viernes 19, agosto 2022
spot_img

Ban alerta que Al Yarmuk empieza a parecerse a un «campo de exterminio»

Naciones Unidas, 9 abr (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, alertó hoy que el campo de refugiados de Al Yarmuk en Siria empieza a parecerse a un «campo de exterminio» y exigió actuar «de inmediato» a la comunidad internacional para evitar una masacre.

«Dentro del horror que es Siria, Al Yarmuk es el círculo más profundo del infierno», aseguró Ban en una conferencia de prensa, en la que dijo que ese campo de refugiados palestinos en el sur de Damasco «está empezando a parecerse a un campo de exterminio».

El diplomático coreano recordó que 18.000 personas están atrapadas en la zona y se enfrentan a una «espada de doble filo», con extremistas del Estado Islámico (EI) y otros grupos dentro del campo y las fuerzas del Gobierno sirio fuera.

«Es el momento de una acción concertada para salvar vidas y restaurar un mínimo de humanidad», dijo Ban, que insistió en que el mundo «no puede quedarse a un lado y ver cómo se desarrolla una masacre».

«La catástrofe humanitaria en Al Yarmuk representa una prueba épica para la determinación de la comunidad internacional», insistió.

Ban habló a los periodistas en una conferencia de prensa convocada de urgencia en medio de temores de que se lleve a cabo un asalto masivo contra el campo, que actualmente está controlado en gran parte por el EI.

Según la ONU, los residentes de Al Yarmuk, incluidos 3.500 niños, están siendo utilizados como «escudos humanos», cuando deberían estar siendo protegidos por las partes en conflicto.

Ban explicó que está manteniendo contactos con líderes internacionales para que presionen a los dos bandos con el fin de que garanticen la seguridad de los refugiados, permitan la entrada de ayuda humanitaria y faciliten la evacuación de quienes quieran salir de la zona.

Al menos 47 personas han muerto desde el inicio del ataque del EI el pasado 1 de abril en Al Yarmuk, según informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Antes del inicio de la guerra en Siria hace cuatro años, vivían en el campo unos 160.000 civiles, de los que solo quedan 18.000.

Desde el pasado día 1, no ha entrado ningún tipo de ayuda humanitaria al lugar. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias