domingo 14, agosto 2022
spot_img

Putin y Erdogan tratan el cierre de los medios tártaros en Crimea

Moscú, 3 abr (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, y su colega turco, Recep Tayyip Erdogan, abordaron hoy en conversación telefónica el cierre de los medios de comunicación tártaros que operaban en Crimea, lo que ha sido duramente criticado por Ankara.

«Efectivamente, el asunto del canal de televisión (ATR) se trató. La parte turca siempre se interesa mucho por la vida de los tártaros de Crimea», dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, a la prensa local.

Peskov agregó que Rusia siempre ha ofrecido a Turquía «información completa» sobre la situación de esa minoría, que representa un 12 por ciento de la población de la antaño península ucraniana anexionada por Rusia.

Al respecto, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, tachó hoy de «inaceptable» la situación en Crimea y denunció que los tártaros, que hablan una lengua turcomana, están siendo «oprimidos».

Durante su visita a Lituania, el diplomático adelantó que Turquía tiene previsto enviar al territorio en breve una misión informal para investigar las violaciones de los derechos humanos.

La minoría tártara de Crimea se ha dirigido en varias ocasiones a Erdogan para que interceda ante el Kremlin, una vez que Turquía no se sumó a las sanciones occidentales contra Rusia, pero siempre ha defendido la integridad territorial ucraniana.

Hace dos días la única televisión en lengua tártara (ATR) canceló sus emisiones tras ser incapaz de registrarse a tiempo ante las autoridades rusas, que le denegaron tres veces la licencia de operación.

Le ocurrió lo mismo a la agencia de noticias crimea en lengua tártara QHA, el canal de televisión para niños «Lale», la cadena de radio «Maydan» y al periódico «Avdet», entre otros medios.

Hace un año, inmediatamente tras la anexión de Crimea, Rusia dispuso que todos los medios de la península debían renovar de conformidad con la legislación rusa sus licencias antes del 31 de marzo de 2015.

Los tártaros se opusieron a la anexión por Rusia en marzo del pasado año y se mantienen leales a Kiev, tras lo cual han denunciado una política de acoso por parte de las autoridades locales encabezadas por el líder de Crimea, Serguéi Axiónov.

El ministro ucraniano de Cultura, Viacheslav Kirilenko, se pronunció a favor de que ATR pueda emitir en la parte continental del país y que su señal «cubra el territorio de Crimea, temporalmente ocupado».

La Unión Europea aseguró esta semana que el cierre de la casi totalidad de medios tártaros de Crimea es una «violación de la libertad de expresión».

La jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, subrayó que la decisión de Moscú «forma parte de un patrón de persecución e intimidación» de la comunidad tártara de Crimea.

Por su parte, Amnistía Internacional denunció «el descarado ataque a la libertad de expresión, disfrazado de procedimiento administrativo, es un intento de ahogar a los medios independientes, amordazar las voces disidentes e intimidar a la comunidad tártara en Crimea».

Tan solo el diario «Yeni Dunya» ha logrado constar en el registro legal de medios de comunicación, mientras que el resto ha quedado fuera debido a cuestiones técnicas o bien a «irregularidades sin especificar», según la organización.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias