miércoles 1, diciembre 2021
spot_img

Selección Sub-17 fue de menos a más para ganar boleto mundialista

San José, 16 Mar (Elpaís.cr) – Con su clasificación a Chile 2015, la selección Sub-17 de Costa Rica logró romper con una sequía de seis años sin asistir a Mundiales de la categoría, en un camino que al principio lucía bastante complejo, pero que conforme avanzaron los partidos el panorama se fue aclarando hasta ratificarlo en la repesca contra Canadá.

El conjunto dirigido por Marcelo ‘Popeye’ Herrera llegaba con una carga muy pesada. Un reto muy importante: volver a una Copa del Mundo tras las ausencias en México 2011 y Emiratos Árabes Unidos en 2013. Su última participación fue en Nigeria 2009, en un equipo que por ejemplo tenía como figura a Joel Campbell.

El Premundial que se disputó en Honduras y terminó este domingo, arrojó un grupo difícil no solo para pelear el boleto directo sino para optar por el segundo y tercer lugar, sitios del repechaje.

En la previa se vislumbraba a mexicanos, panameños y canadienses como los rivales a vencer; mientras Santa Lucía y Haití puntos obligados, que servirían de colchón ante algún posible tropiezo.

La ‘Tricolor’ arrancó goleando a Santa lucía 4-0, dejando algunas dudas desde el funcionamiento y la marca en zona defensiva, pero con las certezas de que el arquero Alejandro Barrientos y el delantero Andy Reyes darían mucho de qué hablar. Así fue. Ambos se convirtieron, junto con el capitán Luis Hernández, el creativo Jonathan Martínez y el pulmón del mediocampo, Barlon Sequeira en los pilares del equipo.

En la segunda jornada la derrota 2-3 con Canadá supuso un duro golpe, luego de un flojo partido en el que se exhibieron graves errores defensivos. Descuidos que se pagan muy caro. Además, una gran falta de elaboración de juego.

Sin embargo, no había tiempo de lamentarse sino de jugar y Costa Rica hizo lo que debía en la fecha tres: goleó a Haití, con algún sufrimiento, pero se mantuvo firme en la pelea y con la consolidación de Barrientos y Reyes como puntales de la ‘Sele’.

El cuarto partido, una verdadera final contra Panamá, los costarricenses de nuevo flaquearon en defensa y en generación de juego, no obstante, un autogol ‘Canalero’ y un agónico gol de Jostin Daly les dieron una victoria fundamental para llegar a la jornada cinco a jugarse la vida contra México. Por la final y el pase directo a la Copa del Mundo de Chile.

En su mejor partido de la fase de grupos, la ‘Tricolor’ se quedó a la orilla de conseguir el primer sitio ante México tras un empate 1-1.

El conjunto de ‘Popeye’ Herrera dominó la mayor parte del cotejo, generó bastantes llegadas, pero en una desconcentración, de esas que se lamentan al final de los partidos, los aztezas se adelantaron en el marcador obligando a Costa Rica a ir por todo.

Los ticos respondieron. Se adueñaron de la pelota y sobre el final obtuvieron su recompensa con el tanto de Sequeira. El mismo jugador estuvo cerca de anotar el gol del triunfo en el descuento, pero le faltó un poco de puntería. Empate y repechaje. Rival: Canadá.

Los costarricenses se ilusionaron y salieron a buscar sí o sí el pase al Mundial. Se notó el hambre, la convicción y las ganas por liquidar el juego lo antes posible. El marcador culminó con un 3-0 que pudo ser mayor o quizá más corto. Ahí apareció Barrientos, con al menos tres tapadas soberbias para enmudecer a los canadienses.

Después de obtener su ansiado boleto, los nacionales representarán a la Concacaf junto a México, campeón del torneo, Honduras (subcampeón) y Estados Unidos, escuadra que en el segundo repechaje eliminó a Jamaica en los penales.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias