jueves 26, mayo 2022
spot_img

Raúl Castro, el líder cubano que acabó la «Guerra Fría» con EEUU

La Habana, 28 dic (dpa) – Cuba sigue sumida en una dura crisis económica, pero Raúl Castro podrá recordar 2014 como un año en el que hizo historia como presidente de la isla socialista.

Castro anunció a mediados de diciembre un histórico acuerdo con Estados Unidos, un logro diplomático sin precedentes entre ambos países en más de medio siglo. El acercamiento, fraguado en silencio durante meses y con participación decisiva del Vaticano, podría enterrar pronto definitivamente la «Guerra Fría» con Washington, el enemigo ideológico de La Habana desde hace más de medio siglo.

«Hemos acordado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas», anunció Castro, de 83 años, el 17 de diciembre. El acuerdo, sellado con una inédita conversación telefónica entre ambos jefes de Estado un día antes, fue dado a conocer a la misma hora también por su homólogo Barack Obama en Washington.

La nueva era en las relaciones bilaterales es un golpe de timón para Obama, acuciado en Estados Unidos por la oposición de los republicanos en la recta final de su presidencia. Para el presidente cubano es además una victoria política, ya que el hermano menor de Fidel Castro no tuvo que hacer grandes concesiones al viejo rival.

«No debe pretenderse que para mejorar las relaciones con los Estados Unidos, Cuba renuncie a las ideas por las que ha luchado durante más de un siglo», advirtió Raúl Castro el 20 de diciembre ante el Parlamento cubano.

«De la misma forma que nunca nos hemos propuesto que los Estados Unidos cambien su sistema político, exigiremos respeto al nuestro», agregó de cara a las negociaciones para normalizar las relaciones entre ambos países, que deben empezar a finales de enero.

El enfrentamiento con Washington está estrechamente vinculado a la figura de Fidel Castro. El ex presidente, que rigió los destinos de la isla desde 1959 hasta que una enfermedad lo forzó a delegar el poder en su hermano en 2006, encarna como muy pocos en América Latina la resistencia contra Estados Unidos. Varias de sus consignas políticas («Patria o muerte») han dado la vuelta al mundo entero.

Raúl podría ganarse ahora un lugar en la historia como aquel que consiguió la reconciliación con el poderoso vecino del norte. Y emanciparse así quizá definitivamente de la sombra de su hermano, quizá el líder latinoamericano más carismático del siglo XX.

Al menor de los dos hermanos Castro lo precedía al llegar al poder la fama de hombre pragmático, pese a su imagen de comunista ferviente en su juventud, en los años 50, durante la lucha contra Fulgencio Batista.

Desde que asumió formalmente la presidencia en 2008, el ex ministro de las Fuerzas Armadas (1959-2008) ha impulsado una serie de reformas de mercado para intentar reflotar la economía de la isla, sumida en una crisis crónica desde comienzos de los 90.

«Se acabó el tiempo de seguir bordeando el precipicio», dijo Raúl Castro en diciembre de 2010 en una de sus más recordadas intervenciones ante la Asamblea Nacional cubana.

Descartadas las reformas al monopolio del poder del Partido Comunista y sin conseguir que la economía despegue, al menor de los Castro le queda la opción de recomponer las relaciones con Washington para intentar definir su legado.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias