viernes 21, enero 2022
spot_img

Nicaragua: El Tule y Nueva Guinea alzados contra el Canal

Managua, 21 Dic (confidencial.com.ni) – El Tule cumplió cinco días en protesta y sigue en pie. Unos mil campesinos permanecen plantados reteniendo el tráfico cada media hora, a la altura del kilómetros 260 de la carretera a San Carlos.

Los hombres están armados de palos y dispuestos a dar la vida para defender sus propiedades. «No queremos guerra, pero no entregaremos nuestra tierra. Aquí estamos dispuestos a luchar hasta el final», grita un campesinos en plantón.

«A los de Nueva Guinea y de toda Nicaragua, que no se aflijan, pero que no nos dejen solos. Porque nos estamos agotando, y necesitamos la unión de todo el pueblo. No nos dejen solos hermanos nicaragüenses, es hora de salir. Apóyennos», clama el hombre a través de un video que fue subido a Youtube por el periodista Galo Suárez, del municipio de Nueva Guinea.

Otro de los manifestantes, que también fue captado por la cámara del corresponsal, explica con tono de indignación que «eso es lo que le pedimos al gobierno que deje nuestras tierras, que deje en paz al campesino, porque de aquí sale la producción. Y que nos deje trabajar, que nosotros los campesinos somos muy trabajadores, somos nicaragüenses y tenemos sangre de guerreros, también», sentenció el hombre de piel quemada por el sol.

Este tranque inició el miércoles de la semana pasada, un día después que el Ejército de Nicaragua desplegó a unos 50 efectivos militares, que se asentaron en la escuela El Palmichal, situada en la comunidad El Dorado III, del municipio de San Miguelito, en el departamento de Río San Juan.

La presencia de los soldados fue recibida como una acción intimidatoria, por parte de los campesinos, quienes se mantienen en resistencia ante los planes expropiatorios del gobierno y la empresa china HKND, concesionaria de la construcción del canal interoceánico por Nicaragua.

El campesino Luis Beltrán, finquero de El Tule explicó que «hasta ahora no hemos tenido enfrentamiento con la policía, pero sí nos amenazan que si no nos vamos de aquí (del tranque) pues nos van a echar a los antimotines y el ejército. Dice el comisionado (jefe policial en San Miguelito), que tiene orden que nos echen y nos desalojen a como dé lugar y nosotros les hemos dicho que ellos como autoridad deberían de cuidarnos a nosotros y no a los chinos, que nosotros no estamos agrediendo a nadie y ya les dijimos que nosotros no nos vamos de aquí mientras el gobierno no nos dé respuesta».

«Nosotros no queremos ver a los chinos en nuestras tierras, que ellos se meten a andar ahí midiendo, resguardados por el Ejército y la Policía», denunció el campesino, quien además rechazó cualquier negociación con el gobierno para entregar sus fincas. «Negociar no queremos negociar nada, porque las tierras, nosotros no las tenemos de venta», rechazó.

Por su parte, el productor Freddy Orozco, un hombre de hablar pausado pero con tono enérgico declaró vía telefónica a Confidencial que al mediodía del domingo permanecían unos mil campesinos en el sitio de protesta y que por la noche se suman más pobladores, que salen de unas doce comunidades.

Orozco advirtió que no pretenden abandonar la lucha y que pasarán la navidad protestando. «Vamos a instalar champas para descansar, porque hay gente que se nos está agotando. Pero de aquí no nos vamos. Nos nos importa el tiempo que tengamos que permanecer. Aquí nos quedamos hasta que obliguemos al gobierno a derogar esa ley (840) o que alcancemos un compromiso escrito que esa ruta no pasa por aquí», dijo.

«Lo hemos dicho, primero muertos, primero dejamos el último pedazo de pellejo (piel) aquí, pero no nos vamos a dejar robar nuestras tierras», insistió el ganadero de 44 años, quien habita en la comunidad Quebrada Seca, en San Miguelito.

En tono enérgico el dirigente campesino agregó que «nos vamos a comenzar a acostumbrar. No tenemos fecha, si nos toca quedarnos todo el verano aquí nos vamos a quedar.  A la familia ya le dijimos que tiene que acostumbrarse», concluyó.

Nueva Guinea también levantada

Por su parte, Orlando Campos, dirigente campesino de Nueva Guinea declaró vía telefónica que aquel municipio situado a 292 kilómetros de Managua también está en protesta. «Tenemos un tranque en Nueva Guinea, se comenzó el jueves es un tranque escalonado por 15 o 20 minutos para hacer consciencia a la población y hacerle ver al gobierno que rechazamos su proyecto del tal canal», dijo Campos.

Explicó que el plantón se sitúa en la entrada principal del municipio, propiamente en la esquina de la Universidad URACCAN. «En este momento estamos unas 400 personas y ayer por la noche estuvimos más de 700».

Comentó que entre los inconformes se sumaron campesinos de las comunidades de los distritos Puerto Príncipe, Polo de Desarrollo, La Unión y La Fonseca, que están temerosos de ser desplazados por el plan canalero del gobierno, aunque aseguró que «aunque hay incertidumbre y tenemos cierto temor, pero también estamos decididos a defender nuestro patrimonio».

Los campesinos declararon que estos días resultan difíciles para sus familias, porque son gente acostumbrada al trabajo y mientras tienen que destinar sus fuerzas para defender su tierra, no están sacando el ganado que deberían vender a los mataderos, y eso sin duda impactará en la actividad económica de sus comunidades y del país.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias