jueves 9, diciembre 2021
spot_img

Las sospechas marcan el primer aniversario del vuelo desaparecido MH370

KUALA LUMPUR (dpa) – Pese al rastreo de las agitadas aguas del océano Índico, sigue sin haber rastro del avión de Malaysia Airlines que desapareció el 8 de marzo tras partir de Kuala Lumpur rumbo a Pekín. Y ante la incapacidad de localizar sus restos, a lo largo de este año han proliferado todo tipo de conspiraciones y sospechas.

Kelly Wen es una de los 21 familiares de desparecidos chinos en el vuelo que el pasado mes viajó a Kuala Lumpur en busca de respuestas. Según afirma, las teorías conspirativas se han visto impulsadas por el hecho de que las autoridades no han sido precisamente transparentes a la hora de comunicar lo que saben.

«Quedan muchas preguntas por resolver», dijo a dpa. Wen, de 30 años, perdió a su marido, que se hallaba entre las 239 personas a bordo del vuelo MH370. Y se pregunta por qué las autoridades se apresuraron tanto a declarar a pasajeros y tripulación oficialmente muertos aún cuando el avión no ha sido encontrado.

Jian Hui, que perdió a su septuagenaria madre, no puede ocultar sus sospechas de que la búsqueda de la aeronave se llevó a cabo en el lugar equivocado. «Rastrearon la zona durante meses y no sucedió nada», señala.

En su opinión, Malasia no puede eludir la responsabilidad de esclarecer lo ocurrido. «Declarar muertos a nuestros seres queridos no cierra nada. Hay que encontrar el avión. Queremos saber qué pasó», añade.

Ante esta situación, los teóricos de la conspiración no tardaron en llegar. En febrero, el escritor estadounidense Jeff Wise argumentaba en la revista «New York» que el avión había sido secuestrado por orden del presidente ruso, Vladimir Putin, y se encontraba en una base militar en Kazajistán. Pero al igual que en muchas de estas teorías, aporta pocas explicaciones que avalen su hipótesis.

Las líneas de investigación más convencionales se centran en la gente del avión, incluido el piloto. Así, un documental de National Geographic sugería que la aeronave cambió de rumbo de manera deliberada y apunta al capitán Zaharie Shah Ahmad como probable autor.

Sin embargo, una fuente policial malasia que pidió no ser identificada señaló que los investigadores no hallaron pruebas. «No hemos encontrado evidencias que pudieran apuntar a nadie de quienes estaban a bordo, incluido el capitán Zaharie, como probable sospechoso o sospechosos».

Un compañero de Zaharie identificado sólo como Mohammed manifestó su decepción por el documental. «El capitán Zaharie es un hombre honesto que no haría nada que pudiera manchar su profesión y su honor», declaró. «Me entristece leer historias que apuntan a que estaría detrás de la desaparición del MH370».

Según una fuente del sector de la aviación, quizá la mayor equivocación de las autoridades fue el fracaso del Ejército a la hora de interceptar el avión cuando éste se desvió de su ruta. «El Ejército detectó el MH370 con su radar primario cuando éste cruzaba del mar de China al mar de Andaman, pero guardó silencio (…) Durante días supieron que los equipos buscaban en el océano equivocado y aún así, no dijeron nada».

No obstante, la misma fuente afirma que probablemente detrás de la actuación del Ejército no hubo otro motivo que la vergüenza por tener que reconocer su negligencia y su fracaso al interceptarlo. «Interceptar un avión no identificado que entra en el espacio aéreo de un país es una práctica común. Si hubiera sido interceptado, podríamos saber mucho más».

Las autoridades australianas y malasias, que continúan coordinando la operación de búsqueda, creen que están rastreando el lugar adecuado. «La información era precisa. Cada avión tiene su propia señal… Por eso, los equipos de rescate están seguros de que el avión se dirigió al sur del océano Índico», dijo el ministro de Transporte malasio, Liow Tiong Lai.

Lo mismo opina Jorg Schluter, profesor en la facultad de mecánica e ingeniería aeroespacial de la Universidad Tecnológica de Nayang, en Singapur. «Los pocos datos que tenemos son contactos vía satélite. Muestran que el avión se alejó del satélite de forma bastante constante», señaló.

«Junto con la velocidad máxima y mínima de vuelo estimada, esto facilita determinar un corredor aéreo», añadió. Y en este sentido, pidió precaución ante las especulaciones que lanzan sospechas sobre uno o varios individuos. «En el pasado hubo varios accidentes en los que se empezó a señalar al piloto, pero estos al final fueron exonerados».

«Hasta ahora, todas las teorías (sobre la desaparición del vuelo) tienen sus puntos fuertes y débiles, pero sinceramente, no sabemos lo suficiente como para realizar juicio alguno».

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias