miércoles 28, septiembre 2022
spot_img

Passos Coelho dice que servicios de inteligencia son claves contra terrorismo

Lisboa, 21 ene (EFE).- El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, consideró hoy clave la labor de los servicios de inteligencia en la lucha contra el terrorismo y abogó por dejar atrás los prejuicios existentes hacia ellos.

Passos Coelho hizo estas declaraciones el mismo día en que su Gobierno anunció modificaciones en la legislación antiterrorista, que están siendo negociadas con el resto de grupos parlamentarios, aunque de momento no se ha anunciado cuáles serán esos cambios ni los plazos que se manejan.

El jefe del Ejecutivo relacionó directamente la lucha contra el terrorismo con la labor de los servicios de inteligencia y dijo que, para responder a los nuevos retos, es necesaria más «coordinación de medios» a nivel internacional, pues la amenaza no entiende de fronteras geográficas.

En la toma de posesión de Adélio Neiva da Cruz como director del Servicio de Informaciones de Seguridad (SIS), organismo bajo tutela directa del primer ministro, Passos Coelho destacó que, debido a la libre circulación en el espacio de la Europa sin fronteras Schengen y la existencia de grandes flujos migratorios, se precisa una «intensa cooperación a todos los niveles» entre los países europeos.

En su opinión, «la capacidad de los servicios de inteligencia dependerá de un cambio de mentalidad que aproxime a la sociedad civil y desmitifique habituales tabúes sobre su capacidad operativa y el propósito de estas informaciones».

Por su parte, el nuevo director del SIS recalcó que en la lucha contra el terrorismo «las exigencias son enormes» ahora, aunque admitió que Portugal tiene «un grado de amenaza relativamente bajo».

Hoy, representantes del Gobierno portugués se reunieron en el Parlamento con los partidos de la oposición para debatir posibles cambios en la legislación antiterrorista.

La ministra portuguesa de Interior, Anabela Rodrigues, quien se reunió con portavoces de esos grupos políticos, adelantó que habrá «ajustes» legislativos en el Código Penal y contra el terrorismo, aunque sin dar más detalles.

Aseguró que la legalización de las escuchas telefónicas por parte de los servicios de inteligencia -con la que medios portugueses especulan desde hace días- «no está sobre la mesa», puesto que implicaría una revisión de la Constitución.

La legislación vigente en Portugal sólo permite que las escuchas sean realizadas por los diferentes órganos policiales, siempre bajo autorización de un juez, y en las instalaciones de la Policía Judicial, pero no por los servicios de inteligencia.

Mientras el Gobierno y los partidos conservadores que le dan mayoría absoluta en el Parlamento se mostraron a favor de cambiar la ley para permitir que los servicios de información tengan acceso también a esta práctica, toda la oposición de izquierdas rechazó de plano esta opción.

El jefe del Estado portugués, Aníbal Cavaco Silva, también hizo hoy balance de los desafíos a nivel internacional y subrayó que «los ataques terroristas en París recuerdan que el combate a los fanatismos bárbaros incumbe a todas las democracias».

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias