domingo 28, noviembre 2021
spot_img

Senado chileno revoca nacionalidad a cura irlandés por abuso y pide expulsión

Santiago de Chile, 18 mar (EFE).- El Senado chileno aprobó este miércoles revocar la nacionalidad chilena por gracia otorgada al sacerdote de los Legionarios de Cristo John O’Reilly, de origen irlandés, culpable del delito de abuso sexual reiterado contra una menor de edad y pidió su expulsión de Chile.

La decisión contó con la aprobación de 22 senadores, después de que en un primer trámite en enero la Cámara de Diputados aprobara la determinación por 95 votos a favor, cinco en contra y una abstención.

A su vez los senadores del Partido Socialista, Alfonso de Urresti y Rabindranath Quinteros, quienes habían presentado la moción, pidieron al Departamento de Extranjería su expulsión del país.

En este sentido, De Urresti quien calificó a O’Reilly de ser «un delincuente con sotana», pidió durante la sesión que junto con la aprobación del proyecto el Senado oficie al Ministerio del interior y al Departamento de Extranjería para que «se proceda a la expulsión de este pedófilo del país, como un extranjero que ha cometido delitos de esa gravedad».

El sacerdote O’Reilly, que vive en Chile desde 1985, había recibido del mismo Congreso la nacionalidad chilena por gracia en 2008.

En octubre del año pasado, el Tercer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago declaró culpable al religioso del delito de abuso sexual reiterado contra una menor de edad, en el colegio Cumbres, donde la niña estudiaba y que está situado en el acomodado sector santiaguino de Las Condes.

La corte resolvió por mayoría acoger las acusaciones en contra de O’Reilly, aunque desestimó, por falta de pruebas, otras planteadas por supuestos abusos a una hermana de la víctima.

Asimismo, acogió la demanda civil presentada por el querellante.

Durante el juicio, que comenzó el pasado 1 de agosto, se dio a conocer un centenar de pruebas, entre ellas testigos, peritos y la declaración de las dos hermanas, presuntas víctimas de O’Reilly.

Según la acusación del Ministerio Público, que acogió la corte, el religioso, aprovechándose de su condición de guía espiritual del establecimiento educacional, sustraía constantemente de la sala de clases a una de las niñas para cometer los abusos entre los años 2007 y 2012.

De Urresti y Quinteros, habían afirmado a fines del año pasado que el sentimiento de repudio a las acciones de John O’Reilly era transversal y, por ello, esperaban contar con los adherentes necesarios para revocar su nacionalidad como ocurrió esta jornada.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias