jueves 27, enero 2022
spot_img

Jefe del Pentágono reconoce que será «muy díficil» cerrar Guantánamo

Washington, 26 ene (dpa) – El secretario de Defensa saliente de Estados Unidos, Chuck Hagel, reconoció hoy que va ser «muy difícil» que el presidente Barack Obama pueda cumplir con el cierre de la prisión de Guantánamo durante su mandato, tal y como prometió hacer antes de llegar a la Casa Blanca.

«Va a ser muy difícil, especialmente si el Congreso sigue restringiendo dónde pueden ir los últimos 122 detenidos», dijo Hagel, el único miembro del partido republicano que forma parte del gabinete de Obama, en una entrevista con la radio pública estadounidense NPR.

El jefe saliente del Pentágono, que abandonará el cargo cuando su sustituto sea confirmado por el senador en el puesto, reconoció que trasladar a los prisoneros restantes no será sencillo ni fácil porque «esa gente está ahí por una razón». Hagel consideró que su trasladado se complicará aún más a medida de que su número sea cada vez menor.

Hagel añadió que cerrar Guantánamo no es una decisión puramente militar, sino que «hay cosas que deben decidirse política y diplomáticamente», ya que, antes de hacerlo, deben llegar a un acuerdo con los países donde van a ser trasladados.

Hagel, que ocupaba desde febrero de 2013 el puesto de secretario de Defensa, dimitió el pasado 24 de noviembre por presiones de la Casa Blanca, que quiere un nuevo jefe del Pentágono que dirija los esfuerzos internacionales contra los terroristas de Estado Islámico. Durante su mandato se han traslado 44 presos de Guantánamo a otros países.

Será sustituido en el puesto por el demócrata Ashton Carter, si éste es confirmado en el cargo por el Senado.

Obama ha prometido en varias ocasiones que antes de abandonar la Casa Blanca en enero de 2017 cerrará el centro de detención de Guantánamo, creado por el presidente George W. Bush para detener a los prisioneros detenidos en la guerra de Afganistán y sospechosos de pertenecer a Al Qaeda.

Al traslado de los presos más peligrosos se oponen muchos congresistas y senadores, que temen que si los liberan éstos puedan volver a atentar contra Estados Unidos. Actualmente los republicanos, el partido de la oposición, tienen la mayoría en ambas cámaras.

Desde 2002, la prisión de Guantánamo ha acogido un total de 780 presos acusados de terrorismo, la mayoría de ellos detenidos en Afganistán durante la invasión de este país tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. Muchos de ellos nunca han sido juzgados.

Desde entonces, 649 han sido trasladados a 55 países y 122 permanecen encarcelados en Guantánamo, según un análisis del diario The New York Times y NPR. Entre los países que han acogido presos de Guantánamo se encuentran Uruguay (6), España (5) y El Salvador (2).

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias