jueves 27, enero 2022
spot_img

William Forsythe cumple 65 años: El revolucionario de la danza Por Sandra Trauner

Fráncfort/Dresden (Alemania), 28 dic (dpa) – William Forsythe revolucionó el mundo de la danza regenerando el lenguaje clásico, reconstruyéndolo y deconstruyéndolo desde dentro y convirtiéndose en punto de referencia para las nuevas generaciones. El 30 de diciembre, este artista nacido en Nueva York cumple 65 años.

Aún cuando por razones de salud se ha visto obligado a dejar su puesto al frente de su compañía que en 2015 tendrá un nuevo director, William Forsythe sigue estando siempre presente tanto como bailarín, coreógrafo o como fundador.

Sus obras pueden verse frecuentemente, sobre todo en las ciudades alemanas de Fráncfort y Dresden y su influencia en toda una generación de bailarines es indiscutible.

Su fama llevó al Museo de Arte Moderno de Fráncfort (MMK) a organizar una exposición en su honor. A partir del 17 de octubre de 2015 se podrán ver en la sala principal del museo «objetos de sus performance, instalaciones de vídeo y danzas», informó el museo este mes.

Forsythe es «uno de los tres o cuatro coreógrafos más importantes que impulsaron el ballet clásico a principios del siglo XXI», escribió el diario alemán «Frankfurter Allgemeine Zeitung» ya en 2002.

«Desde el principio puso a prueba la resistencia de los materiales clásicos, y antes o después los desmenuzó de tal manera que apenas se podía reconocer aún el origen clásico», describieron los responsables del museo sobre su modo de trabajar.

Sus intentos de aunar la danza con la tecnología informática, la investigación del cerebro o el arte mediático «son heroicos, pero no hacen su arte más sencillo», escribió un crítico.

La danza no cuenta ninguna historia con él, sino que hace pensar bailando sobre el baile. Incluso se permitió animar a los espectadores a bailar con ellos. Los dejaba divertirse en un castillo inflable o el visitante debía abrirse camino a través de un péndulo oscilante colocado en el techo.

William Forsythe creció en Nueva York hasta que en la década de los 70 llegó a Stuttgart, en el oeste de Alemania. En 1984 se convirtió en director y después en intendente del Ballet de Fráncfort. En los siguientes veinte años desarrolló allí sus obras más importantes: «Impressing the Czar», «Limb’s Theorem», «Eidos:Telos» y «Decreation».

Forsythe fue galardonado con numerosos premios internacionales a lo largo de su carrera, como el León de Oro de la Bienal de Venecia por su trayectoria en las artes y el Ballet de Fráncfort fue elegido en varias ocasiones como el «Ballet del año» en la encuesta anual que se realiza entre los críticos.

Sin embargo, en 2002 la ciudad decidió recortar fuertemente las subvenciones al ballet y el coreógrafo decidió no renovar su contrato. En 2004 el Ballet de Fráncfort fue disuelto pasando a formar parte de los teatros de la ciudad.

Como consecuencia, el estadounidense decidió fundar su propia compañía, «The Forsythe Company», financiada por las ciudades de Fráncfort y Dresden y por los estados federados de Hessen y Sajonia. Con un nuevo contrato de cuatro años el futuro de la compañía está asegurado hasta 2018.

En los últimos años, Forsythe se ha dedicado a la cuestión de cómo proteger la danza. En base a ello desarrolló nuevos métodos de enseñanza y trabajó en una plataforma de partituras de danza digitales llamada «Motion Bank».

En 2014 decidió retirarse como director de la compañía aunque permanecerá en ella como asesor artístico. «Está mejor de salud», informó una portavoz del grupo, pero «no volverá a dirigir» ningún proyecto de envergadura.

Ya se conoce a su sucesor. El nuevo director artístico de la «Forsythe Company» será a partir de septiembre de 2015 Jacopo Godani.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias