viernes 9, diciembre 2022
spot_img

CELAC: Conquista de los pueblos

El Frente de Acción Unitaria (FAU), desde el momento mismo en que comenzó a articular e integrar  el pensamiento de los grupos que concurrieron para depositar sus análisis sobre la problemática nacional e internacional y que culminaron con el Proyecto País: Gente viviendo con dignidad, se propuso construir una visión coherente, a corto, mediano y largo plazo, de cómo deben ser las relaciones de Costa Rica en el contexto latinoamericano y del Caribe y con el resto del mundo (*).

En ese sentido, cuando de forma soberana Costa Rica se adhirió a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), lo celebramos con beneplácito, pues este organismo de integración, en el que participan los 33 países de nuestra América, con una población de más de 600 millones de habitantes, viene a concretar los ingentes esfuerzos por profundizar la integración política, económica, social y cultural de Latinoamérica y el Caribe, basada en el pleno respeto por la democracia y los derechos humanos.

La CELAC se constituyó en el 2011 y con ella se da continuidad a los esfuerzos de integración del Grupo de Río y la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo (CALC), todos los cuales se inscriben en el largo proceso de la unión de las naciones latinoamericanas, que se iniciara con el Congreso Anfictiónico convocado por Simón Bolívar en 1826.

La CELAC busca construir la integración en forma gradual y guardando el equilibrio entre gobiernos de distinto signo político. De sus encuentros surgen resoluciones y acciones que se basan en el consenso. No hay mayorías ni minorías, sino la unidad en la diversidad, por lo que constituye un mecanismo de concertación y articulación novedoso y de largo aliento.

La coordinación institucional está a cargo de un país, durante el plazo de un año y bajo la forma de presidencia pro tempore; actualmente este puesto le corresponde a Costa Rica. La llamada Troika Ampliada coadyuva en estas labores y está integrada por el Estado que ocupa la presidencia pro tempore, junto con el que le precedió y el que ocupará este puesto en el siguiente periodo (en este caso Cuba y Ecuador) y un Estado de la comunidad de países del Caribe (conocida por sus siglas en inglés como CARICOM: Caribbean Community).

Este es un espacio que permite a nuestras naciones encaminarse de forma pausada pero segura hacia una real integración latinoamericana y caribeña, la misma por la que también clamara Juanito Mora, quien soñaba con un día grande y luminoso: aquel que surgirá cuando el sol de la unión de las naciones hispanoamericanas derrame sus rayos en todo el continente.

La CELAC efectuó su primera reunión cumbre en Chile, en el 2013, y la segunda en Cuba, en el 2014. Próximamente, Costa Rica será el país anfitrión de la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se efectuará los días 28 y 29 de enero de 2015.

En el ejercicio de la presidencia temporal, durante el año 2014, Costa Rica se encargó de propiciar el diálogo y la concertación política regional, mientras actuaba como vocera de la región en los foros multilaterales, en particular el recientemente finalizado con China.

En el FAU coincidimos con el propósito de profundizar la integración de Latinoamérica y el Caribe, siguiendo los principios de solidaridad entre los pueblos, desarrollo con cooperación y complementariedad, justicia social, democracia y participación popular. Hacemos nuestras las palabras de Juanito Mora, cuando arengaba en el Congreso, en 1856, diciendo: “La unión es la fuerza y la independencia. Así arraigaremos la paz, la justicia y el progreso en el interior; así obtendremos simpatías y respetabilidad para con las grandes naciones que hoy nos miran con desdén, lástima o menosprecio. Prescindamos de lo pequeño, fútil y ominoso: consagrémonos a lo que es honroso, útil y grande” (citado por Armando Vargas, La Nación, 09/02/2014).

Por eso saludamos la realización de la III Cumbre de la CELAC e instamos a que trabajemos como país para poner nuestro granito de arena en este importante emprendimiento regional; para que este evento constituya un paso más en la dirección de profundizar la integración política, económica y cultural de la región, con proyección continental y carácter plurinacional.

Sabemos que poderosos enemigos acechan y hacen furtivos esfuerzos para que este magno proyecto fracase. Fuerzas económicas y políticas consideran el surgimiento de la CELAC como una piedra en su zapato y están redoblando sus esfuerzos para hacerla fracasar o reducirla a otra instancia inocua, y así continuar con sus designios neocoloniales. Por eso no extraña el surgimiento de voces que cuestionan el “gran gasto” que Costa Rica está teniendo en la organización de este evento, pero ocultan el prestigio logrado por el país durante el ejercicio de la presidencia temporal, posicionándolo en la arena internacional como un estado responsable, conciliador, respetuoso de la democracia y con vocación latinoamericanista.

Es de nuestro interés que la III Cumbre de la CELAC sea un éxito. Estamos seguros que el gobierno de don Luis Guillermo Solís se mostrará a la altura de las circunstancias, haciendo gala de la diplomacia y hospitalidad que nos caracteriza como nación pacífica. De la sociedad civil, los movimientos sociales organizados y del pueblo costarricense en general no esperamos menos que blindar la CELAC con toda nuestra fuerza organizada, protegiendo  con nuestro  solidario y fraternal abrazo  este magnífico evento.

(*) “El Estado costarricense debe generar e impulsar una política exterior amplia, que le permita relacionarse inteligentemente en el mundo de hoy, sin comprometer su identidad y su soberanía. Reconociendo la realidad histórica y geopolítica, debe privilegiarse la relación estrecha y multifacética con los otros Estados  latinoamericanos, de manera que se pueda participar en los procesos unitarios en marcha en la región, que buscan la mayor cohesión y respeto en la arena internacional, sin comprometer las posibilidades de desplegar una política exterior ágil e independiente, orientada a salvaguardar la paz, el respeto a derechos humanos y la dignidad humana, la protección ambiental y la convivencia democrática”.

Comunicado del Frente de Acción Unitaria (FAU).

Más noticias

1 COMENTARIO

  1. La CELAC le luce al gobierno de Luis Guillermo Solís por ser un espacio progresista y latinoamericanista y a su vez, Luis Guillermo Solis se adecua totalmente a la CELAC por el mismo motivo; no así sucede con los políticos corruptos y neoliberales del PLN,PUSC y ML. A su vez, esta reunión de la CELAC resulta en una proyección internacional enorme para Costa Rica y para el gobierno progresista del PAC, siendo que uno de los móviles por los que el sector derechista nacional aglutinado políticamente en el PLN, el PUSC y el ML más los medios de comunicación más poderosos montaron el show Procuradora – Soley para torpedear y limitar así, los alcances de la reunión de la CELAC para ella misma y para el gobierno. El show se les devolvió como un bumerán impregnado de excremento. Lo que NUNCA han entendido estos monigotes corruptos es que la mayoría de los presidentes de Latinoamérica saben muy bien de este tipo de shows porque se los han hecho a ellos en muchas ocasiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias