viernes 9, diciembre 2022
spot_img

China asegura que el proceso de reformas «entra en su fase más profunda»

Pekín, 16 ene (EFE).- El Gobierno chino aseguró hoy que el proceso de reformas «entra en su fase más profunda» y destacó que lo importante ante esta tesitura es mantener la estabilidad del desarrollo económico, del empleo y del precio de los productos.

Así lo dijo hoy Zhong Shan, viceministro de Comercio chino, durante una rueda de prensa en Pekín para repasar la evolución del comercio en la segunda economía mundial el año pasado.

«Las políticas tienen que adaptarse a los cambios, a la demanda social», enfatizó Zhong, y añadió que, para mejorar la capacidad de consumo de la población, uno de los principales objetivos y retos del Gobierno para aliviar la dependencia del exterior, «hay que aumentar el empleo».

«Por otro lado, hay que mejorar el sistema de los seguros sociales, de forma que la gente se atreva a consumir», dijo.

El empleo es un tema complicado en China, que no publica cifras oficiales de desempleo pero que ya admitió en alguna ocasión el pasado año que urgía crear trabajo.

«Por otro lado, hay que mejorar el ambiente de consumo y encontrar los puntos calientes», añadió Zhong, destacando las ventas logradas el pasado Día del Soltero, el 11 de noviembre, por un valor de 57.000 millones de yuanes (9.100 millones de dólares), muy por encima de los 35.000 millones de yuanes (5.600 millones de dólares) alcanzados en 2012.

Subrayó también que «hay que promover el consumo de información, el de nuevas energías y estabilizar el consumo de la vivienda, así como promover el turismo, el consumo de educación, cultura y deporte».

El viceministro enfatizó también que el Gobierno apoya a las empresas chinas a que salgan a invertir al exterior, e insistió en que las reformas estructurales, que abarcan desde la liberalización de los grandes sectores empresariales a la flexibilización de la política monetaria, «han entrado en la parte más difícil».

«Aún hay muchos retos», aseveró.

Tras décadas de expansión a doble dígito, la segunda economía del mundo ha empezado una nueva fase, en la que el crecimiento será inferior al de los últimos años, aunque el Gobierno confía en que también sea robusto y los expertos lo colocan en alrededor de un 7,1 por ciento para 2015.

Los últimos datos macroeconómicos de noviembre indicaron que la inflación se situó en su nivel más bajo en cinco años, un 1,4 %, y la producción industrial vio su segundo menor incremento desde 2009, un 7,2 %.

En ese mes, el comercio exterior alcanzó un superávit récord de 54.470 millones de dólares, aunque debido a una caída de las importaciones del 6,7 %, signo de una floja demanda interna.

También el producto interior bruto (PIB) chino registró en el tercer trimestre de 2014 su dato trimestral más bajo desde 2009 al crecer un 7,3 %, por debajo del objetivo del Gobierno del 7,5 %.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias