sábado 29, enero 2022
spot_img

El papa ante los supervivientes del tifón Yolanda: «No tengo palabras»

Manila, 17 ene (EFE).- El papa Francisco improvisó hoy en español durante la misa en Tacloban, en la isla de Leyte, en Filipinas, ante los supervivientes del tifón Yolanda que en 2013 devastó la localidad y les dijo: «Yo no tengo palabras, el Señor sí».

Francisco había preparado una homilía, pero decidió no pronunciarla para hablar en español y sentirse más cerca de la gente de Tacloban, que debido al tifón, que causó más de 8.000 muertos, perdió todo lo que tenía.

«Tantos de ustedes han perdido todo. No sé que decirles. No tengo palabras. Él (Señor) sí sabe que decirles. Tantos de ustedes han perdido la familia y yo sólo puedo guardar silencio. Sólo se les puede acompañar en silencio», dijo emocionado.

En la explanada del aeropuerto de Tacloban, que durante el tifón de noviembre de 2013 quedó bajo más de siete metros de agua, cientos de miles de personas acudieron a la misa, a pesar de la incesante lluvia y del fuerte viento.

La organización distribuyó entre los fieles impermeables amarillos y también el papa recibió uno en el aeropuerto y lo llevó puesto incluso durante la ceremonia.

«Yo no tengo más palabras que decirles. Miremos a Cristo. Es el Señor, y él nos comprende porque pasó por todas las pruebas que pasaron ustedes», les dijo.

El papa explicó que cuando vio la tragedia que estaba sucediendo en Filipinas decidió que tenía que venir.

«Me diréis que un poco tarde, pero vine para deciros que Jesús es el señor y que no nos defrauda», añadió.

Francisco continuó con su homilía totalmente improvisada y dijo: «Padre, me podréis decir, a mi me defraudó (Dios) porque perdí mi casa, mi familia, estoy enfermo. Es verdad lo que me decís, y yo respeto tus sentimiento, pero lo miró ahí, clavado, y sé que desde ahí no nos defrauda».

«El pasó por todas las calamidades que nosotros tenemos (…) Tenemos un Señor que es capaz de llorar con nosotros, que es capaz de acompañarnos en los momentos más difíciles de la vida», explicó,

Francisco después, señalando una imagen de la Virgen con el niño Jesús agarrado a su cintura, pidió a los fieles que «en los momentos de dolor, y de pena, nos agarremos a la mamá, a su pollera (falda)».

«Cuando un niño tiene miedo, mamá es la única palabra que puede expresar lo que sentimos en los momentos oscuros», añadió.

Francisco concluyó pidiendo perdón, porque no sabía que más decir ante los supervivientes.

«Perdónenme si no tengo otras palabras, pero tengan la seguridad de que Jesús no defrauda. Tengan la seguridad que el amor y la ternura de nuestra madre no defrauda», les dijo.

El papa continuará su jornada en la isla de Leyte con una visita a un centro que ha ayudado a las familias damnificadas y un almuerzo con los supervivientes.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias