sábado 4, diciembre 2021
spot_img

Hollande, Merkel, Putin y Poroshenko hablan hoy sobre la crisis ucraniana

París, 2 mar (EFE).- La crisis ucraniana centrará una nueva conversación telefónica hoy entre el presidente francés, François Hollande, la canciller alemana, Angela Merkel, y los jefes de Estado de Ucrania, Petró Poroshenko, y Rusia, Vladímir Putin.

El anuncio de esta nueva conversación a cuatro bandas, en el conocido como «formato de Normandía», lo hizo hoy Hollande en una comparecencia ante la prensa en París junto al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

«El acuerdo de Minsk es la única base posible para la paz», subrayó el presidente francés, que en una declaración sin preguntas añadió que ese compromiso se debe aplicar «en su integridad, de forma inmediata y con firmeza».

«No debemos tolerar el menor desvío», apostilló.

El acuerdo de Minsk del pasado 12 de febrero fue el resultado de arduas negociaciones entre Hollande, Putin, Merkel y Poroshenko.

El mandatario francés recordó los dos principales puntos de lo convenido en la capital bielorrusa: «Tiene que haber un cese del fuego inmediato y la retirada de las armas pesadas».

Stoltenberg, además de mostrar su apoyo a Hollande para alcanzar «una solución política a la crisis ucraniana», insistió en que en el origen del conflicto están «las acciones agresivas de Rusia, que violó el derecho internacional» en Ucrania.

Según el secretario general de la Alianza Atlántica, el alto el fuego entre los contendientes «es frágil, pero parece aguantar».

Y añadió que «es importante que todas las partes respeten sus compromisos y que los separatistas, apoyados por Rusia», no aprovechen la tregua actual para rearmarse y prepararse para nuevas ofensivas.

El ex primer ministro noruego también reclamó libertad de acción para los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), encargados de supervisar que los contendientes han puesto fin a los combates y que cumplen con la retirada de armas pesadas de la línea de frente.

Hollande recordó la posición francesa contraria a la ampliación de la OTAN, un asunto que «no está de actualidad» -dijo- aunque el nuevo Gobierno de Kiev querría entrar en el paraguas protector de la Alianza Atlántica.

Tanto el presidente francés como Stoltenberg aludieron a la muerte a tiros en Moscú del opositor ruso Boris Nemtsov y reclamaron que se aclare este asesinato mediante una investigación imparcial.

Discutieron igualmente de la amenaza yihadista en Irak, Siria y Libia y, en relación a este último país, Hollande pidió que se «haga todo lo posible para que haya una unidad política que permita restablecer la paz».

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias