miércoles 7, diciembre 2022
spot_img

Gobierno de Panamá pide diálogo en disputa por hidroeléctrica

Ciudad de Panamá, 4 feb (dpa) – El gobierno panameño instó hoy al diálogo para resolver una disputa en la que indígenas de la etnia Ngöbe-Buglé y grupos ambientalistas buscan cancelar el proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco, en la cuenca del río Tabasará, en la occidental provincia de Chiriquí, limítrofe con Costa Rica.

La convocatoria fue hecha por la vicepresidenta y canciller, Isabel Saint Malo, después de que terminara sin consenso una reunión del Consejo de Gabinete (ministros de Estado), en la que iba a ser ventilada una propuesta para suspender el proyecto hidroeléctrico.

El proyecto de Barro Blanco es crucial para la ejecución de futuras explotaciones mineras en Chiriquí. Sin embargo, los indígenas advirtieron que se enfrentarán esos planes, por considerar que atentan contra un legado ancestral y la espiritualidad de los Ngöbe-Buglé.

El proyecto es ejecutado por la empresa Generadora del Istmo, S.A. (Genisa), con financiamiento del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), el holandés Fondo para los Mercados Emergentes (FMO, por sus siglas en inglés), y el Banco Alemán de Desarrollo e Inversiones (DEG, por sus siglas en alemán), que han provisto 78,3 millones de dólares.

El proyecto de Barro Blanco generará 28,5 MW e incrementará la capacidad energética del país. Sus desarrolladores alegan que poseen una concesión del Estado y niegan que ello perjudique a los Ngöbe-Buglé.

No obstante, los indígenas intentan demostrar el impacto negativo de la obra sobre las tierras colectivas, protegidas por la ley 10 de 2003, que segregó a la comarca Ngöbe-Buglé de las provincias de Chiriquí, Bocas del Toro y Veraguas, convirtiéndola en el cuarto territorio más grande y el séptimo más poblado del país.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias