domingo 2, octubre 2022
spot_img

Alajuelense se deja una cuadrangular en la que triunfó la solidaridad

San José, 12 Ene (Elpaís.cr) – A pesar de que ayudar a los niños padecientes de cáncer era lo más importante, y el fútbol lo de menos, en la decimoquinta edición de la cuadrangular 90 minutos por la vida, la Liga Deportiva Alajuelense se proclamó campeón en un estadio Nacional que fue testigo del verdadero triunfo de la solidaridad.

Esta actividad, que es tradicional en cada enero, siempre marca una especie de ‘puntapié inicial’ para el Torneo de fútbol nacional que se avecina (en este caso el Verano 2015).

El equipo manudo fue el que mejor se mostró en sus ‘mini partidos’ de 30 minutos. Salió victorioso en los dos y anotó cuatro goles (dos en cada uno), para sumar seis puntos, un par más que el Herediano y coronarse en este certamen amistoso que al final no resulta como tal.

Precisamente, el encuentro que abrió el evento lo disputaron los rojinegros y el Club Sport Cartaginés. Juego que sirvió para que los brumosos estrenaran a su técnico, el mexicano Enrique Meza Jr. y a sus incorporaciones Fabrizzio Ronchetti, Carlos Hernández y Darío Delgado.

Por su parte, los erizos con una mezcla de juventud y experiencia, vieron en acción por primera vez al brasileño Yvanildon Almeida.

El partido se resolvió con los tantos de Jonathan McDonald y Álvaro Sánchez a los 8′ y 11′ del primer tiempo, ventaja que sería suficiente para llevarse los tres puntos.

‘Clásico del buen fútbol’. A segunda hora los finalistas del Invierno 2014, enfrentados en estos últimos días por el fichaje del jugador Francisco Calvo, volvían a cruzarse después de que los morados se alzaran con el título nacional hace menos de un mes.

En un duelo reñido y de pocas llegadas se impuso el empate a cero goles durante los 30 minutos.

Lo más destacado fue el estreno del defensor Andrés Imperiale en el cuadro tibaseño, y la lesión que sacó a David Guzmán en camilla por un golpe en su rodilla izquierda, aunque todavía no se sabe si es grave o no de cara al comienzo del campeonato nacional el próximo domingo 18 de enero.

Por el lado florense, la vuelta del talentoso Elías Aguilar tras su lesión que lo marginó del torneo pasado y los debuts de José Luis Cordero y Edder Nelson, justamente dos exsaprissistas, además del técnico Mauricio Wright.

Los ‘shoot-outs’ definieron este parido con un resultado final de 3-2, en el que fueron más los cobros errados que los que se anotaron. Aguilar, Yendrick Ruiz y Pablo Salazar concretaron para los heredianos, mientras que Deyver Vega y Ariel Rodríguez para Saprissa.

Ambos conjuntos se llevaron un punto pero los rojiamarillos ganaron uno extra por vencer en las ejecuciones desde los 40 metros.

El ‘Clásico provincial’. Cartaginés y Herediano saltaron a escena para el tercer choque de la cuadrangular, partido que finalizó 0-0 y se definiría en los ‘shoot-outs’, que divierten a los asistentes porque algunos de los cobros dejan en evidencia el déficit de cara a gol de muchos ejecutantes.

Los heredianos José Sánchez, Kevin Alemán y Brunnet Hay le dieron el triunfo a su equipo. Por los blanquiazules anotaron Michael Barquero y Carlos Johnson. Con esto, el ‘Team’ llegaba a cuatro puntos y se ponía como líder de la cuadrangular.

El Clásico nacional. Una vez pasaron las seis de la tarde, llegó el momento más esperado: el choque entre los más grandes del fútbol tico, Saprissa y Alajuelense, que dejaría como triunfadores a los rojinegros por 2-0.

En el bicampeón nacional debutaban Jonathan Moya y Néstor Monge. Imperiale seguía sobre el terreno de juego y el resto eran caras más que conocidas, Briceño, Machado, Córdoba, Smith, Mora, Colindres, Bustos y Vega.

Por otra parte, los dirigidos por Oscar Ramírez tuvieron como novedad a un joven proveniente de Alajuela Junior: Harry Rojas, jugador de perfil similar a Allen Guevara, según lo poco que se vio en este ‘mini clásico’.

Los habituales Pemberton, Acosta, Gutiérrez, Sancho, Soto, Gabas, Rodríguez, Matarrita Venegas y Ortiz, completaban el once manudo.

Al 11′ en una jugada casi de córner, Venegas ganó de cabeza en área morada y batió a un estático Briceño, que no tenía nada por hacer en el 1-0 de los erizos.

Al 24′ Ortiz se aprovechó de una jugada confusa de los morados, que pedían un fuera de juego de McDonald, éste sabiendo que lo estaba evitó participar, y pese a que el asistente levantó su bandera, el central hizo caso omiso al señalamiento porque el juvenil sí partía habilitado y terminó liquidando a Briceño para el 2-0.

Llegó el pitazo final, los alajuelenses se alzaron con un título que tiene más un valor simbólico que futbolístico, por la gran ayuda dirigida a los niños de la Asociación Lucha Contra el Cáncer Infantil (ALCCI), que con esta muestra de solidaridad de los costarricenses y de sus ídolos en cancha, estarán más que felices por el beneficio que les llegará para combatir la enfermedad que los aqueja.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias