martes 30, noviembre 2021
spot_img

Un segundo golpe para los familiares de las víctimas

Berlín, 26 mar (dpa) – Los familiares y amigos de las 150 víctimas que dejó la catástrofe aérea de Germanwings recibieron hoy como un segundo mazazo el escalofriante giro en la investigación: el accidente pudo ser provocado a propósito por el copiloto.

«Es mucho, mucho más grave de lo que pensábamos. Nos deja furiosos, desconcertados y perplejos», describió Ulrich Wessel, director de la escuela alemana de la ciudad de Haltern que perdió a 16 alumnos de intercambio y dos maestras en el accidente.

«Ya era suficientemente grave perder a un ser querido. Pero la idea de que esto haya sido provocado por una única persona, al parecer a propósito, abre una nueva dimensión», añadió el alcalde de la ciudad, Bodo Klimpel.

Las palabras de los afectados resumieron el impacto que dejaron las nuevas revelaciones ofrecidas hoy por la fiscalía francesa en una rueda de prensa seguida con enorme expectativa desde todo el mundo.

Según la fiscalía, el Airbus de Barcelona a Düsseldorf se estrelló el martes en los Alpes franceses no por un accidente, sino porque el copiloto se encerró en la cabina aprovechando la salida del piloto y estrelló «voluntariamente» el avión. Las causas son un misterio.

El giro en la investigación de la peor catástrofe aérea de los últimos años en Europa dejó helado al mundo entero, pero las víctimas habían sido informadas con anterioridad por las autoridades, según reveló Lufthansa, matriz de Germanwings.

«Nos ocupamos de que no se enteraran por los medios», señaló el director ejecutivo de Lufthansa, Carsten Spohr, en una rueda de prensa en la que calificó de «pesadilla» la hipótesis de que fuese su copiloto el responsable del horror.

Los periodistas preguntaron una y otra vez a Spohr por la respuesta de las víctimas ante la noticia. «Las reacciones fueron muy variadas. No hubo una respuesta estándar», explicó el directivo. «No sé si el dolor puede seguir aumentando cuando pierdes a alguien querido».

Los expertos, por el contrario, creen que sí. «Ésta es la peor forma de catástrofe», dijo a la agencia dpa el psicólogo alemán Steffen Fliegel, según el cual la idea del accidente forzado por el copiloto representa un nuevo nivel de trauma para las víctimas.

Fliegel explicó que las consecuencias de una tragedia se dividen en categorías que van en aumento si se trata de una catástrofe natural, un accidente provocado por problemas técnicos, un error humano o, en el peor de los casos, un desastre provocado a propósito.

Este último escenario se confirmó hoy del modo más inesperado. Los investigadores descartan por el momento un trasfondo terrorista e intentan aclarar qué pudo llevar al copiloto, un alemán de 28 años, a suicidarse junto con otras 149 personas.

A la espera de las causas, la sensación que se apoderó hoy de quienes vienen siguiendo el accidente quedó resumida en la expresión del alcalde Klimpel: «Ante las nuevas noticias me pregunto cuándo terminará de una vez esta pesadilla».

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias