viernes 7, octubre 2022
spot_img

Los asirios, una minoría cristiana oprimida a lo largo de la Historia

Beirut, 27 feb (EFE).- Los asirios constituyen una de las minorías étnicas de credo cristiano más antiguas del mundo, que ha sufrido ataques y masacres a lo largo de la Historia y que ahora se ha convertido en blanco de la barbarie del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Su idioma, el asirio, es una mezcla de acadio, una antigua lengua de Mesopotamia, y de arameo, que también se usa en la liturgia.

Son cristianos y siguen a las iglesias caldea, siriaco-ortodoxa y la asiria del Este.

Los asirios fueron los moradores de la antigua Mesopotamia y llegaron a tener un imperio que ocupaba parte de Irak y el sureste de Turquía entre 1350 y 612 a. C.

Se cree que su nombre viene de Ashur, ya que se consideran descendientes de este nieto de Noé, que también sirvió para denominar una de las capitales de su imperio.

También Ashur era una de sus principales deidades, representada como un sol, hasta que los asirios adoptaron el cristianismo hacia los siglos III y IV d. C.

Durante la época de su imperio, se caracterizaron por su talento guerrero, que les hizo ampliar sus dominios hasta el Egipto actual, y por ser unos gobernantes crueles.

Con el paso de los siglos, los asirios fueron objeto de persecuciones y de varios genocidios que les llevaron a dispersarse por Turquía y Siria.

Han sufrido ataques por parte de los mongoles, otomanos, kurdos y británicos, entre otros.

La mayor masacre de asirios se produjo durante la I Guerra Mundial (1914-1918), cuando fallecieron unos 600.000 a manos de los otomanos y de los kurdos.

Su número ronda los 3,3 millones, según datos de 2008 de la Organización de Pueblos y Naciones sin Representación, que integra a minorías de todo el mundo.

Esta población está repartida entre Irak, Siria y Turquía, así como entre otros estados como Australia y EEUU.

El país que más asirios acoge es Irak, aunque muchos se han visto obligados a huir desde 2003 por la inestabilidad política y la inseguridad, por lo que resulta difícil calcular su número exacto.

En el caso de Siria, antes del inicio del conflicto, en marzo de 2011, había 200.000, aunque ahora solo quedan entre 15.000 y 20.000 en este país, según datos proporcionados por el presidente del presidente del Movimiento Patriótico de Asiria, Ashur Giwargis.

En Al Hasaka, en el noreste del territorio sirio, habita la mayor parte de los asirios en este Estado, aunque también hay en otras provincias como Alepo.

Precisamente, en Al Hasaka, es donde han sufrido el último ataque: allí, los extremistas del EI han secuestrado esta semana a más de dos centenares de asirios en sus pueblos, junto a la ribera sureña del río Jabur.

Aún no se sabe a ciencia cierta el número exacto de rehenes, que podrían haber sido traslados por los yihadistas a la zona de Yabal Abdelziz, una área montañosa donde el EI tiene un cuartel.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos sitúa la cifra de secuestrados en 220, mientras que el Consejo Militar Siriaco Sirio, una milicia cristiana que colabora con los kurdos en Al Hasaka, no descarta que sea superior y que pueda oscilar entre los 250 y los 400.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias