sábado 4, diciembre 2021
spot_img

Egipto bombardea Libia a la espera de movilización internacional contra el EI

El Cairo, 16 feb (EFE).- La aviación egipcia bombardeó hoy varias posiciones en Libia de las milicias extremistas vinculadas al grupo Estado Islámico (EI), en respuesta al vídeo del asesinato de 21 coptos egipcios y a la espera de una respuesta internacional que apoye a El Cairo contra los yihadistas.

Tan solo unas horas después de hacerse pública ayer una grabación en la que los ciudadanos egipcios son decapitados, el Gobierno de El Cairo ejerció hoy lo que consideró como su «derecho a responder» a este «aberrante acto terrorista», en palabras del presidente Abdelfatah al Sisi, según un comunicado de Presidencia.

Estos ataques se produjeron en cumplimiento de una resolución del Consejo de la Defensa Nacional, máximo órgano de decisión en asuntos de seguridad en Egipto, y ante el derecho de «defensa de la seguridad y la estabilidad de su pueblo», señaló el Ejército en una nota.

La jefatura de las Fuerzas Armadas detalló que los bombardeos se concentraron en «cuarteles, posiciones y lugares de concentración y entrenamiento, y almacenes de armas» de los extremistas del EI en Libia.

Por su parte, el Consejo Supremo para la Defensa, que ejerce de Ministerio de Defensa en el Gobierno rebelde libio instalado en Trípoli, anunció hoy que protestará formalmente ante la ONU por el bombardeo egipcio.

«No vamos a permitir que nadie entre en Libia y desestabilice su seguridad. Elevaremos quejas urgentes a la ONU y a las organizaciones internacionales de derechos humanos en contra de Al Sisi y de sus tropas brutales», advirtió el portavoz de ese consejo, Mohamad Abdul Kafi.

Para el éxito de su operación de respuesta, el Ejecutivo egipcio está buscando un respaldo internacional que le apoye en su lucha contra las posiciones yihadistas en Libia y grupos terroristas.

En ese sentido, el ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Sameh Shukri, viajó anoche a Nueva York como primera escala de una gira en la que pedirá a la comunidad internacional que «afronte su responsabilidad» y adopte medidas «fuertes y efectivas» contra las organizaciones terroristas, informó un comunicado del ministerio.

Enviado por el presidente egipcio, Shukri tiene previsto reunirse «urgente e inmediatamente» con responsables de alto rango de Naciones Unidas.

Mientras, el Ejército egipcio informó en su página de Facebook de que, junto a las fuerzas de seguridad, empezó a «desplegarse en todas las provincias del país para proteger las propiedades públicas y privadas, así como las carreteras, y participar en la detención de los criminales».

Por otra parte, Al Sisi acudió esta mañana a la catedral de San Marcos, en El Cairo, para presentar sus condolencias al papa copto ortodoxo, Teodoro II.

«El Estado egipcio hará todo lo que esté en su mano para lograr justicia como pago por las víctimas inocentes», señaló en una nota el portavoz presidencial, Alaa Yusef.

Añadió que el mandatario criticó estos actos que «contradicen las enseñanzas de todas las religiones y valores de la decencia humana».

En ese sentido se pronunció también la Liga Árabe, que tachó los asesinatos de «acto criminal despreciable y completamente incompatible con todas las normas y ética internacional».

El líder del grupo chií libanés Hizbulá, Hasán Nasralá, mostró una opinión parecida en un discurso que pronunció hoy.

«Ninguna religión ni ninguna mente puede tolerar lo sucedido», afirmó Nasralá, que añadió que estos actos representan una «desgracia no solo contra ellos (los coptos), sino también contra los musulmanes, contra toda persona que piensa y contra todas las religiones».

Cientos de personas se despidieron hoy de los 21 fallecidos con un funeral en la iglesia de Santa María, en la localidad de Minia (al sur de El Cairo), de donde eran originarias la mayoría de las víctimas, informó el diario egipcio «Al Ahram online».

Durante la ceremonia, a la que acudieron diversas autoridades, mujeres vestidas de negro pidieron venganza para sus hijos, maridos y familiares, señaló el sitio web.

El portavoz del Gobierno, Hosam al Qawish, prometió a cada familia de los fallecidos, que consideró como mártires, una compensación de 100.000 libras egipcias (unos 13.000 dólares) y una paga mensual cuya cantidad no precisó, informó la agencia oficial egipcia de noticias, Mena.

El pasado 13 de noviembre, el EI difundió en internet un mensaje de audio que atribuyó a su líder, Abu Bakr al Bagdadi, en el que aceptó la adhesión de otros grupos extremistas de Arabia Saudí, Yemen, Egipto, Libia y Argelia que le juraron lealtad, y anunció la expansión del califato a esos países.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias