jueves 26, mayo 2022
spot_img

Fiscal apela fallo favorable a Fernández y Gobierno eleva tono contra Nisman

Buenos Aires, 4 mar (EFE).- Un fiscal argentino apeló hoy el fallo que desestimó la denuncia contra la presidenta Cristina Fernández por encubrimiento de terroristas, mientras el Gobierno endureció sus críticas contra el fallecido fiscal Alberto Nisman, de quien partió la iniciativa legal.

Gerardo Pollicita, el fiscal que tras la muerte de Nisman, en circunstancias aun no aclaradas, asumió su denuncia, apeló hoy la decisión del juez Daniel Rafecas que frenó una posible investigación sobre el presunto encubrimiento por parte de la presidenta y algunos de sus allegados de los sospechosos iraníes de un atentado anti-judío que dejó 85 muertos en 1994

Pollicita, que solicitó la imputación de la presidenta el pasado día 13 de febrero y pidió la realización de medio centenar de pruebas, considera que la resolución dictada por Rafecas, «descarta en forma anticipada y prematura» la denuncia de Nisman.

En su resolución, conocida el pasado día 26, Rafecas rechaza abrir una investigación penal por considerar que no hay evidencias mínimas para sostener las acusaciones realizadas por Nisman.

Pollicita, sin embargo, sostiene que las circunstancias expuestas por Nisman en su denuncia «podrían configurar en el peor de los casos meros actos preparatorios no punibles de aquel malogrado delito de encubrimiento» y considera «prudente y razonable» abrir una investigación.

La causa pasará a una de las dos salas de la Cámara Federal, que deberá pronunciarse respecto a la posibilidad de investigar a Cristina Fernández.

Nisman murió de un tiro en la cabeza en su domicilio, el 18 de enero, en circunstancias aún sin aclarar, cuatro días después de denunciar a Cristina Fernández, al canciller, Héctor Timerman, y a varios de sus colaboradores, por presunto encubrimiento que, según el procurador, se derivó de un memorándum de entendimiento suscrito en 2013 entre Argentina e Irán.

Precisamente hoy el Gobierno difundió un mensaje oficial en el que elevó sus críticas contra el fallecido fiscal y aseguró que buscaba «generar un efecto político desestabilizador» con la denuncia contra la presidenta.

«Desestimada la denuncia, queda preguntarse qué objetivos perseguía el fiscal Nisman con su denuncia plagada de contradicciones, carencia lógica y sustento jurídico. ¿Puede pensarse una hipótesis diferente que no sea la de buscar generar un efecto político desestabilizador?», cuestiona el Ejecutivo en un texto difundido hoy en los principales diarios del país.

En tanto, tras la apelación de Pollicita, el juez Rafecas resolvió hoy difundir el contenido completo de dos documentos hallados en la caja fuerte del despacho de Nisman.

Según fuentes judiciales, Rafecas resolvió dar a difusión los documentos «en atención al interés público generado» y «a los efectos de brindar la mayor transparencia».

Los extensos documentos son dos pedidos de Nisman dirigidos al Ejecutivo, para que el Gobierno solicite al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas colaboración para lograr la detención y extradición de los ocho iraníes imputados por la voladura de la AMIA.

Los pedidos nunca fueron presentados por el fallecido fiscal.

Mientras, la investigación sobre la muerte de Nisman avanza a trompicones y en medio de versiones contradictorias que siembran cada vez más dudas sobre el proceso.

La última polémica gira sobre la modelo argentina Florencia Cocucci, citada a declarar por la Fiscalía por una supuesta relación con Nisman que el abogado de la joven desmintió hoy.

Para añadir aún más sombras sobre el caso, el portal oficial Infojus Noticias, que depende del Ministerio de Justicia, afirmó hoy que el peritaje realizado por los forenses confirma que Nisman tenía 1,73 gramos de alcohol en sangre -el máximo permitido en un test de alcoholemia es de 0,5 gramos- y que en su domicilio se encontró una botella de vodka importado «a medio consumir».

Aunque las primeras pericias descartaron la intervención de terceras personas, la Justicia no ha logrado aún esclarecer las circunstancias del fallecimiento y la eficacia de la investigación ha sido duramente cuestionada, tanto por la opinión pública como por la familia de Nisman, que interviene como querellante en el proceso.

Por el momento, en la causa solo hay un imputado, el informático colaborador de Nisman, Diego Lagomarsino, por prestarle el arma que acabó con su vida y que fue encontrada junto a su cadáver en el baño de la casa.

Además, según medios locales, hoy fue liberada la persona detenida el martes tras un allanamiento en el aeropuerto de Ezeiza, el principal del país, para determinar si Nisman fue seguido por las cámaras de seguridad de la terminal aeroportuaria a su regreso al país tras un viaje a Europa, pocos días antes de morir.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias