jueves 27, enero 2022
spot_img

Pakistán pospone la ejecución de un reo que fue condenado cuando era menor

Islamabad, 19 mar (EFE).- El Gobierno de Pakistán pospuso hoy la ejecución del reo Shafqat Hussain, condenado por un delito que supuestamente cometió cuando era menor de edad (14 años), instantes previos de ser ahorcado, lo que provocó la alegría de sus familiares.

«Las autoridades carcelarias estaban despiertas para ejecutar a Shafqat Hussain hasta que hacia las 2 de la madrugada recibimos un fax de la presidencia pidiéndonos posponer la ejecución 72 horas», afirmó a Efe Muhammad Aslam, un alto funcionario de la prisión de la ciudad de Karachi (sur), donde iba a ser ahorcado.

El caso de Hussain ha despertado fuertes críticas internacionales porque  era menor cuando fue condenado a muerte por el secuestro y asesinato de un niño de 7 años mientras trabajaba como guardia de seguridad en Karachi en 2001.

Un hermano del reo, Gul Zaman, que se encontraba con él en la cárcel cuando le dieron la noticia de que la ejecución era pospuesta, narró a Efe que Hussain le llegó a mostrar «en su brazo izquierdo las marcas de tortura para extraerle la confesión».

Según Zaman, habían vestido a Hussain con el uniforme blanco de los que van a ser ahorcados y le pidieron escribir una carta de despedida, en la que anotó: «Soy inocente. Me quieren colgar por un crimen que no cometí para salvar a otros dos que siguen libres».

La madre de Hussain, Makhani Begum, no podía contener la emoción.

«Gul Zaman me llamó hacia las 2.30 horas para decirme que habían pospuesto la ejecución. Llevábamos despiertos toda la noche rezando. No teníamos esperanzas de volverlo a ver con vida, pero gracias a Dios mi pequeño está a salvo», narró a Efe la madre.

Begum había mostrado ayer en una rueda de prensa un certificado de nacimiento que indica que su hijo nació en 1991 y que fue sentenciado cuando era todavía menor de edad, por lo que no puede ser ejecutado ya que las leyes internacionales lo prohíben.

Hussain fue condenado a muerte en 2004 por un tribunal antiterrorista y perdió apelaciones en un tribunal superior en 2006, en el Tribunal Supremo en 2007 y el presidente rechazó una petición de clemencia en 2012.

«No podemos convertirnos en un país que ejecuta a personas por crímenes juveniles», dijo en un comunicado la directora de la ONG Proyecto de Justicia de Pakistán, Sarah Belal.

Pakistán ha ejecutado desde el martes a 21 reos y según la organización pro derechos humanos Amnistía Internacional (AI), uno de ellos era supuestamente menor de edad cuando fue condenado.

En total 48 reos han sido ahorcados desde que en diciembre el país reanudó las ejecuciones en casos de terrorismo como respuesta a la masacre en una escuela en la que murieron 148 personas, 132 de ellas estudiantes.

El veto se levantó definitivamente el 10 de marzo pasado, poniendo así fin a una moratoria sobre la pena capital establecida en 2008.

AI y otras organizaciones defensoras de los derechos humanos como Human Rights Watch calculan que unas 8.000 personas están en el corredor de la muerte en cárceles paquistaníes por alguno de los 28 crímenes que contempla la pena capital, entre ellos asesinato, violación o blasfemia.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias