sábado 4, diciembre 2021
spot_img

Ex diputado Vargas amplía amparo electoral por pérdida de credenciales

San José, 18 Feb (Elpís.cr) – El ex legislador Ronal Vargas, del Frente Amplio, llamó hoy la atención del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), sobre supuestas irregularidades que rodearon su renuncia a la diputación, como falta del debido proceso y firma de documento ante testigo.

De acuerdo con Vargas Araya, en torno a su renuncia se registraron varias irregularidades como el debido proceso en la causa seguida dentro del Frente Amplio, la aceptación del TSE de la nota, así como la falta de conocimiento del caso por parte de la Asamblea Legislativa.

Vargas, de acuerdo con su versión y de dirigentes del Frente Amplio, fue obligado a renunciar tras conocerse supuestos actos de acoso sexual contra su ex asesora y compañera sentimental.

En el adendum presentado hoy ante el TSE, resalta que “En la presentación de mi renuncia y su posterior trámite existieron varios vicios y otras violaciones a derechos fundamentales reconocidos por nuestra Carta Magna y la legislación vigente,  como serían el manifiesto vicio del consentimiento, el cual fue provocado por la coacción ejercida en mi contra por las autoridades mencionadas del referido partido, quienes ejercieron  presión sobre mi voluntad, estrategias engañosas y dolo,  lo cual fue de tal gravedad que psicológica y moralmente me afectaron, al punto de tener una noción falsa y equivocada de la  naturaleza del acto que se me obligó a FIRMAR,  NO  teniendo conciencia clara  en mis decisiones, por el vicio en una de las facultades del ser humano, como lo es la inteligencia, y principalmente de la noción de sus   derechos, procedimientos e instancias que le asisten,  para deliberar y  voluntad para decidir, como ya lo expuse en la presentación del Recurso de Amparo el 10 del presente, y la violación descarada del debido proceso tanto por parte del Partido Frente Amplio, como por parte del Tribunal Supremo de Elecciones y el Directorio de la Asamblea Legislativa”.

Recuerda que el mismo día jueves 5 de febrero la carta de renuncia fue entregada ante la secretaría de los Magistrados del Tribunal Supremo de Elecciones, y el señor Marco Quesada Bermúdez, director de la Secretaría del Directorio de la Asamblea Legislativa, hizo constar que fue conocida también en sesión ordinaria n. 138 del 5 de febrero de 2015, “pero en ninguno de los dos espacios consta la firma delante de testigo válido, pues ya el documento venía firmado de antemano, violándose un formalismo necesario para la validación del acto, como sería el corroborar la firma frente a persona autorizada”.

“En el caso de la presentación ante el TSE, el ex diputado José María Villalta, siempre mantuvo en su poder la carta de renuncia, tal como consta en la grabación de las gestiones realizadas en esa sala durante el día, entregándosela a mi persona sólo en el momento de depositarla en la ventanilla respectiva, desconfiando de lo que yo pudiera haber hecho antes con la misma. Ni ante el Directorio de la Asamblea Legislativa ni ante el TSE se han observado las prescripciones legales de rigor al presentar la carta de renuncia con firma fehaciente frente a testigo válido que pueda dar fe del acto”, resaltó Vargas Araya.

De seguido, añadió que “La mencionada carta de renuncia fue interpuesta, tal como se ha indicado, primero ante la ventanilla de los Magistrados del TSE, y posteriormente ante la presidencia del Directorio de la Asamblea Legislativa, órgano que se limitó a comunicar el recibido de la misma sin discutir de inmediato sobre la renuncia ni realizar ninguna votación para aceptar o rechazar la renuncia”.

“Según el art. 121, 8 de nuestra Constitución Política le corresponde a la Asamblea Legislativa entre otras cosas, “conocer de las renuncias de los miembros de los Supremos poderes”, por lo que se debió hacer la votación respectiva para aprobar la misma, lo que no se realizó, según se puede corroborar en las actas del Plenario números 138 y 139, correspondientes al 5 y 9 de febrero del presente año. El verbo «conocer» no es sinónimo de «informar». En el texto constitucional es sinónimo de «aceptar» que contiene la posibilidad de «no aceptar». “

Posteriormente, “la Asamblea Legislativa procedió a juramentar precipitadamente a la diputada sustituta en la sesión siguiente, sin haber discutido de previo la renuncia de mi persona, sin haber votado para aceptarla o rechazarla, sin que ella recibiera de previo las credenciales respectivas del TSE y sin que se publicara en la Gaceta el edicto respectivo que le diera la plena validez legal al acto solemne, por lo que al violar estos formalismos y otros derechos constitucionales, considero que mi renuncia está viciada de nulidad.”

“Es a la Asamblea Legislativa que le corresponde por derecho conocer de la renuncia, aceptarla o no y comunicar al TSE para que este proceda a designar la persona sustituta. En el caso presente el procedimiento se hizo al revés, pues la renuncia se presentó ante el TSE, la Asamblea la conoció, pero no la aprobó ni rechazó en su momento sino que sólo informó al TSE, y procedió a juramentar, sin los requisitos respectivos, a la nueva diputada, violándose nuevamente el debido proceso, para la demostración de la verdad real. Al TSE le corresponde ver sólo renuncia de candidatos, no de diputados, por lo que se reservó el TSE una atribución que no le corresponde. La Asamblea Legislativa es el órgano que de primera instancia ve, conoce, aprueba o rechaza la eventual renuncia de un diputado, según se desprende del artículo 121, inciso 8 de la Constitución Política”, explica el ex legislador guanacasteco.

Además, resalta que “Por imperativo de ley, las disposiciones del CÓDIGO CIVIL “… se aplicarán como supletorias de las materias regidas por otras leyes”. También consta en el expediente que no existe aceptación formal de mi renuncia mediante resolución clara, circunstanciada y precisa, emitida por el PLENARIO DE LA ASAMBLEA LEGISLATIVA y/o ese HONORABLE TRIBUNAL.  En razón de lo anterior y al tenor de lo que dispone el numeral 1010 del Cuerpo Legal de previa cita, en éste acto, retiro y/o revoco, dejando sin ningún valor ni efecto la proposición de renuncia formulada y que señalo supra, dejando sin ningún valor ni efecto la misma.”

Más noticias

2 COMENTARIOS

  1. Quién miente y quién dice verdad, he ahí el dilema. Algo si es incuestionable, y es que el FA hizo un pésimo manejo de esta situación, y todo parece indicar que el salvar su imagen pública ha tenido un peso bastante importante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias