miércoles 8, diciembre 2021
spot_img

Conmemoran en Chile 30 años de la muerte de tres víctimas de la dictadura

Santiago de Chile, 30 mar (EFE).- Familiares y autoridades conmemoraron hoy en Chile los 30 años de la muerte de Santiago Nattino, Manuel Guerrero y José Manuel Parada, profesionales comunistas, por parte de un grupo de inteligencia de Carabineros, durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

«Es un hito muy significativo porque han sido 30 años de búsqueda de justicia, de poner este tema en la agenda en dictadura militar y en democracia», dijo a Efe el hijo de una de las víctimas, Manuel Guerrero.

Añadió que «hoy día ya son las nuevas generaciones en la sociedad chilena las que están haciendo suya a nuestros muertos. Y lo he visto estos días porque se han hecho múltiples conmemoraciones, incluso simultáneas», sostuvo Guerrero.

En marzo de 1985 se conoció en Chile el secuestro y brutal degollamiento por parte de agentes de la Dirección de Comunicaciones de Carabineros (Dicomcar) a tres miembros del Partido Comunista (PC) chileno.

El llamado «caso degollados» provocó la indignación en este país lo que obligó a la Corte Suprema a designar a José Cánovas Robles como ministro en visita (juez especial) para investigar el triple homicidio.

La diligencias del juez Cánovas dieron como resultado la detención de dos coroneles, un comandante, dos capitanes y otros dos oficiales de Carabineros.

Asimismo, en agosto de 1985 el general César Mendoza, director general de Carabineros y Miembro de la Junta del Gobierno desde el golpe militar del 11 de septiembre de 1973, dimitió a su cargo y finalmente la Dicomcar se disolvió.

Al acto conmemorativo realizada esta noche en la explanada del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, que se levanta en la capital chilena, asistió el canciller Heraldo Muñoz, la ministra de Cultura, Claudia Barattini, familiares de las víctimas, y el cantante chileno, Manuel García.

«Es extremadamente importante no olvidar y recordar. Que el país entero recuerde lo que ocurrió en dictadura», señaló a Efe el canciller Muñoz.

El jefe de la diplomacia chilena agregó que «los atropellos sistemáticos a los derechos humanos, la brutalidad de la dictadura no deben volver a ocurrir, pero también debemos recordar y saber que hay aspiraciones de justicia pendientes».

Los excarabineros Guillermo González Betancourt y José Fuentes Castro, dos de los implicados en el «caso degollados», desde el 2012 que gozan de beneficios carcelarios Ello ha permitido que incluso los exfuncionarios abandonen todos los días el penal de Punta Peuco, donde están recluidos, hasta por 15 horas.

Frente a esto, Manuel Guerrero sostuvo que «para nosotros como familiares nos parece una aberración, y por eso llamamos la atención a que el Congreso y el Ejecutivo revise eso y que haga una legislación a la altura».

Por su parte, María Estela Ortiz, la esposa de José Manuel Parada, una de las víctimas, dijo en su discurso que «recordar en este museo tiene la función de exorcizar la repetición».

«Mantener viva la memoria no es entonces un lujo infantil o una operación masoquista destinada a prolongar el sufrimiento, sino que es la convicción para intentar comprender nuestra historia y orientarnos hacia un futuro pleno», añadió.

En la ceremonia conmemorativa también se leyeron palabras de la presidenta Michelle Bachelet, quien hizo un reconocimiento a las víctimas e hizo un llamado a las nuevas generaciones a hacer memoria sobre los hechos ocurridos en dictadura militar.

«Como museo, al recordar esto, lo que estamos haciendo es cumplir con nuestra misión, que es en definitiva hacer ver las violaciones de derechos humanos y que estas historias no pueden volver a repetirse», aseguró el director ejecutivo del museo de la memoria, Ricardo Brodsky.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias