domingo 5, diciembre 2021
spot_img

Deportivo de Celso Borges le dio un susto al Madrid en el Bernabéu

San José, 14 Feb (Elpaís.cr) – El Deportivo de La Coruña de Celso Borges dio una buena actuación en el Santiago Bernabéu a pesar de que cayó 2-0, en un juego que lo tuvo al tico cerca de anotar, esto por la fecha 23 de la Liga BBVA.

Jornada especial para el nacional quien a mitad de semana aseguró que cualquier jugador sueña en su carrera con disputar estos partidos, y a él le tocaba nada más y nada menos que enfrentar a un Madrid herido y con ganas de levantarse tras la paliza que recibió en el derbi la semana anterior.

Precisamente, los ‘Merengues’ estaban obligados a lavarse la cara ante su hinchada luego de las críticas por la celebración del cumpleaños de Cristiano Ronaldo, fiesta que ocurrió horas después de caer ante el Atlético.

El Deportivo llegaba en un buen momento. Acumulaba tres duelos sin conocer la derrota con dos victorias consecutivas.

Por su parte, los dirigidos por Carlo Ancelotti recuperaban a Marcelo por la lateral izquierda. Asier Illarramendi ocupó el sitio del lesionado Khedira, pero todavía les falta tiempo para contar con Sergio Ramos y James Rodríguez. Dos bajas muy importantes y que el Real las resiente bastante.

En la previa parecía que la tónica del encuentro sería: ataque del local espera y contragolpe del visitante. Sin embargo, a pesar de que en apenas un minuto Bale logró desbordar sin encontrar receptor en el área, los gallegos respondieron de inmediato. Estuvieron cerca de abrir el marcador.

Al 4′ Oriol Riera quiso sorprender con un zurdazo desde fuera del área, desviado del arco de Iker Casillas. A la jugada siguiente Cuenca se juntó en una buena pared con Lucas Pérez, y el exBarcelona sacó un zurdazo en el área que el portero madridista desvió con ambas manos. Presionaba adelante el ‘Dépor’.

Al 6′ el propio Cuenca probó con un derechazo desde la frontal del área que se fue apenas alto del ángulo izquierdo. Eran buenos momentos de la visita y al Real justamente le faltaba lo que su técnico reclamó en la derrota anterior: movilidad e intensidad, ser competitivos.

No obstante, poco a poco el Madrid se adueñó de la pelota. Le imprimió los ingredientes que pedía su entrenador. Hubo una búsqueda constante por los costados, principalmente por el izquierdo del Deportivo, la espalda de Luisinho con Bale y Arbeloa.

Luego de un zurdazo sencillo de Lucas Pérez, se vino la riposta de los ‘Galácticos’. Al 12′ CR7 se fabricó una individual que concluyó con un zurdazo al travesaño; posteriormente Bale se aprovechó de un balón suelto al borde del área y cuando todos gritaban en segundo el trallazo de Bale reventó en el larguero tras el desvío de Fabricio.

Al 20′ el galés, que encontraba muchos espacios por la derecha, metió un centro raso para Benzema y la definición del galo se fue cerca del poste izquierdo. Se salvaba el ‘Dépor’ pero no por mucho tiempo más.

Al 22′ caería el 1-0, cuando en otro envío de Bale desde la derecha, lo buscó a Benzema que por el segundo palo la tiró al medio para Cristiano, el luso no la alcanzó y luego de unos rebotes la pelota cayó en Isco, el habilidoso controló y la puso contra el palo izquierdo de Fabricio. Remate imposible y golazo para los ‘Merengues’.

Eran los mejores instantes del Madrid en el choque más allá del gran esfuerzo de los gallegos, que les costaba hacerse de la pelota hasta que pasada la media hora se dio un ida y vuelta interesante.

Al 30′ Cuenca volvió a rematar desde el borde del área. El esférico se marchó por un costado de la portería del aplaudido y silbado Iker Casillas. Parte del público le mostró su voto de confianza en varios pasajes del partido y otra no desaprovecho ocasión para reprobarlo.

Cinco minutos más tarde Bale, de lo mejor junto a Isco en este juego, trazó un centro desde la derecha, costado por el que se dio un festín en esa primera etapa, y Cristiano cabeceó por arriba del travesaño. Andaba muy ansioso el portugués.

A falta de un minuto para el descanso Borges recibió la tarjeta amarilla, obligado por cometer una falta para frenar a Kroos que comandaba la contra rumbo al arco de Fabri.

En la reanudación el Deportivo salió convencido de que se podía vulnerar al Madrid. El costarricense tuvo más participación. La pelota pasaba constantemente por él, e incluso el poste le negó el gol.

Al 48′ Borges prendió una pelota de zurda apenas dentro del área, el remate cruzado lo devolvió el vertical izquierdo. El ’22’ por poco no le dio el empate a su equipo.

Los visitantes llegaban mucho por las orillas. Subieron de manera constante Luisinho y Laure. Un centro del lateral izquierdo derivó en un cabezazo de Riera que exigió la volada de Casillas.

En ese comienzo de la segunda parte no la pasaba bien el Madrid. Además de que no tuvo en general una destacada complementaria, sin embargo, la jerarquía y calidad de sus nombres en ofensiva eran motivo suficiente para estar atentos.

Se escuchaban silbidos, el Real perdía la intensidad que su gente exigía con cánticos. El ‘Dépor’ lo superaba en ganas pero carecía de pegada en ataque, cuestión que le sobraba al local para dar la estocada final en cualquier momento.

Al 61′ Cristiano tenía su oportunidad para marcar. Un tiro libre al borde del área pero como es la costumbre en el último tiempo, su cobro terminó en la tribuna.

Al 64′ Víctor Fernández movió su banquillo y para tener mayor presencia en ataque lo sacó a un desgastado Riera e ingresó Helder Costa.

Un minuto después Isco y Marcelo despertaban al Madrid con una combinación en el área que el zurdo finalizó con un derechazo fácil para Fabricio.

Al 70′ debutó el brasileño Lucas Silva, fichaje de los madridistas en el mercado invernal. Entró por Illarramendi.

Sin un claro dominador. Se puso muy peleado el cotejo, pero al 72′ Arbeloa recuperó una pelota por el costado izquierdo del Dépor, que estaba mal posicionado, Cristiano recibió a la espalda de la zaga y cruzó un servicio para la entrada de Benzema por el medio que, con una definición exquisita de zurda sentenció el duelo 2-0.

A partir de ahí el manejo fue del Real. Bale tuvo la última con un tiro libre que Fabricio despejó con sus puños. Faltaban siete para el final y Celso dejó su lugar para que entrara Juan Domínguez.

Pese a la derrota los gallegos dejaron una buena imagen. Hicieron un esfuerzo que si bien no tuvo sus réditos es una muestra de la intención del técnico por ir a buscar los partidos y jugarle de igual a igual a cualquier contrincante, sabiendo el riesgo que esto significa.

El Madrid se mantiene puntero con 57 puntos, le siguen el Barcelona (53) y el Atlético (50), ambos jugarán este domingo contra Levante y Celta de Vigo respectivamente. Por su parte, el Deportivo es decimotercero con 24 unidades.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias