viernes 12, agosto 2022
spot_img

Dolor en los Alpes mientras arranca un complejo rescate

Seyne-les-Alpes (Francia), 25 mar (dpa) – El ruido de los helicópteros no deja de retumbar esta mañana en Seyne-les-Alpes, la pequeña localidad en los Alpes franceses en cuyas montañas cercanas se estrelló el Airbus A320 de la compañía alemana Germanwings, apenas a 15 kilómetros del pueblo. En las imágenes se podía ver los restos del avión esparcidos por las rocas.

El acceso es extremadamente complejo. El área es de difícil acceso a pie. «Aquí estamos en alta montaña», advierte el jefe de la policía David Galtier sobre el lugar del accidente. Galtier coordina a los más de 500 efectivos que están participando en las labores de rescate y sus declaraciones son escuetas. La misión tiene prioridad.

En la mañana de hoy las cumbres están cubiertas de blanco. Durante la noche nevó, lo que añade aún más dificultad al rescate. En el lugar del accidente se veía en la víspera cómo salía humo de algunas partes del fuselaje. «Hay que actuar con precaución extrema», dijo Galtier.

Las 150 personas que viajaban a bordo, entre ellas decenas de españoles, murieron en el accidente. Se trata de uno de los siniestros más graves en la historia de la aviación alemana. «Lo más importante es asegurar la zona y rescatar los cuerpos», dijo Galtier.

La noche del martes, salieron a pie unos 50 especialistas para intentar acercarse al lugar del accidente. Acamparon en las montañas con temperaturas por debajo de cero grados. «No querían correr ningún riesgo», dijo el portavoz del Ministerio del Interior francés Pierre-Henry Brandet.

Durante la jornada de hoy se espera la llegada de familiares en Seyne-les-Alpes, un pueblo de unos 1.500 habitantes. Contarán con apoyo psicológico, dijo el portavoz Brandet. Para ello se instaló una suerte de capilla, un lugar donde llorar a sus seres queridos. Se desconoce cuándo podrán ser entregados a sus familiares los restos mortales de los pasajeros. «Dar un fecha es imposible», aseguró Brandet.

La pequeña localidad está bajo el impacto de de la noticia. «150 muertos es terrible», dijo el taxista André Mathieu. A mediodía se desplazarán hasta allí la canciller alemana Angela Merkel, el presidente de Francia, François Hollande, y el primer ministro, Mariano Rajoy.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias