martes 30, noviembre 2021
spot_img

Necesitado de un impulso, el Gobierno mexicano alardea sobre captura de capo

México, 27 feb (EFE).- El Gobierno de México, enfrentado a una crisis de credibilidad y en urgente necesidad de un impulso, alardeó hoy de la captura de Servando Gómez «la Tuta», líder del grupo criminal Los Caballeros Templarios, del estado de Michoacán.

«Hoy se ha logrado el objetivo más importante en el combate contra el crimen organizado: la detención del criminal más buscado en todo México, Servando Gómez Martínez», dijo el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, en un mensaje a los medios de comunicación.

En el hangar de la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía), en el aeropuerto capitalino, donde Gómez fue trasladado a un helicóptero que lo llevaría a un penal de máxima seguridad en el estado de México, Osorio afirmó que la captura es resultado de la estrategia del Gobierno federal en Michoacán.

Aseguró que dicha estrategia, lanzada en enero de 2014 para restaurar la legalidad en ese estado del suroeste del país asediado por la violencia, permitió «recuperar el territorio de manos de los delincuentes».

«Hoy encontramos un Michoacán que en este poco tiempo está reactivando su economía, está logrando la cohesión social requerida; un Michoacán que ha recobrado para la sociedad sus espacios públicos, que incrementa día a día su turismo, que se reafirma ya como una entidad propicia para la inversión», declaró.

La detención se efectuó la madrugada de este viernes por parte de agentes federales de operaciones especiales en Morelia, capital de Michoacán, gracias a meses de seguimiento en que fue posible ir penetrando los distintos círculos de seguridad del líder criminal.

Gómez, profesor de escuela primaria que dejó las aulas para dedicarse al trasiego de marihuana hacia Estados Unidos, se convirtió en 2014 en el líder de los templarios después de que sus predecesores fueran capturados o abatidos.

El Gobierno intervino en enero de 2014 en Michoacán y envió a miles de militares y policías ante el vacío de autoridad que se vivía en la región por las acciones de los templarios y el avance de grupos civiles de autodefensa, que surgieron en 2013 para hacer frente al cártel.

Aunque el Gobierno ha diezmado el liderazgo de los templarios, la legalidad en Michoacán sigue siendo precaria con el surgimiento de nuevos grupos criminales, particularmente uno denominado Los Viagras.

Asimismo, la tentativa de legalizar a los grupos de autodefensa mediante su integración a una nueva Fuerza Rural ha quedado en entredicho por las rivalidades entre los distintos líderes de estas agrupaciones.

Con todo, la captura de Gómez, también conocido como «el Profe», es un golpe de efecto que el Gobierno buscará capitalizar en las elecciones del próximo 7 de junio, cuando los mexicanos renovarán la Cámara de Diputados y los Gobiernos de nueve estados.

El presidente Enrique Peña Nieto felicitó hoy a las fuerzas de seguridad por la detención del líder templario durante un acto público en Zapopan, en el estado de Jalisco.

Aseguró que la sociedad mexicana «reconoce y aprecia» el trabajo de las instituciones de seguridad realizan para lograr un «México en paz».

«Estamos avanzando, respondiendo, teniendo importantes aprehensiones de los objetivos más importantes, de los delincuentes más buscados, de los de mayor peligrosidad, que han sido arrestados y que hoy están enfrentando procesos», dijo optimista el mandatario.

Durante el Gobierno de Peña Nieto, que arrancó en diciembre de 2012, una veintena de capos han sido detenidos o abatidos por las fuerzas de seguridad.

Destaca el arresto el 22 de febrero del año pasado en la ciudad de Mazatlán, estado noroccidental de Sinaloa, de Joaquín «el Chapo» Guzmán, entonces el capo del narcotráfico más buscado en México y Estados Unidos y considerado como uno de los más importantes a nivel mundial.

De acuerdo con una encuesta difundida en marzo de 2014, la detención de Guzmán provocó un aumento de 2,7 puntos porcentuales en el nivel de aprobación a la gestión de Peña Nieto, que llegó a alrededor de 50 %.

Sin embargo, la popularidad de Peña se ha desplomado desde entonces, principalmente a raíz de la desaparición de 43 estudiantes de una escuela rural para maestros el 26 de septiembre pasado en el sureño estado de Guerrero a manos de autoridades locales y miembros del crimen organizado.

La desaparición de los estudiantes ha colocado en el foco de atención pública a Jesús Murillo, quien hasta ayer encabezó la Procuraduría General de la República (Fiscalía) y que hoy tomó posesión del menos prominente cargo como titular de la cartera de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias