martes 7, diciembre 2021
spot_img

Mascotas peligrosas

Panamá.- Este artículo no me sido fácil  escribirlo, porque soy protector de la fauna silvestre y doméstica, pero cuando se tienen animales de compañía se le debe brindar el mejor trato humanitario posible, eso implica tomar algunas precauciones por la seguridad de las personas, como del propio animal.

Cuando el hombre apareció sobre faz de la tierra en la era cuaternaria, siempre ha estado rodeado de animales de todas las especies, en un principio cuando el hombre era nómada los cazaba para la alimentación, pero una vez que transformó sus hábitos, y se volvió sedentario, se dedicó a domesticarlos para consumo, trabajo y animales de compañía.

Pero el hombre  en su afán de satisfacer egos perniciosos, los usa para otros fines, según sus aficionados para la diversión, como lo son los toros de lidia, peleas de perros etc. Eso implica en muchos casos el mejoramiento genético y el adiestramiento, que desarrollan instintos agresivos, como el caso de algunas razas de perros, y otras mascotas, que atacan mortalmente a sus propios dueños. A pesar de ser considerado el  perro el mejor amigo del hombre.

En el caso de algunos canes, hay varias razas que han desarrollado una alta ferocidad, como lo son los Doberman, Rottweiller, y los Pit Bull, los que tienen esas razas deben tener un cuidado extremo, porque pueden causar daños a terceras personas. El perro no tiene culpa, pero lo que sucede, es que los que adquieren estos animales, muchas veces para protección, ante la ola de robos, no conocen el comportamiento de estos animales.

El perro que está destinado a mascota en una casa, sobre todo, si hay niños, debe ser seleccionado, con la asesoría de un especialista conocedor de la materia, para que escoja la raza más apropiada, porque al final estos animales, se convierten como en parte de la familia, y dependen en todo de ella.  El propietario debe darles atención veterinaria, alimentarlos, cuidarlos, y tenerlos custodiados, porque también debe hacerse responsable antes las autoridades de cualquier daño que ocasionen.

Voy a referirme a algunos casos ocurridos en Panamá en fecha reciente: La raza Pit Bull, es originaria de Estados Unidos, y ha sido utilizada como perros de pelea, por su connotada agresividad, en julio de 2013, en  Aguadulce se registra el caso de la enfermera jubilada Elsa Fogarti de Vergara, que fue atacada por tres perros Pit Bull, de su propiedad, cuando se disponía a darles de comer, causándole la muerte, por las graves heridas en su rostro. También fue atacado su hijo, pero este corrió con mejor suerte, salvándose, pero fue llevado al Hospital de Aguadulce, donde se recuperó de las mortales mordeduras.

Recientemente se volvió a presentar un nuevo ataque de esta raza de perros, en David, Chiriquí, en la urbanización De Roux, donde dos perros Pit Bull atacaron, a la mascota llamada Bigo, de la raza Schnauzer, cuyo propietario,  es un profesional de las ciencias agrícolas, que trató de socorrer a su mascota, pero aun así,  le causaron la muerte por el salvaje ataque, a pesar de recibir Bigo atención veterinaria.

Los propietarios de estos animales feroces, deben tomar todas las medidas en estos casos; en este momento el caso pasó a ser atendidos por las autoridades.  Llamo la atención a que antes de llevar una mascota de la clase que sea, deben  orientarse con profesionales idóneos y con experiencias a fin de escoger la apropiada,  no vaya a ser que la medicina le salga más cara que la enfermedad, y que al final el animal sea el que sufra o se perjudique a la comunidad.

(*) Domingo Espinosa G. es Docente y Escritor

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias