miércoles 19, enero 2022
spot_img

Tokio y Okinawa mantienen sus diferencias sobre nueva base militar de EE.UU.

Tokio, 5 abr (EFE).- El Gobierno central nipón y el de la prefectura de Okinawa (sur de Japón) escenificaron hoy nuevamente su división en torno a la relocalización de una base militar estadounidense en la región.

La primera reunión mantenida hoy entre el ministro portavoz del Ejecutivo, Yasuhide Suga, y el Gobernador de Okinawa, Takeshi Onaga, desde que este último llegara al poder el pasado diciembre tan solo sirvió para subrayar las diferencias entre ambas partes con respecto al traslado de la polémica base aérea de Futenma.

Suga reiteró en el encuentro que la relocalización de la base, acordada desde hace años por Tokio y Washington, del centro al norte de la isla principal de Okinawa es «la única solución cuando se analizan factores» como la necesidad de reducir los riesgos de accidente o la importante alianza que mantienen Japón y EE.UU.

Onaga, por su parte, sostuvo en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo «que la nueva base (que se está levantando) en Henoko no debería construirse» y que el traslado no tiene sentido si hace sufrir a la población de Okinawa.

El traslado de Futenma a la zona de Henoko lleva atascado casi una década por la fuerte oposición de los políticos y la población local, que se niega a alojar la base, entre otras razones, por su impacto acústico y medioambiental.

El pasado 23 de marzo el Gobierno de la prefectura emitió una orden para suspender unas perforaciones submarinas que se realizan en la bahía de Henoko para construir las pistas aterrizaje y despegue, con el argumento de que esas obras han dañado los arrecifes de coral de la zona.

Pero el Gobierno central desestimó la orden un día después y decidió continuar con las perforaciones.

Suga insistió al término de la reunión que serán necesarias varias ronda de conversaciones para acercar posturas, pero que Tokio espera lograr el entendimiento del pueblo de Okinawa mientras va reduciendo las cargas que soporta la región, «paso a paso».

La controvertida base de Futenma, de 480 hectáreas, se ubica actualmente en el mismo centro urbano de la localidad de Ginowan (94.000 habitantes), rodeada de viviendas y edificios públicos, lo que durante años ha generado protestas de sus ciudadanos por el ruido y por la posibilidad de que se produzcan accidentes.

Okinawa alberga a más de la mitad de los cerca de 48.000 efectivos que EEUU mantiene en Japón, y un 20 % del suelo de la isla principal del archipiélago es terreno militar estadounidense. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias