sábado 4, diciembre 2021
spot_img

Médicos aconsejan a padres vacunar niños contra influenza en inicio de clases

San José, 19 Feb (Elpaís.cr) – Con la entrada a clases, los niños se exponen a más gérmenes y virus, que pueden traer consigo resfríos, malestar general, dolor articular, debilidad y tos. Por esta razón, los médicos aconsejan a los padres vacunar a sus hijos contra la influenza estacional.

Dicha recomendación se da, sobre todo, por el contacto cercano entre los niños, quienes son los principales propagadores de los virus. El año anterior 17 personas murieron y se dieron más de 500 casos de influenza. Los más vulnerables son los menores de 6 años y los adultos mayores de 65.

El Ministerio de Salud reporta ocho casos y dos muertes por influenza en lo que llevamos del 2015. Por esta razón, los especialistas aconsejan no bajar la guardia y tomar precauciones.

“Los  menores que sufren asma, problemas inmunológicos, patologías cardíacas o cáncer, son más propensos al contagio y la enfermedad podría complicarse más. La vacuna ofrece amplia protección, sus efectos secundarios son leves y transitorios y reducirá el ausentismo escolar y las hospitalizaciones“, explicó el pediatra Jorge Martínez.

Precisamente, cuatro de cada 10 menores se pueden enfermar de influenza en nuestro país y al menos uno necesita hospitalización, según aseguraron los especialistas y señalaron que los casos incluso pueden complicarse con infecciones bacterianas como neumonía y  problemas neurológicos entre otros, lo que provoca que muchos niños sean internados y el virus dure más de 10 días para desaparecer.

La influenza es el único de los virus respiratorios circulantes que se puede prevenir con vacunas. Se transmite cuando una persona enferma tose, estornuda o mediante las secreciones nasales.  A diferencia del resfriado común, los síntomas son más severos, y hasta pueden requerir hospitalización. Los principales síntomas son: fiebre alta, dolor de cabeza y muscular muy intenso; cansancio, tos seca, dolor de garganta y congestión nasal.

Cada dosis está compuesta por tres tipos de virus: dos de influenza A (AH3N2 y AH1N1) y uno de influenza B. La Organización Mundial de la Salud (OMS) determina anualmente la composición de las vacunas con los virus de mayor circulación.

La vacuna está disponible en las farmacias y se recomienda para pequeños desde los seis meses de edad. Según el Centro de Control de Infecciones de Atlanta (CDC) de Estados Unidos, aquellos niños entre los seis meses y los ocho años, que nunca han recibido una vacuna de este tipo, se les debe aplicar dos dosis, con un mes de diferencia entre cada una.

Para defenderse mejor de la influenza, el especialista recomienda que el resto de la familia también se vacune. Dicha medicación surtirá efecto de dos a tres semanas después de la vacunación, y la inmunidad suele ser  aproximadamente de 12 meses.

“Una dosis de la vacuna lo protegerá solamente de los virus de la influenza que circulan, no así de los que provocan el resfriado común o gripe. Es importante que aunque las personas hayan tenido un cuadro gripal, se vacunen contra la influenza, pues no están exentos de adquirir el virus”, comentó el doctor Martínez.

También es importante que la población extreme las medidas de higiene, tales como: poner en práctica el protocolo de lavado de manos y estornudo, evitar el contacto con personas enfermas o con síntomas de resfriados; no automedicarse, ingerir abundantes líquidos, evitar el uso de aspirinas y limpiar con frecuencia las superficies, juguetes y artículos de uso diario.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias