domingo 23, enero 2022
spot_img

Dejan libre a condenado por muerte de 364 personas en incendio en Paraguay

Asunción, 23 dic (EFE).- Un juez paraguayo dejó hoy en libertad condicional a Juan Pío Paiva, el principal condenado por el incendio del supermercado Ycuá Bolaños, en Asunción, que causó 364 muertos y más de 200 heridos el 1 de agosto de 2004, informaron fuentes judiciales.

El magistrado del caso dispuso la salida de Paiva de la prisión de Tacumbú tras cumplir 8 de los 12 años a los que fue condenado, con base en «buena conducta, colaboración con la penitenciaría y haber pasado una evaluación psicológica», según el abogado de las familias de las víctimas, Alejandro Nissen.

Paiva fue condenado por homicidio doloso, omisión de auxilio y exposición de personas al peligro, al demostrarse que el cierre de puertas que impidió la salida de la gente durante el incendio del supermercado fue ordenado por él para evitar robos cuando se declaró el fuego.

Tras un largo y controvertido proceso judicial, Paiva y su hijo, Víctor Daniel Paiva, fueron condenados en 2009 a 12 y 10 años de prisión, respectivamente, mientras que un guardia del supermercado fue condenado a 5 años por homicidio doloso.

Paiva hijo y el guardia ya estaban en libertad.

Según Nissen, el liberado deberá realizar tratamiento psicoterapéutico en el Instituto de Salud Mental por el plazo de seis meses, debiendo comunicar al juzgado el avance del mismo en forma bimestral.

También deberá abonar 5 millones de guaraníes (unos 1.000 dólares) de forma mensual al hogar de ancianos «El Oasis». Además, deberá publicar un pedido de perdón en un periódico de gran circulación.

Tampoco podrá cambiar de domicilio y tiene prohibido salir del país sin autorización y deberá comparecer ante el juzgado del 1 al 5 de cada mes.

Christian Olmedo, representante de la Asociación de Víctimas del Ycuá Bolaños, expresó a Efe su decepción porque Paiva esté en libertad sin haber pagado las indemnizaciones correspondientes a las víctimas.

«Salió libre uno de los principales asesinos de este país y el resto de responsables como exintendentes, el constructor o los accionistas siguen impunes», manifestó.

Según Olmedo, «lo que ocurrió en Ycuá no fue un accidente fue un crimen a pesar de la ínfima condena».

«Quedan seis personas desaparecidas sin ser reconocidas como víctimas y un montón de familias que van a pasar la Navidad con esta noticia que nos da el juez», agregó.

Más de cien familias se querellaron contra los propietarios del local pero, hasta el momento, no recibieron ninguna indemnización o incluso perdieron los procesos judiciales y deben afrontar los costes de los mismos.

En agosto de 2010, el Senado aprobó la expropiación del recinto donde se produjo el suceso para destinar los fondos a indemnizaciones y levantar un centro cultural y memorial en el lugar donde hoy hay algunos altares con fotos de las víctimas y flores.

El centro comercial, que se encontraba lleno de clientes que almorzaban y hacían compras ese domingo de hace diez años, fue totalmente destruido por el fuego que se originó en la chimenea de la parrilla del restaurante por falta de mantenimiento, según la pericia realizada.

De muchas de las víctimas no se han encontrado restos.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias