jueves 27, enero 2022
spot_img

Paraguay se une a centenario de «Platero y yo» con versión española-guaraní

Asunción, 23 dic (EFE).- Paraguay se une a las celebraciones del centenario de «Platero y yo» con la presentación hoy, día en el que Juan Ramón Jiménez cumpliría 133 años, de una versión bilingüe de la obra, en español y guaraní, una traducción realizada en 1986 por el lingüista paraguayo Lino Trinidad Sanabria.

La edición ofrece las dos versiones en un mismo tomo, pero con carátulas diferentes en cada uno de sus dorsos, explicó a Efe Sanabria, que presentará el libro en la Universidad Católica de Asunción.

La iniciativa permitirá a los lectores de Paraguay, país mayoritariamente bilingüe, saborear el texto de Jiménez en ambos idiomas, a la que vez que descubrir la maestría de Sanabria en «Platero ha che», considerada como una de las traducciones más logradas en ese idioma desde un texto literario en español.

Sanabria reconoce que lo más fácil fue decidirse por «Platero y yo» cuando a finales de la década de los años 70, estando becado en una universidad de Tel Aviv (Israel), donde además daba conferencias sobre su idioma materno, le ofrecieron traducir algún texto al guaraní.

«Me pidieron que fuera un texto conocido universalmente, y elegí ‘Platero y yo’ porque era mi libro de cabecera desde que lo descubrí siendo adolescente. Es un libro que leía y releía», dijo.

Algo más dificultoso fue el trabajo de traducción, principalmente por la situación de Sanabria, que se tuvo que exiliar a Argentina ante las amenazas de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

«Estuve 15 años exiliado. Acabé de traducir Platero en 1985 en Argentina y en 1986 pude volver a Paraguay, donde lo publiqué, cuando todavía el guaraní no estaba declarado como lengua oficial», explicó Sanabria, profesor de Lengua y Literatura guaraní en la estatal Universidad Nacional de Asunción.

Sanabria admite que no le fue fácil solventar las diferencias entre los dos idiomas y buscar equivalentes lingüísticos respetando la lírica de Jiménez.

«La sintaxis castellana es muy diferente de la sintaxis guaraní, y la realidad es que me costó superar eso, pero creo que salí airoso, es lo que dicen los expertos», aseguró el profesor.

El resultado, «Platero ha che», sigue llenando de orgullo a su traductor, especialmente ahora que complementa a la obra original.

«Es una traducción que está en bibliotecas de todo el mundo, también en la de la Universidad de Río Piedras, en Puerto Rico, donde Juan Ramón Jiménez dio clases de literatura», dijo.

Otro motivo de satisfacción para Sanabria fue la experiencia vivida en 2008 en la ciudad de Barcelona, España, durante el V Foro de Lenguas Amerindias.

«Varios niños y niñas catalanes leyeron capítulos de la traducción en guaraní. Fue todo un homenaje», señaló.

EL reconocimiento se repetirá hoy en la Universidad Católica con la presentación de «Platero y yo/Platero ha che», que, según Sanabria, será un recuerdo de la inmortal obra de Juan Ramón y también una contribución a la consolidación del guaraní dentro del mapa lingüístico mundial.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias