jueves 8, diciembre 2022
spot_img

Empresas españolas en construcción y seguimiento de avión espacial europeo

Madrid, 11 feb (EFE).- Empresas españolas colaboraron en la construcción y monitorización del primer avión espacial europeo, el vehículo IXV, que fue lanzado hoy con éxito desde la Guayana Francesa.

La empresa española SENER, una de las que participó en el proyecto, destacó la «extraordinaria relevancia» de las empresas del españolas en el mismo, lo que convierte a España en el segundo país en importancia en esta misión.

SENER, junto con GMV, Elecnor Deimos, RYMSA ESPACIO y GTD, han colaborado en todas las fases de construcción y monitorización: diseño, «software» o antenas, entre otros aspectos.

La misión del IXV era demostrar la utilidad de algunas tecnologías de reentrada al planeta, críticas en los viajes al espacio ya sean tripulados o autónomos, por lo que con el éxito del proyecto la ESA se sitúa a la vanguardia de estos procedimientos, que podrán utilizarse ahora para explorar entornos lejanos y regresar a la Tierra.

A pesar de que la contratista principal del proyecto ha sido Thales Alenia Space Italia, el comunicado de la empresa SENER reconoce en un comunicado que la intervención española «ha sido esencial para la misión».

Entre otros aspectos, las compañías se han encargado de diseñar el subsistema de control autónomo del vuelo (GNC), del «software» embarcado, del experimento VMI («Vehicle Model Identification»), de las modificaciones llevadas a cabo en el puerto espacial europeo en Kourou para el lanzamiento específico de VEGA y también de las antenas para GPS, Telemedida y Telecomando (TTC).

Elecnor Deimos ha colaborado con el contratista principal en todas las actividades de análisis, diseño y evaluación de prestaciones de la misión desde el lanzamiento del cohete hasta su amerizaje en el Pacífico.

SENER ha sido la contratista principal del subsistema de guiado, navegación y control de vuelo autónomo(GNC) y lidera, junto con Elecnor Deimos, el consorcio industrial responsable de su gestión.

«Este sistema ha sido el responsable de traer al vehículo IXV de regreso a tierra dentro de las condiciones de seguridad requeridas así como de alcanzar con precisión la ubicación prevista para su amerizaje», ha señalado la nota de prensa.

En el caso de GMV, ha sido la compañía encargada del subsistema de software embarcado en el IXV, controlado de forma autónoma desde la plataforma del lanzamiento hasta la activación de los paracaídas al final de esta misión.

Ese «software» ha sido validado en una plataforma también desarrollada por GMV, la Software Validation Facility (SVF), como parte de la infraestructura de verificación del vehículo.

Además, la empresa ha contribuido con el experimento llamado Identificación de parámetros del vehículo (VMI), que ha resultado «indispensable» para la optimización de futuras misiones de reentrada.

La empresa GTD ha participado en la fase de validación del «software» embarcado, con ingenieros implicados en «encontrar posibles fallos en su diseño y la implementación del programa en el vehículo».

GTD también ha configurado las herramientas que analizaron la trayectoria del lanzador VEGA, que ha seguido una trayectoria específica orientada hacia el este por primera vez.

A la compañía RYMSA ESPACIO le ha correspondido fabricar las antenas de comunicaciones del vehículo, tanto de las encargadas de recibir señales GPS como las de transmisión del estado de la nave y recogida de órdenes enviadas para su correcto funcionamiento.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias