jueves 8, diciembre 2022
spot_img

¿Una eurozona sin Grecia? Siete claves sobre el riesgo de la «Grexit»

Fráncfort, 5 ene (dpa) – El año comenzó agitado para la eurozona y Grecia vuelve a estar en el ojo del huracán. ¿Qué generó la nueva tensión? ¿Puede abandonar Grecia el euro y volver al dracma? ¿Y qué consecuencias tendría para la eurozona? La agencia dpa responde a continuación siete preguntas clave sobre lo ocurrido.

¿Qué ocurrió?

Los sondeos para las elecciones parlamentarias del 25 de enero en Grecia prevén una posible victoria del partido de izquierda Syriza, cuyo jefe, Alexis Tsipras, hace campaña asegurando que los griegos no pueden afrontar más recortes y rechaza los compromisos contraídos por Atenas con la «troika» formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Tsipras promete terminar con las políticas de austeridad si gana las elecciones y negociar una quita de deuda.

¿Qué reacción hubo en Alemania?

En Alemania, mayor economía europea y principal contribuyente a los fondos de rescate, el semanario «Der Spiegel» aseguró el fin de semana que Berlín ya no descarta una salida de Grecia del euro. El gobierno de Angela Merkel se limitó a decir hoy que su política sigue siendo la misma y que espera que el nuevo gobierno griego «cumpla con los acuerdos alcanzados con la Unión Europea más allá de quién lo forme», en palabras del vicecanciller Sigmar Gabriel.

¿Qué podría ocurrir?

Si Grecia no cumple sus compromisos con la «troika», el BCE podría dejar de aceptar bonos públicos griegos como garantía para entregarle fondos, lo que dejaría a los bancos helenos sin euros. El paso implicaría el final de Grecia como miembro de la zona euro y el país tendría que volver a introducir una moneda propia que sería más débil que el euro, lo que dificultaría el pago de deudas.

¿Puede Europa expulsar a Grecia de la eurozona?

No. Los tratados europeos no prevén una medida de ese tipo. Por eso se especula con una «Grexit» (juego de palabras entre «Grecia» y «exit»: «salida» en inglés), es decir, que el país declare por su cuenta el abandono del euro. Sería un caso inédito que tampoco está reglamentado en el eurosistema. «Implicaría importantes riesgos, sobre todo para Grecia, pero también para el resto de la eurozona», advierten economistas como Clemens Fuest, jefe del prestigioso instituto económico alemán ZEW.

¿Qué provocaría al resto de miembros del euro una salida de Grecia?

Las deudas de Grecia con sus socios europeos, el FMI y el BCE se elevan a unos 257.000 millones de euros (306.000 millones de dólares), según cálculos del banco Commerzbank. Atenas no podría devolverlos si vuelve al dracma y los países que aportaron fondos a los rescates europeos los perderían, un golpe a la credibilidad de políticos como Merkel, que prometieron una y otra vez a la ciudadanía que la contribución alemana sería devuelta, y un posible aliento a los partidos euroescépticos.

¿La situación puede reactivar la crisis de deuda en Europa?

Los expertos lo ven improbable. Los bancos extranjeros fueron disminuyendo sus compromisos en Grecia, desde 2012 se crearon nuevos mecanismos para evitar contagios como el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) -dotado con hasta 500.000 millones de euros- y el BCE relajó su política monetaria y prometió una y otra vez hacer todo lo necesario para salvar el euro. Además los mercados financieros recuperaron la confianza y países como España, Irlanda o Portugal llevaron adelante reformas que sanearon sus presupuestos. De hecho, el debate se planteó porque el propio «Der Spiegel» aseguró que Berlín ve «manejable» la salida de Grecia del euro.

¿Qué posibilidades hay de una «Grexit»?

Aunque es difícil de predecir, la mayoría de economistas ve esa opción aún improbable y cree que, o bien Syriza pierde las elecciones y el gobierno actual encabezado por los conservadores deNueva Democracia sigue el curso de las reformas, o bien Syriza gana el gobierno pero matiza sus promesas electorales. «Promete gastar un dinero que no tiene y que nadie le prestaría», explicó Holger Schmieding, economista jefe del banco Berenberg, según el cual la posibilidad de una «Grexit» ronda el 30 por ciento.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias