jueves 19, mayo 2022
spot_img

Educación dual: ¿Esclavitud moderna con la complicidad del MEP?

El sexagésimo octavo presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, John Ashe, durante la celebración del Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud (los 2 de cada diciembre desde 1949), señaló:

 “La esclavitud moderna es una violación atroz de los derechos humanos…”

 “…las formas de esclavitud que se dan en la actualidad son una violación de las garantías fundamentales de los grupos más vulnerables”.

 “…la trata humana, la explotación sexual, el trabajo infantil, el reclutamiento de niños en conflictos armados y el matrimonio forzoso son las peores formas de esclavitud moderna”. (La esclavitud moderna afecta a 20 millones de personas, alerta la ONU).

“Educación o formación dual”, es una manera “desarrollada” que simplemente consiste en una combinación de la educación académica con alguna técnica, de tal manera que “la educación permita a los jóvenes aprovechar las oportunidades de empleo y desarrollo empresarial mediante un conjunto de habilidades y competencias que faciliten su inserción laboral…” (Sesgado y no evaluado Cuarto Informe del Estado de la Educación, Informe final, Educación Técnica, 2012).

En el capítulo IV de la memoria en torno a los Colegios Técnicos Profesionales del Ministerio de Educación Pública (MEP), intitulado “Desarrollar la capacidad productiva y emprendedora de nuestros estudiantes”, coincidente con el informe sobre “un” estado de la educación costarricense y no “el estado” de la educación como con hegemonía se presentan, se indica que “Más aún, la oferta de educación Técnico-Profesional del MEP prácticamente se expandió significativamente en los últimos cuatro años, como una de las prioridades de la Administración Chinchilla Miranda”. (sic).

En el mismo año, 2012, fue publicado por la “Dirección de Educación Técnica y Capacidades Emprendedoras, Departamento de Vinculación con la Empresa y la Comunidad”, del MEP, el “Manual para la Gestión de la Coordinación con la Empresa”. ¿Sigue vigente? Y, si no, ¿cuántos fueron los estudiantes explotados?

El manual, que presenta una larga lista de participantes, semejante al reparto de una película de Hollywood, dentro de lo “mucho” que trata de decir, expone:

“La educación técnica…proporciona igualdad de oportunidades en términos de acceso equitativo y no discriminatorio, pues ofrece especialidades en colegios técnicos profesionales del país”.

Cuidadosos fueron sus redactores al indicar que la “igualdad de oportunidades” es con respecto al “acceso equitativo y no discriminatorio” a la educación técnica; empero, más adelante ese manual presenta:

“c. ¿Cuál es la edad del estudiante cuando realiza la Práctica Profesional? …la edad no es importante”.

“5.3 Beneficios. Las organizaciones no están obligadas a financiar la Práctica Profesional de los estudiantes; sin embargo, pueden apoyar a los alumnos ofreciéndole un incentivo económico o en especie (hospedaje, alimentación, transporte, uniforme y otros)”.

“En algunas ocasiones los estudiantes deben trabajar sábados y domingos, pero en acuerdo con la empresa tendrían libre otros dos días de la semana. Los educandos no pueden trabajar jornadas continuas que incluyan los siete días de la semana, con el fin de alcanzar las 320 horas antes de que concluya el periodo oficial de la Práctica Profesional”.

No obstante, ¿dónde quedan, entre otros, la “Ley de Aprendizaje N° 4903”, que protege los derechos de los estudiantes a recibir salarios, vacaciones y aguinaldo; los votos 2001-00099 y 2007-000169 de la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia, que establecen que esos derechos no pueden conculcarse; el Código de la Niñez y la Adolescencia, que constituye “…el marco jurídico mínimo para la protección integral de los derechos de las personas menores de edad” y, que dedica todo un capítulo VII para la “Protección al Trabajador Adolescente”.

La famosa “práctica” profesional de 320 horas de trabajo, como bien lo establece el manual del MEP, es precisamente eso, trabajo que los estudiantes de colegios técnicos deben dar para obtener el “honor” de “ser parte”, por ejemplo, de una transnacional selectora de “talentos”… y ¿aquellos no tan “talentosos”?…posiblemente son invitados a desertar, a no concluir sus estudios.

Desde luego, esperamos respuestas no solo del silencioso MEP, sino además del Patronato Nacional de la Infancia, del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, de la Defensoría de Los Habitantes, y de una comisión legislativa que ¿busca consolidar? una “Ley para la Regulación de la Educación o formación de profesionales en Educación Dual en Costa Rica” (sic), o ¿aquella que coadyuve junto con otras a perpetuar el subdesarrollo sostenible del país?

¿Nos encontramos ante una nueva forma de esclavitud moderna, pero institucionalizada?

(*) Gerardo Barboza

Educador

www.englishincostarica.org

Más noticias

5 COMENTARIOS

  1. Don Gerardo Barboza insiste; por favor, viví casi 7 años en Alemania y los jóvenes que conocí no sólo eran felices sino muy equilibrados y conscientes de la importancia de la Educación Dual; de hecho estar en un puesto de trabajo-aprendizaje es mucho más entretenido que estar en una sala de clases recibiendo pura teoría. Ese sistema posibilitó que Alemania en 8 años después de la Guerray estándo deswtruída en un 80%, se convirtiera en potencia económica mundial. Repito mi comentario:
    ¿El uso de la ley para la explotación de los estudiantes? Se titula un artículo del Profesor Gerardo Barboza publicado en un diario digital de Costa Rica desincentivando el avance de un proyecto de ley para institucionalizar Sistema Dual en esa nación
    ¿Acaso los empresarios alemanes son bobos?; ellos financian, coordinados por el Instituto Federal de Formación Profesional (BiBB o Bundes institut fuer Berufs Bildung), el 80% de la Formación Técnico Profesional de los jóvenes alemanes y de un mínimo de becarios provenientes de países «en desarrollo» como son Chile y Costa Rica (Yo fui uno de ellos en los 70 y tuve 2 compañeros ticos); el 20% restante lo financian los Estados Federales: La Clave es que los alumnos son contratados por 2 o 3 años, con todos los derechos sociales y con un sueldo suficiente para un adolescente en formación; es decir la familia no paga nada. El primer año la empresa pone a su mejores técnicos y administrativos capacitados como «Maestros Guía» a disposición de los trabajadores-aprendices ; luego ellos pasan a trabajar en las líneas de producción, siempre a cargo de Maestros Guías, que los evalúan constantemente mediante un instrumento fantástico que es el Berichtsheft (cuaderno de Informes); eso NO es explotación; los aprendices siguen consolidando sus conocimientos, y muchos, voluntariamente y de acuerdo a su condiciones físicas y mentales se especializan y luego, al término del período de aprendizaje, o son contratados con estupendos sueldos o, los menos, siguen estudios superiores en Escuelas Técnicas o en Universidades, con la ventaja de que una vez que se titulen, serán capaces .de construir o dirigir la construcción de los proyectos que desarrollen. Las empresas continúan apoyando a los que desean mantener como colaboradores. El Sistema Dual no es para adaptarlo a la cultura ni a las costumbres de países en desarrollo; simplemente hay que copiarlo, pues el Sistema ha sido perfeccionado por siglos, desde la Edad Media. El BiBB alemán, constituido por unos 680 funcionarios, es una gran Unidad Técnico-Pedagógica, que coordina y actualiza los programas de estudio para una población de más de 80 Millones de habitantes. Por favor no sigamos el consejo malintencionado de actuar «de acuerdo a una cultura y costumbres» en campos que no conocemos. ¡No sigamos inventando la pólvora, la rueda, la palangana ni el hilo negro!
    Juan Valenzuela Salinas, Ingeniero de Ejecución (Ingenieurgrad) en Electrotécnica de la Escuela de Ingenieros de Nuremberg, Profesor de Estado para la Educación Técnico-Profesional de la Universidad de Santiago de Chile, Presidente de la ONG MONDRAGÓN (jrfvalenzuela@gmail.com)

  2. En los comentarios en mi artículo ¿El uso de la ley para la explotación de los estudiantes?, publicado en este distinguido medio, señalé que dudaba que las distintitas autoridades alemanas y chilenas, conocedoras desde la teoría y la praxis sobre las serias falencias del sistema de educación/formación dual, estuvieran equivocadas en sus distintas posiciones, debidamente fundadas y alejadas de cualquier experiencia personalísima y, como tal, sesgada, subjetiva. Dudo que esas autoridades, de la miríada existente a nivel internacional, que pueden ser consultadas con libertad, tengan alguna “mala intención”, “satanizar” a quienes “sacralizan” por ser promotores/mercaderes de un modelo de educación que genera más dudas que certezas. Lo interesante es que las dudas sobre ese modelo, se extienden por el orbe. Un caso de estos – ahora sí, insisto: de la miríada existente- es el expuesto en España, país bastante lastimado por las ocurrencias educativas de quienes acostumbran copiar/plagiar, en el artículo “La educación-formación profesional al servicio de los intereses empresariales”. En él se expone las serias falencias de ese modelo, y presenta lo que prensa almena –sí, alemana- señala como explotación de los jóvenes. Un ejemplo de estos es el artículo “Ausbeutung in der Gastronomie: Wenn die Ausbildung ungenießbar ist” (La explotación en la industria de la hospitalidad: Cuando el entrenamiento no es comestible). ¡Desde luego que ciertos empresarios -de donde sean- no son “bobos” cuando cuenta con mano de obra barata, conculcándose las garantías de los estudiantes-trabajadores! Para el caso costarricense, 10000 jóvenes inician prácticas profesionales –trabajo- por 320 horas cada uno. Es decir, y me disculpo de antemano si me equivoco, 320 horas x 10.000 estudiantes = 3200000 (tres millones doscientos mil) para “práctica”… Los derechos constitucionales de esos jóvenes están ¿garantizados? Sobre lo que se lee en el artículo que se comenta, ¿el MEP lo garantiza? Los empresarios neoliberales y sus allegados, ¡desde luego que no son “bobos”! Lo que sucede con ellos es que cada vez que se les cuestiona, posiblemente se obcecan sin demostrar de manera fundada lo que pretenden defender y especialmente copian acríticamente; se preocupan porque el negocio puede caerse: Affirmanti incumbi probatio. Un cordial saludo, Gerardo Barboza.

  3. Cuando uno imagina que la finalidad última de la educación es la formación técnica para la empleabilidad y que la colocación en un puesto de trabajo constituye el principal resorte de felicidad para las personas y de bienestar para la sociedad, entonces una propuesta como la de la educación dual adquiere toda una plena legitimidad. El mundo pasa a ser no otra cosa más que un mundo de técnicos e ingenieros. Lo que interesa es hacer, hacer y hacer, cada vez de una manera más técnicamente sofisticada. La explotación del trabajo de la juventud estudiantil se justifica por medio de decir que en vez de ser explotación es más bien beneficio. Estupendo: la explotación entonces es un beneficio para las personas.

  4. ¿Obsequio a las empresas? Partamos del siguiente escenario: 1. El Decreto Ejecutivo No. 38728 MTSS del 10 de noviembre del 2014, publicado en La Gaceta No. 235 del 05 diciembre del 2014, que rige a partir del 1 de enero de 2015, establece que el salario mínimo diario para un trabajador no calificado, en una jornada ordinaria -¿de ocho horas?- es por ¢ 9.509,34, que a un tipo de cambio, digamos, de ₵530 por dólar, equivale a US$17.94 diarios, redondeado, US$18; es decir, US$2.25 por hora. 2. Cada estudiante costarricense, dentro del sistema de formación dual, como requisito de graduación, debe realizar una “práctica” –trabajo- de 320 horas en una empresa. Supongamos que por ser “aprendiz”, tendría el derecho –y el privilegio…- de ganar US$2.25 por hora, lo que significaría 320 x 2.25 = US$720. 3. Recientemente, 10.000 estudiantes dentro del sistema dual iniciaron su “pasantía”. Tendríamos entonces US$720 x 10.000 = US$7.200.000 (siete millones doscientos mil dólares). 4 Según el “Manual para la Gestión de la Coordinación con la Empresa” del Ministerio de Educación Pública, “Las organizaciones no están obligadas a financiar la Práctica Profesional de los estudiantes; sin embargo, pueden apoyar a los alumnos ofreciéndole un incentivo económico o en especie (hospedaje, alimentación, transporte, uniforme y otros)”. 5. No dudo que algunas empresas retribuyan a los estudiantes de manera dineraria o “en especie”, sin embargo, ¿la retribución será por al menos US$7.200.000? ¿Las garantías constitucionales de los estudiantes son respetadas? Los grupos más vulnerables son los que optan por ese tipo de formación dual, empero, aun así, ¿deben obsequiar US$7.200.000 para poder concluir sus estudios y buscar nuevos horizontes? ¿deben, además, retirarse de su “práctica” sin que se les reconozca sus derechos? ¡Desde luego que ciertos empresarios no son bobos! ¿Serán “felices” los estudiantes y sus familias con un modelo de educación que garantiza su explotación y que perpetúa su condición de pobreza, de mano de obra calificada y barata?

  5. Puchas el SR Barboza…, Me magino que nunca hizo aprendizaje en Alemania en el Sistema Dual, yo sí…
    Después de ser aprendiz entre los 13 y los 15 años en un taller mecánico en Santiago de Chile, sin sentirme explotado, sino aprendiendo algo nuevo, cada día, el Maestro Marcos Cavieres Q.E.P.D. me consiguió un empleo como Maestro Tornero Mecánico, en la Fábrica FAMASOL (Fabrica de Maquinarias Sociedad Limitada) en la Municipalidad de San Joaquin en la Región Metropolitana; me multiplicaron el sueldo de aprendiz por 10 y vaya que me sentí importante.
    Como seguí mis estudios humanisticos en el Liceo Nocturno Nº 6 de la Comuna de San Miguel, a los 16 años de edad, pude optar a la Escuela de Especialidades del Ejército de Chile, en donde en tres años, con 18 de edad, me titule de Cabo Mecánico de Telecomunicaciones con un Sistema muy parecido al Sistema Dual alemán, es decir combinando la práctica con la teoría, solo que los talleres estaban en esa misma Institución: me destinaron a servir en la Escuela Militar de Chile, la Escuela de Aspirantes a Oficiales y por mi preparación y juventud me becaron para ingresar al Curso de Oficiales, egresando como Subteniente Instructor de Telecomunicaciones, en Diciembre de 1962, con el segunda puesto, recibiendo entre otros, el premio al «Espíritu Militar».; en Diciembre de 1967 obtuve una beca para estudiar Ingeniería Electrónica en Alemania; luego de un curso de introducción de 3 meses en Coburgo, me destinaron a hacer un aprendizaje en la firma AEG TELEFUNKEN en Berlín; esa empresa tenía 3000 trabajadores y 300 (el 10%) eran adolescentes aprendices de distintas especialidades de edad 15 a 16 años y también habíamos unos 30 latinos 2 de Costa Rica y 2 de Chile. Había también jóvenes Bachilleres alemanes de edad entre 17 y 18 años, que no necesitaban ser aprendices, para entrar a las Escuelas de Ingeniería, Técnicas de nivel superior o Universidades, pero que, de alguna manera, estaban conscientes del valor del Sistema Dual para, posteriormente a sus estudios superiores tener los conocimientos Teórico-Prácticos para poder construir su proyectos de escritorio.
    Con los jóvenes aprendices trabajamos un año, pasado por todas los talleres de la empresa, siempre bajo el mando de Maestros Guías, que nos enseñaban y evaluaban todos los días, ocupando todas las maquinarias de la empresa que también nos entregaba todos los materiales. En realidad, como becado extranjero, estuve solo 9 meses en ese Plan y 3 meses en la Línea de Producción, mientras que mis compañeros alemanes debieron estar 2 años en esa línea, siempre evaluados en eficiencia (tiempo y calidad) para cada trabajo; debo confesar que donde mas aprendí fue en la linea de Producción y nunca lo sentí como explotación de los niños, como dice el Sr. Barboza.
    Cuando volvía a Chile, logré que el Candidato a la Presidencia de Chile, Don Patricio Aylwin Azocar, estudiara una Idea de Proyecto que le remití con motivo de su viaje a Alemania y, cuando fue electo trajo una Comisión alemana que ns ayudó a introducir el Sistema, Trabajé unos 5 años con ellos y ahora en el 2019, pienso que en parte inventamos la pólvora, el hilo negro y la palangana, lo que impidió un mejor resultado. Ya tengo 78 años y estoy tratando de contactarme con autoridades del Gobierno para inducir algunas mejoras; Ojalá quieran ver la evidencia chilena y alemana, que aún conservo, de lo que podemos hacer mejor. El Señor Gerardo Barboza, por no se que intereses creados, ha hecho un daño inconmensurable a Costa Rica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias