martes 25, enero 2022
spot_img

El Bayern abre fase la decisiva del año con clásico ante el Dortmund

Berlín, 3 abr (dpa) – El Bayern Múnich y el Borussia Dortmund tendrán mañana muchas deudas que saldar en otra edición del nuevo clásico alemán que enfrentará a los dos equipos con más campeones del mundo y a los dos técnicos más carismáticos de la Liga alemana de fútbol.

El imponente estadio del Dortmund repleto por 80.000 espectadores acogerá el cruce por la fecha 27 entre un Bayern lanzado de lleno a la defensa del título y un Dortmund recuperado que escaló ya a la décima plaza tras una mala temporada que llegó a verlo colista.

«Sigue siendo un gran partido, un clásico», dijo hoy el técnico del Bayern, Josep Guardiola, que elogió al Dortmund pese a sus altibajos. «Tienen siempre un gran equipo. La calidad está ahí, aunque no estén tan bien en la tabla».

El Dortmund es un desafío personal para el español. Guardiola sufrió ante el equipo de Jürgen Klopp tres de las diez derrotas que lleva desde que llegó al Bayern.

Los bávaros vienen de perder además ante el Borussia Mönchengladbach, tercero. Este año cayeron también frente al Wolfsburgo, segundo a diez puntos, y empataron con el Schalke, quinto. El Bayern debe demostrar mañana que es capaz de vencer a un grande de la Bundesliga.

El partido marca el principio de un mes en el que el Bayern se juega también su suerte en Copa y en Liga de Campeones europea. «En este mes, cada partido es una final», alertó Guardiola. «Si ganas, sigues adelante. Si pierdes, te quedas en casa».

Por eso duelen aun más bajas cruciales como las de David Alaba, Franck Ribéry, Arjen Robben y Javi Martínez. «Sin ellos no somos tan fuertes», admitió Guardiola. Por el contrario, otros lesionados como Philipp Lahm o Thiago Alcántara podrían jugar algunos minutos mañana.

También para el Dortmund el clásico ante el Bayern, el equipo que le ganó la final de Liga de Campeones en 2013, tiene un valor mucho más que anímico.

Los de Klopp llevan una racha de siete partidos invictos que les permitió olvidar por el momento la amenaza del descenso y volver a soñar con puestos europeos, un objetivo para el que serían claves los tres puntos mañana.

«Volemos a estar en forma y tenemos la sensación de que podemos ganar partidos otra vez», celebró el defensor Neven Subotic, que lanzó un mensaje al rival: «Podemos crearles problemas. Todo equipo es vencible. También el Bayern».

Antes del cruce estrella de la jornada, el Wolfsburgo buscará recortar distancias a la punta recibiendo al Stuttgart, último en la tabla tras una racha de nueve partidos sin ganar.

El Gladbach, por su parte, visitará al Hoffenheim con el impulso moral de la victoria ante el Bayern la fecha pasada y con el objetivo de defender el tercer puesto. Su perseguidor con dos puntos menos, el Bayer Leverkusen, recibe a un Hamburgo en puestos de descenso.

La fecha 27 terminará el domingo cuando el Schalke visite al Augsburgo en busca de puntos que lo mantengan al acecho de puestos de Liga de Campeones europea y el Hertha reciba al Paderborn, penúltimo, en otro partido clave por la permanencia.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias