lunes 5, diciembre 2022
spot_img

Economía de países emergentes crecerá menos en 2015, apunta Santander Brasil

Sao Paulo, 9 feb (EFE).- Las economías de los países emergentes crecerán menos en 2015 frente a los países desarrollados, con consecuencias para Brasil, cuya balanza comercial depende bastante de la exportación de materias primas, evaluó en Sao Paulo el economista-jefe del banco Santander Brasil, Mauricio Molán.

En un encuentro con inversores y accionistas promovido por la filial brasileña del banco de capital español, Molán indicó que «las economías emergentes son más intensivas en el uso de materias primas y cuando esas economías consumen menos los precios de las materias primas terminan cayendo».

En consecuencia, relató Molán, «cuando los precios de las materias primas caen hay un empeoramiento de nuestras cuentas externas en general», con situación agravada en Brasil, gran productor mundial de alimentos y exportador de minerales, como el hierro.

«El hecho es que tenemos un cambio de referencia con relación al crecimiento global. Mientras las economías desarrolladas van a crecer más, las economías emergentes van a crecer un poco menos», añadió el economista, quien ve también otro año de devaluación del real frente al dólar.

Para Molán, «esa coyuntura ya sugiere que consideremos una tendencia de depreciación para la moneda brasileña y un impacto negativo para las cuentas externas».

Las previsiones son diferentes de las consideradas por el banco antes de 2014, cuando confiaba en un escenario «optimista», pero que luego se encontró frente a una recesión por la contracción del producto interno bruto (PIB) brasileño en el segundo y tercer trimestre.

Esa recesión técnica y una previsión de crecimiento de cero para 2015, no dejan de ser «un factor de riesgo relevante» para el futuro, que deberá enfrentar la subida de la inflación, el reto del ajuste fiscal y un «ambiente internacional más desafiante», subrayó el economista.

«2015 será el año en el cual Brasil deberá reinventar su economía», aseveró Molán, para quien la tendencia «inequívoca» de apostar por la caída de la deuda externa dejará ahora espacio a un «nuevo ciclo de tendencia ascendente» de la misma.

«Las cuentas fiscales empeoraron y la deuda pasó a subir y cuando la deuda pasa a subir el mercado queda más inquieto y coloca más premio de riesgo y exige un retorno mayor de la inversión», explicó Molán, para quien el Gobierno es «consciente de la necesidad de revertir los rumbos de la política fiscal».

«Hay, claramente, una percepción de que el propio Gobierno y los formadores de política percibieron que llegamos a un límite en el que se refiere a la expansión fiscal», resaltó el economista, después de comentar a los accionistas e inversores los resultados corporativos del banco en 2014, divulgados la semana anterior. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias