domingo 2, octubre 2022
spot_img

Joel Campbell vio desde el banquillo la derrota de Villarreal frente al Barcelona

San José, 11 Feb (Elpaís.cr) – El costarricense Joel Campbell no jugó en la derrota del Villarreal contra el Barcelona por 3-1, en el Camp Nou por la ida de las semifinales de la Copa del Rey.

Histórico choque para el conjunto del tico que por primera vez jugaba esa instancia y lo hacía visitando a un Barça enrachado, con nueve victorias consecutivas en todas las competencias y sobre todo con su tridente Messi, Neymar y Suárez encendido.

Estos equipos se enfrentaron hace un par de semanas por liga española, en este mismo estadio y  el duelo finalizó 3-2, con los azulgranas teniendo que remontar en dos ocasiones para terminar con la marca de 18 juegos sin perder del ‘submarino amarillo’.

En los locales hubo un par de novedades en la alineación. Rafinha y Jeremy Mathieu ingresaron en lugar de Busquets y Rakitic. Lo mismo que el arquero alemán Ter-Stegen, quien es el encargado de defender el arco en Copa, en lugar de Claudio Bravo.

Por el lado del Villarreal, equipo de lujo para Marcelino García, con los hermanos dos Santos, Luciano Vietto y Denis Cheryshev, y con un planteamiento similar al partido que jugaron hace poco: de espera y contragolpe con sus veloces atacantes.

Precisamente, el desarrollo de este cotejo fue muy parecido a aquel duelo del primero de febrero. Con un Barcelona dominando las acciones y jugando en terreno contrario. Los castellonenses no conseguían dar tres pases seguidos por el hambre de los catalanes en la presión para recuperar la pelota.

Al 7′ el tridente se juntó, Messi levantó para Suárez, éste en el área la bajo para Neymar y el brasileño por poco no alcanzó a conectar otro testarazo para batir a Sergio Asenjo.

Eran minutos de mucha dinámica en ataque. Bastante participación del ‘crack’ argentino, movilidad de sus compañeros y solo faltaba la terminación correcta en arco contrario.

Al 11′ producto de esa presión asfixiante Cheryshev la perdió en salida, el uruguayo tocó para Messi y el zurdazo del ’10’ quedó en las manos de Asenjo.

Se pensaba tranquilamente que el gol caería en cualquier instante. Al Villarreal le duraba poco y nada el balón en su poder. Los desarmaba ‘Mascherano con relativa sencillez.

Sin embargo, no había que confiarse porque en el partido anterior, el trámite fue parecido y los visitantes se adelantaron dos veces en el marcador.

Al 15′ tras una gran jugada colectiva, una de las fortalezas del equipo este día, el centro de Messi fue largo para Neymar y Suárez que llegaban por ese sector.

Un minuto después la tocaron Messi para Iniesta, éste para Jordi que, desbordó por la izquierda y metió un servicio que la defensa le quitó al uruguayo de la cabeza.

A los 18′ el argentino Vietto le clavó un planchazo a Mascherano, cuando llegó tarde a recuperar la pelota en una acción que pintaba para la roja, además de que era su segunda entrada fuerte (a Alves), sin embargo el árbitro no lo consideró así.

Continuaba el control del Barcelona y recién a los 25′ el Villarreal tomaba un poco de oxígeno con una salida de Vietto, que no duró demasiado con la pelota en sus pies.

Al 28′ un excelente combinación entre Neymar e Iniesta que, con un freno extraordinario en el área se deshizo de Bruno y tocó para Messi que de primera estuvo cerca de embocarla en la portería de Asenjo.

Luego de esa acción saldría lesionado Bruno e ingresaría Trigueros, futbolista clave en la segunda parte.

Nuevamente los castellonenses lograron salir de su territorio, hilvanaron una serie de pases consecutivos e incluso un tiro libre al borde del área, sin mayores consecuencias para el Barça. No obstante, era una muestra de la capacidad del visitante cuando se animaba.

Al 40′ por fin el local pudo traducir la tenencia de pelota y dominio en anotación. En una recuperación de Suárez ante un exigido pase de Pina a Musacchio, el ‘Charrúa’ ganó, enfiló al arco y sin egoísmo alguno sirvió al medio para Messi que, con un zurdazo batió a Asenjo para el 1-0. Se escuchaba de las tribunas el grito: ‘Suárez, Suárez, Suárez’, le reconocían la entrega al sudamericano.

Dos minutos después, el uruguayo apretó a la defensa del Villarreal, los obligo a dividir la pelota y tras una sucesión de toques de Alves, Messi y Rafinha, el ‘9’ se la perdió en el área con un remate desviado. Solo le faltaba el gol al uruguayo para coronar su excelente desempeño en el partido.

Antes de que se terminara la inicial, el ‘submarino amarillo’ demostró su peligrosidad con una contra que comenzó Vietto en el medio, la siguió Gio dos Santos quien abrió para Cheyshev y éste la metió casi al punto de penal para el delantero argentino que, con un zurdazo exigió la salvada de Ter Stegen.

En la complementaria, ese último aviso se transformaría en una realidad, cuando Trigueros sacó un derechazo que, el portero alemán intentó rechazar con sus puños pero erró en el contacto y la pelota acabó en el fondo para el 1-1.

Sin embargo, esa sonrisa duró poco debido a que Suárez e Iniesta se juntaron en una doble pared que ensució Mario dejándosela franca al ‘Cerebro’ para que rematara de zurda y les devolviera la ventaja con el 2-1.

El Barcelona retomó el control de la pelota y de las acciones, dando una muestra de la fortaleza mental del equipo que no se cayó con el empate de la visita y al contrario, reaccionó inmediatamente.

Al 63′ los catalanes aumentaron las cifras con el tanto de Piqué tras un córner de Messi, en el que el central se elevó por el segundo palo y venció a Asenjo.

Con el partido casi liquidado se vendrían los cambios, en el local para dar descanso mientras la visita agotó sus variantes por lesión.

En el Barça entró Rakitic por Rafinha, de buen rendiemiento, y en el Villarreal salieron Jonathan dos Santos y Cheryshev por Rukavina y Moi Gómez, lo que significaba que Joel Campbell no vería acción en este duelo.

Al 69′ otra jugada en la que se juntaron Messi y Suárez derivó en un penal en su favor, por una clara mano de Musacchio y el encargado sería Neymar, de flojo partido, pero tenía la oportunidad de levantar el ánimo con la pena máxima.

No obstante, el arquero Asenjo no se lo permitió y le tapó el cobro que iba contra el palo derecho. El brasilero redondeaba una noche sin un rendimiento destacado como los que venía exhibiendo.

Al 78′ el Villarreal tendría una de peligro producto de un error de Ter Stegen tras un tiro de esquina, salió en falso y Gio le perdonó la vida con un remate incómodo que se perdió por un costado.

No pasaría mucho más. Los castellonenses se quedaron con 10 por otro problema físico de Mario y cuidarían el 3-1, que de cierta manera les deja una opción para el juego de vuelta en su campo.

Al 90′ el uruguayo Suárez, que merecía su gol, estuvo a centímetros de marcarlo desde la media cancha con un zapatazo que pasó cerca del ángulo derecho de Asenjo. No pasaría nada más.

La serie aún no está cerrada y el Villarreal tendrá que jugárselo todo en su casa el cuatro de marzo, en el Madrigal, donde Campbell y compañía intentarán remontar para meterse en la primera final de Copa del Rey de su historia.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias