domingo 4, diciembre 2022
spot_img

ONG americanas critican actos dilatorios en juicio a Ríos Montt por genocidio

Guatemala, 9 ene (EFE).- Cinco organizaciones de justicia y de derechos humanos de América manifestaron hoy su «preocupación» por las «medidas dilatorias» que llevaron a la suspensión el lunes pasado del nuevo juicio contra el exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, acusado de genocidio.

Las organizaciones Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) y la Fundación para el Debido Proceso (DPLF) rechazaron en un comunicado de prensa «las repetidas dilataciones y otros intentos de interferir con la administración de justicia en este proceso» por parte de la defensa del exmilitar.

La nota de prensa, firmada también por Guatemalan Human Rights Commission (GHRC) y la Plataforma Internacional contra la Impunidad, considera «repudiable» e «inconsistente con la ley» la recusación de una jueza «en base a una tesis» académica.

El exdictador y el exjefe de inteligencia militar José Rodríguez son acusados por la fiscalía del asesinato de 1.771 indígenas ixiles del departamento noroccidental de Quiché durante el régimen que presidió Ríos Montt (1982-1983).

La audiencia contra los acusados fue aplazada el pasado lunes después de que el Tribunal B de Mayor Riesgo de Guatemala aceptara la petición de la defensa del exmilitar, de 88 años, de recusar a la jueza que preside el proceso.

Los abogados del exgolpista solicitaron la recusación de la jueza que preside el Tribunal, Irma Jeannette Valdés Rodas, argumentando que la magistrada realizó una tesis académica relacionada con el tema del genocidio hace una década, por lo que cuestionaron su imparcialidad.

La elección de los nuevos jueces, así como la nueva fecha de inicio del juicio, estará a cargo de una cámara penal del Organismo Judicial guatemalteco.

Valdés Rodas obtuvo su maestría en Derecho Penal en la estatal Universidad de San Carlos de Guatemala en 2004 con la tesis «Criterios para una mejor aplicación del delito de genocidio».

«La recusación solo puede interpretarse como una nueva medida dilatoria por parte de la defensa para entorpecer el proceso y asegurar que no se dé inicio a un nuevo debate», afirmó la asesora principal de WOLA, Jo-Marie Burt, quien estuvo presente en la audiencia del lunes.

Las organizaciones sociales también catalogaron como «preocupante» que «aún se mantenga la posibilidad de la aplicación de una amnistía que inhibiría la realización del proceso, lo cual supondría una clara violación del derecho internacional».

La amnistía fue denegada por un tribunal guatemalteco, pero aún no ha sido confirmada por la Corte de Constitucionalidad (CC), máxima judicatura del país centroamericano.

En el primer juicio celebrado en 2013, Ríos Montt fue condenado a 80 años de prisión y Rodríguez fue absuelto, pero, debido a errores en el proceso, la CC anuló el fallo y ordenó un nuevo proceso oral y público.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias