martes 7, diciembre 2021
spot_img

Partes civiles retiran sus acusaciones contra Strauss-Kahn por proxenetismo

París, 16 feb (EFE).- Los abogados de dos de las partes civiles en el juicio contra Dominique Strauss-Kahn por proxenetismo agravado, que representan a una asociación y a cuatro exprostitutas, renunciaron hoy a obtener una condena contra el exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

«A falta de cargos suficientes, no pediremos al tribunal que entre en la vía de la condena», declaró el letrado de la asociación Equipes d’action contre le proxénétisme, David Lepidi, en la víspera de que se conozca la petición fiscal ante el Tribunal Correccional de Lille, en el norte de Francia.

En la misma línea se expresó Gilles Maton, abogado de cuatro exprostitutas presentes en algunas de las orgías en las que participaban Strauss-Kahn y por las que se juzga al expatrón del FMI y a otras trece personas por proxenetismo agravado.

Los letrados creen que el exministro francés de Finanzas era plenamente consciente de que esas mujeres eran prostitutas, pero «esa convicción no es suficiente para constituir una infracción», señaló Maton.

Su intención, señaló, era reclamar un euro simbólico al político socialista, al que en Francia se conoce como DSK y que hoy volvió al tribunal para escuchar las rogatorias de las partes civiles.

El abogado Emmanuel Daoud, que representa a la asociación de Mouvement du Nid consagrada a la lucha contra las causas y consecuencias de la prostitución, no ha indicado que vaya a retirarse como acusación particular.

No obstante, subrayó que el mediatizado proceso ha servido para aportar «salubridad pública» a la sociedad, como demuestra que el Senado vaya a estudiar los próximos 30 y 31 de marzo una proposición de ley para penalizar a los clientes de la prostitución.

Mañana se conocerá la petición de la Fiscalía, que ya había expresado dudas sobre la implicación de DSK en el delito que se le imputa.

Los abogados de las partes civiles hicieron saber que esperan que el ministerio público también renuncie a una condena contra Dominique Strauss-Kahn por falta de pruebas para determinar que manejaba una red de prostitutas a su servicio.

DSK podría ser condenado a una pena máxima de hasta 10 años de cárcel y a una multa de un millón de euros por los cargos de proxentismo agravado en un sumario en el que se tiene constancia de una quincena de orgías organizadas en Bélgica, París, Lille, Washington o Nueva York entre 2007 y 2011.

Junto a DSK aparecen imputados, entre otros, «Dodo la Saumure», el alias de Dominique Alderweireld, dueño de varios prostíbulos en Bélgica, así como el responsable de prensa del hotel Carlton de Lille, René Kojfer, o los empresarios amigos del expolítico socialista Fabrice Paszkowski y Daniel Roquet.

La caída del personaje público que había creado este economista de prestigio, de 64 años, comenzó un ya famoso sábado de mayo de 2011, cuando fue detenido y encarcelado en Nueva York, acusado de haber agredido sexualmente a una empleada del hotel Sofitel en el que estaba alojado.

Aunque consiguió evitar un proceso penal y poner fin a las denuncias de la camarera del hotel Nafissatou Diallo al negociar con ella una indemnización de 1,5 millones de dólares, eso le impidió concurrir a las primarias socialistas para disputar las presidenciales en Francia en 2012.

Después se desestimaron, por la prescripción de los hechos, las acusaciones de agresión sexual de la periodista francesa Tristane Banon.

Si resulta absuelto en este tercer proceso judicial, DSK no tendrá con la justicia cuentas pendientes relacionadas con el sexo, aunque aún le persigue el escándalo del fondo de inversión LSK que creó junto a Thierry Leyne, un hombre de negocios franco-israelí que se suicidó el pasado año después de que el proyecto empresarial común terminara en quiebra.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias