domingo 28, noviembre 2021
spot_img

Australia protesta ante Indonesia por trato a australianos bajo pena capital

Familiares de los prisioneros condenados a muerte, el brasileño Rodrigo Gularte y el francés Sergei Atlaoui, a su llegada al puerto Wijayapura para visitar la isla prisión Nusakambangan en Cilacap (Indonesia), ayer jueves 5 de marzo de 2015. Rodrigo Gularte, al igual que los australianos Myuran Sukumaran y Andrew Chan y el francés Sergei Atlaoui enfrentan la ejecución ante pelotón de fusilamiento en esta prisión.

Sídney (Australia), 6 mar (EFE).- El Gobierno de Australia presentó una queja ante el Ejecutivo de Indonesia por el trato degradante recibido por dos ciudadanos australianos condenados a muerte por narcotráfico, confirmó hoy Tony Abbott, primer ministro del país oceánico.

Los condenados, que se encuentran en la isla prisión de Nusakambangan, serán ejecutados en una fecha aún no fijada junto a otros ocho presos, entre ellos un brasileño.

Ayer se difundieron unas fotografías que mostraban al jefe de la Policía de Denpasar, Djoko Hari Utom, posando junto a los australianos Andrew Chan y Myuran Sukumaran a bordo del avión que los trasladó al penitenciario de Nusakambangan, donde serán ejecutados.

Abbott señaló ante los medios que las fotografías son «impropias» y «muestran una falta de respeto y dignidad y evidentemente hemos protestado ante el embajador indonesio en Camberra».

La queja incluye, además de las fotografías, las muestras del uso de la fuerza por parte de las autoridades en la transferencia de los dos australianos, publica la edición australiana del diario «The Guardian».

El jefe del Ejecutivo australiano precisó que no ha podido conversar recientemente con su homólogo indonesio, Joko Widodo, sobre este asunto.

«El sistema indonesio tiene su propio proceso y evidentemente cuando yo pongo una solicitud, a veces toma un tiempo para que se haga efectiva», comentó Abbott.

Indonesia también rechazó la víspera una oferta de intercambio de presos para salvar la vida de Chan y Sukamaran, cuyas ejecuciones se cree no se realizará hasta dentro de diez días.

Los diez presos en la última etapa del corredor de la muerte forman parte de la segunda ronda de ejecuciones que Indonesia reanudó en enero pasado y todos ellos han sido hallados culpables por tráfico de drogas.

Los australianos fueron condenados a muerte en 2006 como jefes de la mafia conocida como «Los Nueve de Bali», que intentó trasladar 8 kilos de heroína desde la turística isla de Bali a Australia el año anterior.

El Gobierno de Widodo, que en enero ejecutó a seis reos, ha pedido que se respeten sus leyes y defendió el uso de la pena capital como medida disuasoria en la lucha contra el tráfico de drogas.

Australia e Indonesia son dos países vecinos y aliados cercanos cuyas relaciones han sufrido altibajos por casos de supuesto espionaje, fricciones comerciales y asuntos vinculados a la lucha contra la inmigración ilegal, entre otros.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias