, de flojo rendimiento, tenía su oportunidad desde los once pasos, sin embargo, Carvajal le negó el gol volando sobre su palo derecho, con lo que confirmaba su importancia en estos partidos definitorios para los morados.

El desconcierto herediano luego de desperdiciar esa opción se hizo evidente con otra clara ocasión en un contragolpe que, Pedroza teniendo solo a Scott en el área le dio un mal pase, cuando entraba con claridad y sin marca por el medio.

No obstante, el empate florense llegaría a los 61′, cuando Saprissa vivía sus momentos más difíciles en defensa y Larín metió un buscapie al área, el ‘Mambo’ no pudo anotarlo, pero Pablo Salazar la pescó en el área chica y le metió suspenso a la serie.

Pocos instantes después, Ruiz se perdió una opción increíble, cuando en el área chica mandó por arriba un centro de Larín. Se lamentaban los rojiamarillos.

Al 70′ la tuvo Núñez tras recibir una habilitación de Ruiz, y ‘Mambo’ en el área remató de zurda desviado del arco de Carvajal. El asedio florense era importante, principalmente a través de centros dirigidos a sus punteros, ya estaba en el campo el panameño Brunnet Hay para el juego aéreo. Los morados despejaban con todo en su terreno cuidando la ventaja que los tenía cerca del título.

La frustración aparecía cuando faltaban solo 10 minutos para que el encuentro terminara y los argumentos heredianos se acabaron, Saprissa volvió a tocar la pelota lejos de su área para gastar el tiempo y por fin celebrar otro campeonato más.

La última la tendría Dave Myrie, con un derechazo que se fue lejos del palo derecho de Carvajal. Ya nada podría interponerse entre los tibaseños, el bicampeonato y el título 31.

Después de una primera fase muy irregular, de entrar a las semifinales producto del cuarto lugar, había muchas dudas de qué sería capaz de hacer el Saprissa, sin embargo, con gran trabajo y un buen nivel de sus jugadores demostraron su capacidad y se proclamaron campeones del balompié nacional.

Alineaciones: 

Herediano: 20-D. Cambronero; 18-D. Myrie, 21-Pablo Salazar, 80-F. Calvo, 15-A. Larín; 28-G. Gómez (V. Scott al 45′), 5-E. Granados, 11-J. Sánchez (B. Hay al 68′), 29-E. Ramírez (A. Pedroza al 45′); 23-V. Núñez y 7-Yendrick Ruiz. DT: Jafet Soto.

Saprissa: 1-D. Carvajal; 13-A. Machado, 5. A. Robinson, 19-Keilor Soto; 27-H. Mora, 15-D. Vega (J. Smith al 69′), 20-D. Guzmán, 25-M. Russell (J. Bustos al 74′); 26-D. Colindres y 7-D. Ramírez (G. Badilla al 90′). DT: Jeaustin Campos.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias