sábado 4, diciembre 2021
spot_img

No entiendo, por favor que alguien me lo explique

No sé si es voracidad sin control, necesidad de más ingresos para seguir creciendo la planilla, sin que los ciudadanos sepamos absolutamente nada acerca del número de empleados, sus funciones, y de cuantos cobran el sueldo sin hacer méritos suficientes, o simplemente inercia de la inveterada costumbre de subir los precios de todo, lo que tiene en esta lamentable situación a este país.

Se lee en los medios de comunicación que ya se anuncian aumentos de ciertos servicios públicos  (otros, nos los clavaron sin avisar, como los de Acueductos y Alcantarillados y de algunas municipalidades), se incrementan los cobros y comisiones de los Bancos del Estado y el Instituto Nacional de Seguros (sin que le avisen nada a los clientes) y así sucesivamente, pues es una larga cadena de aumentos. Como el caso de los combustibles.

Por otro lado, algunos medios de comunicación se atreven, por primera vez, a sacar a luz pública los escandalosos convenios colectivos de las organizaciones públicas, que crean situaciones absolutamente fuera de toda razonabilidad. Creando empleados públicos de primer orden (BANCOS DEL ESTADO, ICE, RECOPE, INS, JAPDEVA, PODER JUDICIAL, Etc.) y dejando a la masa de servidores públicos dentro de un nivel bastante diferente al de los privilegiados de ciertas organizaciones públicas autónomas y del Poder Judicial, manejadas realmente por el capricho de sus sindicatos y la venalidad de los que –políticamente- están colocados en los altos puestos de dirección.

Muchos de los que votaron por el PAC y Luis Guillermo Solís lo hicieron creyendo en las promesas que se pondría orden en el desmadre de la Administración del Estado, lo cual no solamente significaba erradicar las coimas, las comisiones, los tráficos de influencia, los contratos amañados, las obras abandonadas, o el simple robo descarado, sino también a la inmoralidad de las convenciones colectivas de las instituciones autónomas y los regímenes de privilegio de organismos como el Poder Judicial, que llegan a extremos lindantes en lo ridículo y asombroso.

Por ello solicito a algún ciudadano mejor informado que yo que, por favor, como no entiendo la actitud blandengue del gobierno actual, me explique qué es lo que está sucediendo. Quizá alguien posee luces intelectuales o información clasificada que no poseo, y allí está la razón primigenia de las cosas sigan igual a como estaban cuando gobernaba Liberación Nacional.

Conversando con algunos amigos, tan mal pensados como yo, me daban las siguientes explicaciones: la primera, que el actual Presidente de la República era, realmente, un liberacionista reciclado, y que por ello no se debía esperar que esta gobierno fuera diferente a los anteriores, en el sentido de “mucho ruido y pocas nueces”, es decir, muchas promesas que no se cumplirán jamás. Por otro lado, alguien –no sé si ingenuo o mejor informado- que en realidad los mandos medios enquistados en las organizaciones públicas, y que fueron ubicadas allí por gobiernos anteriores, tienen la directriz de sus “mayores” de hacer fracasar cualquier intento de este gobierno por mejorar o corregir las situaciones odiosas como las que describíamos arriba.

Yo solamente aporto una idea que de por si no me termina de aclarar la situación, y es que el tinglado legal que cubre ciertas manifestaciones perversas en la organización del Estado, creado exprofeso para ello, impide la acción efectiva y eficiente para desmantelar los regímenes de privilegio. Creo que falta voluntad política para enfrentarse de lleno a tanta corrupción, la de menor escala, la que está protegida por convenios colectivos y regímenes especiales de la administración de recursos humanos en las organizaciones del Estado. La otra corrupción es ya de índole penal.

En fin, repito, quiero que alguien me lo explique, porque no veo en este gobierno los arrestos políticos indispensables para hacerle frente a este cáncer que carcome los presupuestos públicos.

La política es esencialmente escatológica, finalista; el subsistema político es el subsistema típico de la obtención de metas. Todo esto alude a la intención política, o sea a la prefiguración mental de los objetivos que orientan al sistema de acciones hacia su obtención. En la mayoría de los casos, esa obtención no es completa, tal como se la imaginó, y viene acompañada de efectos laterales imprevistos y a veces indeseables, que impulsan a fijarse otros objetivos, no pocas veces de sentido divergente a los anteriores.

Otras personas me han señalado que dentro de la imagen presentada por el PAC hay mucho de populismo y yo me quede reflexionando sobre ello.

El surgimiento y evolución del populismo latinoamericano y su clara delimitación conceptual, constituye uno de los campos teóricos que ha generado mayor polémica entre los estudiosos de la realidad política y económica de la región durante las últimas décadas. A ello ha contribuido, lo voluble de sus características y las circunstancias internas y externas en las que se ha desarrollado. Por esta razón, es posible encontrar múltiples definiciones y matices a la condición populista de un gobierno, las cuales variarán en función del momento en que se produce el análisis y de las corrientes de pensamiento predominantes.

Sin embargo, el carácter populista, más que una etiqueta que se le asigna a un movimiento político o un conjunto de cualidades y pautas de conducta que caracterizan a un líder carismático, puede ser entendido como una orientación económica que busca redefinir los mecanismos de asignación de una sociedad tomando prestados elementos del sistema de mercado y la visión del Estado como agente integrador.

De este modo, el populismo tendría como objetivo primordial la mejora de la equidad social, especialmente en lo que respecta a la redistribución del ingreso, a partir del desarrollo de políticas económicas basadas en una amplia presencia del Estado en la economía, la imposición de severas restricciones a la actividad del sector privado, la preferencia por políticas fiscales donde predomine la influencia redistribuidora del gasto público y la escasa atención por la viabilidad de la estructura tributaria y/o los planes de endeudamiento a medio y largo plazos.

Entonces, si es por allí la explicación deberíamos analizar en profundidad el tema. Pero no creo que por allí este la respuesta.

Alfonso J. Palacios Echeverría

Más noticias

8 COMENTARIOS

  1. Te lo explico Alfonso :
    Primero que todo debes saber que las instituciones como los Bancos del estado,el ICE,o el INS que se dice que son de TODOS nosostros los costarricenses es FALSO.Estas instituciones le pertenecen a los empleados, que se apoderaron de ellas y se recetan beneficios que los accionistas,o propietarios no tenemos.Que beneficios te da como socio el Banco Nacional el ICE o el INS ??,que no te brinde una empresa privada.Ah pero deci que se vendan,y te caen encima…vender el patrimonio de TODOS,que barabaridad !!!!,y va jugando de nuevo.
    Segundo: Luis Guillermo y todos los que ves a su alrededor son y han sido parasitos del estado.Brincan de aqui para alla ,en puestos publicos ( universidades e instituciones del estado )y son los que a su vez se recetan los privilegios y pensiones que hay que pagarles por LEY,pero que los demas costarricenses,los que pagamos los impuestos para que se les otorgue estos beneficios no disfrutamos ni por asomo.
    Ese es el gran dilema.Los electos son juez y parte.Como van a legislar si no es en su propio beneficio.
    Te queda duda ?.

  2. Muchas veces los empleados públicos podemos hacer poco, erróneamente se comenta que los empleados públicos nos apoderamos de las instituciones, eso no es cierto. Los políticos meten y manejan como les da la gana a las instituciones, uno ve pero no puede ni decir ni hacer. Decir que somos los empleados públicos los que tomamos las instituciones repito es una falacia muy del gusto de los neoliberales. También hay que hacer una justa diferencia entre «privilegios» y derechos. En la empresa privada persisten muchos atropellos a los empleados y por ellos nadie habla, porque es la sacrosanta empresa privada.
    En el ICE no recuerdo un solo movimiento que haya sido por aumento de salarios ni esas cosas, sino más bien por presupuesto para trabajar, por condiciones para seguir desarrollando proyectos sin aplicación de fórmulas obsoletas como la de «confundir» inversión con gasto.
    En fin es un gran tema, desgraciadamente siguen achacando situaciones a los empleados públicos que no van con la realidad de ser empleado público.

  3. Siempre supe que el PAC es una extensión de Liberación sobre todo, algo del antiguo partido de Juniior Calderón Fournier, pero en resumen más de lo mismo, cuando el PAC ganó sabía que la situación no cambiaría mayor cosa

  4. Creo que en vez de mortificarse por los beneficios que reciben los empleados públicos, los empleados privados deberíamos luchar por mejorar nuestras condiciones salariales, aquí se habla mucho de los empleados públicos y de que tienen esto y tienen lo otro y quisiéramos que los equiparen a los salarios de hambre que paga la empresa privada, eso no me parece justo menos en un país como este que cada vez se vuelve mas caro todo, me parece que seria mejor dar la lucha para subir y mejorar los salarios de los empleados privados, si la mayoría de los trabajadores de una empresa privada se organizan y exigen mejoras salariales o de otra indole, pueden lograr cosas importantes en beneficio de todos.

    • Sería un excelente consejo para los empleados de Jack’s. Debería hacérselos llegar sin demora, podría ser que eso evite que se vaya del país.

  5. me da risa oir a gente hablando cosas en contra de los empleados de gobierno. Quieren saber cual es la verdad? Es muy fea e inverosimil de creer, pero es la que les voy a decir: vivimos en una era de decaimiento moral y espiritual. El problema no es que una empresa sea pública o privada, el problema es espiritual. Progresivamente en occidente se viene perdiendo conciencia de ciertas verdades que históricamente han sido enseñanda por los esquemas morales y espirituales del mundo, y ellos está ocasionando un decaimiento de los valores y una distorsión de lo que el ser humano debe ser en la sociedad. Esto está propiciando un decaimiento de los principios del bien común y debilitando la práctica del amor al prójimo, lo cual tiene implicaciónes practicas cruciales: un decaimiento de la calidad, trabajo que se hace como desidia y con poco amor, sin conciencia de que el bien de todos es mi bien. Estos principios cruciales los contiene el verdadero cristianismo (no la religión ni la apariencia de este, sinó el VERDADERO CRISTIANISMO), pero se da el caso de que este viene siendo confundido con su representación seglar y religiosa, siendo una versión degenerada. De allí que la mayoría de la gente vive sin rumbo espiritual, y los medios están tratando (a través de los titiriteros controladores de esta ridícula parodia que han establecido en el mundo) de hacer que los seres humanos perdamos el sentido de sacralidad y de lo divino en nosotros y en los demás. Como están logrando esto, pués claramente esto somete a la gente a ajustarse a esquemas muy incompletos y para nada afines al alma humana, tales como esas doctrinas de la evolución, el ateísmo, y todas esas representaciones incompletas de conocimiento que algunos llaman «ciencia». Toman entonces a la ciencia y a los científicos y a otros de talante más farsante como sus lideres, los cuales saben mucho de la realidad inmediata, pero carecen por completo de un entendimiento real de lo que somos y podemos ser los seres humanos, como si lo han conocidos los grandes sabios espirituales de todos los tiempos , y en nuestro caso, el Señor Jesucristo. De él cabe decir que la solución a esta porquería está en tomar sus enseñanzas con seriedad y llevarlas a la práctica, pero claro, eso es mucho pedir en el claro clima de ignorancia espiritual de la que estas generaciones hacen gala en estos días. Ahí los verán tomando sus birritas y viendo sus estúpidos clásicos en la cantina de la ezquina, poco les importanta que la sociedad se desmorone frente a sus ojos, y mucho menos entender el porqué ocurre lo que ocurre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias