miércoles 7, diciembre 2022
spot_img

Los hutíes se hacen cargo de la protección de la casa del presidente yemení

Un grupo de milicianos hutíes uniformados vigila el tráfico ante el palacio presidencial en Saná (Yemen), hoy, miércoles 21 de enero de 2015. Combatientes del movimiento rebelde chií de los hutíes se han hecho cargo de la protección de la casa del mandatario del Yemen, Abdo Rabu Mansur Hadi, después de que ayer tomasen el control del palacio presidencial en Saná.

Según pudo constatar Efe, varios combatientes hutíes tomaron posiciones fuera de la residencia de Hadi junto a integrantes de la guardia presidencial y vehículos blindados del personal del jefe del Estado.

«Nosotros y ellos (los hutíes) protegemos al presidente», dijo a Efe uno de los elementos de la guardia presidencial que pidió el anonimato, mientras que otro agregó que Hadi no ha abandonado su casa.

La mayoría de los puestos de control de la guardia presidencial cerca del domicilio de Hadi están vacíos, al tiempo que milicianos hutíes custodian el palacio presidencial, en el barrio de Al Sabain, en el sur de la capital.

Ayer, el grupo rebelde se hizo con el control del palacio presidencial y bombardeó la residencia del jefe del Estado.

La organización chií, que controla Saná desde septiembre pasado, pide, entre otras exigencias, la reforma de la comisión que supervisa la aplicación de las conclusiones del diálogo nacional llevado a cabo hace meses para que represente mejor a los grupos políticos.

Asimismo, reclama la modificación del borrador de la Constitución para evitar la división del país en seis regiones y la aplicación del acuerdo de paz y de seguridad firmado entre los grupos políticos y las autoridades en septiembre pasado después de que los hutíes se instalaran en la capital.

El pacto estipula, entre otras medidas, más equidad en la participación de las fuerzas políticas en el poder y medidas para la desmilitarización de las milicias.

El líder del movimiento chií, Abdelmalek al Huti, exigió ayer a Hadi que aplique el acuerdo de paz alcanzado en septiembre y le advirtió de que velará por los intereses de los yemeníes porque sus aspiraciones «no tienen fronteras».

Ayer, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió un cese inmediato de los combates y llamó a las partes a que cumplan los compromisos que habían aceptado previamente y devuelvan el poder a las autoridades legítimas.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias