miércoles 8, diciembre 2021
spot_img

¿Qué hay detrás de cualquier nueva Ley de Prensa?

En relación con las discusiones que se escuchan actualmente sobre la nueva ley de prensa valdría la pena realizar algunas reflexiones, pues en Costa Rica se ha expresado que la libertad de expresión es necesaria para que exista un buen gobierno y consecuentemente para el progreso económico y social.

Ello se basa en el postulado de que la libertad de expresión y la libertad de información contribuyen a la calidad gubernamental en diversas formas, lo cual podríamos exponer de la siguiente manera:

Ayudan a asegurar que el Estado sea administrado por gente competente y honesta. En una democracia, el debate libre acerca y entre los partidos políticos revela sus fortalezas y debilidades. Esto les permite a los votantes formar sus opiniones acerca de quien está más capacitado para guiar el país y así votar en consecuencia. El escrutinio de los medios sobre el gobierno y la oposición ayuda a exponer la corrupción y otras irregularidades e impide una cultura de deshonestidad.

Promueven la buena gobernanza al permitir que los ciudadanos eleven sus preocupaciones a las autoridades. Si la gente puede expresar sus opiniones sin miedo, y se permite a los medios reportar lo que se dice, el gobierno puede tomar conocimiento de cualquier preocupación y ocuparse de ésta.

Aseguran que las políticas y leyes nuevas sean cuidadosamente consideradas. A través del debate público, los miembros del público con opiniones útiles sobre un tema pueden ofrecer al gobierno un “mercado de ideas” de donde elegir. El debate libre sobre nueva legislación también ayuda a asegurar que la eventual nueva ley tenga el apoyo de la población, haciendo más probable que sea respetada.

Promueven la implementación de otros derechos humanos. Ayudan a mejorar las políticas gubernamentales en todas las áreas, incluyendo derechos humanos. También facilitan que los periodistas y los activistas señalen problemas y abusos de derechos humanos y persuadan al gobierno de tomar medidas.

Por todas estas razones, la comunidad internacional ha reconocido a la libertad de expresión y la libertad de información como algunos de los más importantes derechos humanos.

Pero… ¿es esto realmente así en nuestro país?  ¿O estamos solamente enunciando la teoría expresada por convenios y acuerdos internacionales?

Primeramente deberíamos aclarar que existen visiones contrapuestas sobre la libertad de prensa.

Desde el surgimiento de las economías de intercambio los dos sistemas económicos contrapuestos, tanto el capitalista como el socialista, han tomado como suya la bandera de la libertad de prensa, por lo que han diferido en los criterios de generación y asignación de los medios de comunicación que serían necesarios para su existencia. Estos criterios dependen, en última instancia, de la concepción individualista o colectivista adoptada al respecto de los derechos individuales, de las clases sociales y de la misma noción de «pueblo» que será beneficiario de los mismos.

Empecemos por exponer la Interpretación democrático-liberal ya que para esta la libertad de prensa está considerada como libertad negativa a la propiedad privada.

La libertad de prensa aparece como una extensión al derecho sobre la capitalización del trabajo personal, por lo cual todos tienen derecho a poseer una empresa de comunicación a condición de haberla creado y que se sostenga por el propio esfuerzo.

El pueblo como colectividad no representa al pueblo en su pluralidad, sino la sociedad civil formada por una pléyade de individuos autónomos. Considerando a estos como origen de toda voluntad, sólo el derecho de propiedad privada posibilita la representación real de las opiniones particulares.

La democracia se concibe desde el mercado tomado en tanto condición de su existencia y donde se representan las elecciones del público como suma de consumidores individuales voluntarios de los cuales dependerá la asignación de recursos, esto es: el éxito o fracaso de los medios de expresión de los particulares que los desarrollen como inversores de riesgo, lo que incluye la creación de grandes empresas forzosamente reducidas en número.

La prensa no preexiste al capital: es un capital, considerado como producto personal, y debe ser creado sólo con el dinero de quienes deseen convertirse en empresarios periodísticos, de forma que el uso positivo del «derecho negativo» a la libertad de prensa es accesible a cada uno sobre cada propio medio de comunicación o porción accionaria del mismo, siendo su éxito dependiente del mercado de consumidores sin otra responsabilidad que la de afrontar pérdidas por no satisfacer a su respectivo púbico.

Por otro lado, la Interpretación democrático-socialista considera la libertad de prensa como libertad positiva a la propiedad pública.

La libertad de prensa se presenta como parte del derecho a una parte compartida de los bienes públicos, por esto todos tienen derecho a ser parte en las empresas de comunicación existentes con independencia de su poder adquisitivo o de haberlas creado.

El pueblo tiene intereses comunes y una voluntad general cohesionada por estos. Considerando a ésta como origen de las ideas, sólo el derecho de propiedad pública posibilita la representación de las opiniones particulares acordes con el pensamiento popular.

La democracia se concibe como un Estado político que colectiviza participativamente las elecciones de la ciudadanía, y es éste el que decide conjuntamente el uso de los recursos comunes para la creación o manutención de medios de comunicación independientemente de su tamaño.

La prensa se planifica aparte de los criterios de beneficio por lo que se deduce del capital de la economía nacional, considerado como producto social, para asegurar el «derecho positivo» a la libertad de prensa para todos los ciudadanos mediante la participación popular unificada en todos los medios de comunicación existentes regulados democráticamente por el Estado. El Estado vela por que la información no sea dañina para la sociedad.

Debemos recordar que, el desarrollo y generalización de los medios de comunicación es un acontecimiento ciertamente reciente; nuestros abuelos y muchos de nuestros padres tuvieron una infancia sin televisión; pero hoy día la televisión no falta en ninguna familia, incluso indigente.

La televisión, el cine, la radio, la prensa y revistas han experimentado un vertiginoso avance y crecimiento en las últimas décadas, y una de las razones que lo han impulsado es ésta: la enorme influencia que tienen estos medios de comunicación en las personas. En los países con regímenes políticos autoritarios, el primer objetivo político es controlar los medios de comunicación.

Es indudable la influencia y el poder que ejercen los medios de comunicación; y es indudable también que muchos utilizan precisamente ese poder como medio transmisor de sus ideas. En esto consiste la manipulación de los medios de comunicación: es una influencia indirecta, sutil, que pretende transformar al hombre sin atacar directamente su voluntad o su libertad. La manipulación es una influencia que actúa por ocultamiento.

En lo referente a la manipulación de la información, y el periodismo como directamente relacionado, hay opiniones muy diversas, de las cuales exponemos una parte a continuación:

El periodismo es la manipulación de la información. En Europa es el único lugar donde hay un sistema mixto de información: público y privado, y por lo tanto, tendríamos que plantearnos si hay más manipulación en los medios de titularidad pública o en los de titularidad privada.

Los medios de comunicación públicos son normalmente menos manipulables que los privados, pues al saberse qué poder hay detrás de ellos, son más fácilmente controlables. Al contrario de los medios privados en los que se invierten grandes sumas de dinero a fondo perdido siendo dudoso que lo hagan por intereses puramente comunicativos. Por último, llama también la atención la realidad de la «tele-basura» que paradójicamente es la que demanda, exige y consume gran parte de la audiencia.

Se puede distinguir dos tipos de manipulación; la manipulación natural y la intencionada. Por ejemplo, podemos hacer referencia a la manipulación por las connotaciones subjetivas de las palabras más allá de los hechos, recordando por ejemplo como ante el caso del enfrentamiento bélico «palestino-israelí»; ante la muerte de un soldado israelí se decía «soldado asesinado», mientras que en el caso de un soldado palestino se decía «soldado abatido» cuando ambos países estaban igualmente involucrados en un estado de guerra.

También recordamos el hecho de que las fuentes de noticias no son los numerosos medios de comunicación a los que accede la población sino un contado número de agencias que ya no es que digan lo mismo, sino que llegan a decirlo con las mismas palabras. Por último, cabe expresar la preocupación social por la conformación de la mentalidad de los jóvenes con «distracciones» tales como las drogas y la música de moda a través de los medios de comunicación. Es así que no toman conciencia del problema del presente y del futuro cosa que los haría «estallar» ante la realidad de un gran desconcierto.

Afirmamos también el hecho de la manipulación de la información pero recordando que en última instancia, el lector tiene la libertad de tomar lo que le interese y dejar lo que no le interese.

Clasificamos los tipos de manipulación de la siguiente forma:

Una manipulación técnica impuesta por la rutina periodística, en el sentido de que un periodista trabaja en unas condiciones materiales dadas, un formato dado, ya sea un límite de espacio en un diario o de tiempo en radio o en televisión, que implica hacer un primer filtraje, un primer resumen de la noticia. Además existen unas limitaciones empresariales impuestas por los intereses económicos y políticos de la empresa de comunicación, cosa que influye en mayor o menor grado en las informaciones que dan, su contrapartida está en el hecho de que es conveniente contrastar los distintos medios de comunicación para tener un punto de vista más amplio.

Una manipulación en las propias fuentes, pues en un periodismo ideal el periodista iba al lugar donde había tenido lugar los sucesos, en estos momentos hay una gran proliferación de gabinetes de información y gabinetes políticos que constantemente están asaltando a los medios de comunicación. Noticia no sólo es lo que se produce sino lo que estos medios están intentando colocar dentro de los medios con técnicas de relaciones públicas frente a las que el periodista tiene que ser cauteloso pues estos gabinetes lo que intentan es colocar su producto. Otro ejemplo de manipulación en las fuentes son las noticias científicas. Antes, los descubrimientos científicos eran publicados única y exclusivamente después de haber sido aprobados por toda la comunidad científica, ahora el científico, al mínimo descubrimiento, convoca una rueda de prensa para ganarse el apoyo de la opinión pública pues las subvenciones de las instituciones dependen en gran medida de ello.

La última manipulación depende de los periodistas. Los hay honestos, incautos, competentes, comprados a sueldo, periodistas trepadores, ideólogos que quieren transformar el mundo desde su punto de vista. Para combatirlo se intenta que haya gente responsable en la cúpula del periódico además que supone que el lector no es tonto.

Existen muchos tipos de manipulación, pero que la pluralidad de medios permite superar esta dificultad por ello volvemos a recordar la necesidad de que la prensa sea libre.

Para nadie es ahora un misterio el que prensa internacional y la de muchos países individualmente está manipulada y las razones son diversas. Una de las principales razones es la ideológica, ya que es un instrumento para determinar la opinión pública según la gestione. En los periódicos se puede llevar a cabo la manipulación según el material escogido para la primera página, el titular destacado y el espacio que se destine a cubrir un asunto. Hay muchas maneras de manipular la información y no por ello es necesario mentir, basta con limitarse a no decir la verdad o a omitir el tema.

La mayoría de los lectores de un diario reciben de forma pasiva la información que se les ofrece, los mandamases de los grandes grupos editoriales deciden por ellos qué deben pensar, seleccionan el material y el tratamiento que hay que darle. El lector medio no puede llevar a cabo estudios independientes sobre la situación del mundo, sería imposible incluso para un especialista.

Un diario es una herramienta fundamental para construir la opinión pública, Si un hecho no aparece en los medios, no existe. Los medios de comunicación son hoy tan grandes, influyentes e importantes que han empezado a construir un mundo propio, un mundo que poco tiene que ver con la realidad, pero es que estos medios no están interesados en reflejar la realidad, sino en competir entre ellos. Un periódico o una cadena de televisión no pueden permitirse carecer de la noticia que ofrecen sus rivales. Así se acaba por estar más pendiente de la competencia que de la realidad, por eso las noticias que recibimos son prácticamente las mismas en todos los medios, todos cubren la misma información, descartando otros acontecimientos también importantes o cruciales que quedan en el olvido, que no existen.

Si todo ello es así… ¿qué es lo que hay detrás de la nueva ley de prensa? ¿Deseos de manipular desde el Estado la información o deseos de poner en orden a tanto panfletario que se hace pasar por periodista? ¿O es que existe algo más de fondo, como, por ejemplo, la manipulación que ejercen los medios privados en aras de intereses mercantiles?

Quedan estas interrogantes para que personas más versadas que este “escribidor” las respondan adecuadamente.

Alfonso J. Palacios Echeverría

Más noticias

9 COMENTARIOS

  1. Entiendo tu pensamiento Alfonso.
    Ubiquemonos en el 2015, y en el avance de la tecnologia y la incursion de Google,Apple,Amazon,Facebook y Twitter por mencionarte algunos medios que ya tenemos en las redes.Que ley de prensa de radio y television local,las va a detener ?.No; las que tienen que vivir con esa ley son los periodicos locales,las radios y los canales de tv nacionales.Los que sobrevivan.
    Quien quiere invertir en un periodico,una radio o un canal de TV hoy dia ? En pesos y centavos, las empresas que te mencione se estan robando el pastel publicitario.
    Soy de los que cree que en vez de atacar y ponerle tanto pero a las empresas nacionales de medios hay que incentivarlas para que puedan,no todas ni todos, incorporarse a este nuevo mundo y sobrevivan por el bien de nuestra cultura,identidad y pensamiento.

  2. La pura verdad: Nada de pobrecitos, ni mucho menos nacionales como dice PEPE VALLECILLOS. Dos visiones sobre la libertad de prensa y obviamente su consecuente libertad de expresión mediatica. Robles y Voorend (2012): Los medios de comunicación son un espacio privilegiado para la inversión transnacional, lo que ha generó un acelerado proceso de concentración en las últimas dos décadas: Un ejemplo de la transnacionalización de los medios es el caso de Ángel González, dueño de al menos 30 canales de televisión y 70 radios en América Latina y que no ha dejado fuera a Costa Rica. En la televisión su grupo Repretel es dueño de los canales 4, 6 y 11.1 En radio, tras la compra del Grupo de Comunicación Monumental en 2006, se afianzó su control sobre (…) lo que actualmente se conoce como Central de Radios (…). En materia de radio, 35 de las emisoras están en manos de cinco grupos radiofónicos, mientras el Estado es dueño únicamente de un 11 % de las licencias de radio. (…) En televisión abierta compite junto con Ángel González, la empresa TELETICA de la familia Picado Cozza que controlan los canales 7 y 33, la cual es dueña también de las empresas de televisión por cable Cable Tica y Cable Color. (Robles y Voorend, 2012: 152-154). De forma simultánea, con el proceso de concentración en la propiedad de los medios, éstos han jugado un importante papel como articuladores y justificadores del modelo neoliberal (Sandoval, 2007: 306), así como en la reproducción del entramado de relaciones entre intereses económicos, políticos y mediáticos en el escenario costarricense contemporáneo (Fournier-Pereira, 2009). Costa Rica tiene entonces un escenario mediático caracterizado por una intensa imbricación de intereses económicos y políticos que promueven de forma activa la consolidación material y simbólica de un modelo económico neoliberal, procesos que se facilitan por la significativa concentración de la propiedad de los medios de comunicación y la consecuente ausencia de voces alternativas con posibilidades reales de incidencia en tales escenarios. “A mayor audiencia mayor es la concentración en la publicidad, situación que excluye a otros del mercado.” (Robles y Voorend, 2012: 152). Agrego lo que dice Alfonso palacios: La visión del capital: La libertad de prensa aparece como una extensión al derecho sobre la capitalización del trabajo personal, por lo cual todos tienen derecho a poseer una empresa de comunicación a condición de haberla creado y que se sostenga por el propio esfuerzo. Considerando a estos como origen de toda voluntad, sólo el derecho de propiedad privada posibilita la representación real de las opiniones particulares. La visión socialista: Dentro de la perspectiva socialista la libertad de prensa se presenta como parte del derecho a una parte compartida de los bienes públicos, por esto TODOS tienen derecho a ser parte en las empresas de comunicación existentes con independencia de su poder adquisitivo o de haberlas creado. Esto tiene que reveretirse radicalmente mediante una real democratización del acceso al espectro radioeléctrico tal y como se plantea en la parte técnica y regulatoria del borrador presentado por el MICITT y en la propuesta que se presentará vía ciudadana por “El Movimiento Ciudadano por el Derecho a la Comunicación y Red Mica”. Más sobre la real y tan mentada libertad de prensa y libertad de expresión. https://www.youtube.com/watch?v=0H6e6azyKIk

  3. Dice Pepe Vallecillos: «Quién quiere invertir en un periódico, una radio o un canal de TV hoy dia ? Respuesta: Ángel González, dueño de al menos 30 canales de televisión y 70 radios en América Latina y que en Costa Rica su grupo Repretel es dueño de los canales 4, 6 y 11.1 En radio compró al Grupo de Comunicación Monumental en 2006 y afianzó su control sobre lo que actualmente se conoce como Central de Radios En materia de radio, 35 de las emisoras están en manos de cinco grupos radiofónicos. En televisión abierta compite junto con Ángel González, la empresa TELETICA de la familia Picado Cozza que controlan los canales 7 y 33, la cual es dueña también de las empresas de televisión por cable Cable Tica y Cable Color.

    • Angel Gonzalez en radio compro Monumental en el 2006 .La familia Picado es propietaria de Teletica desde los 50’s.Ubiquemonos en el 2015, y ahora si contestame «quien quiere invertir en un periodico,una radio o un canal de TV hoy dia ?.
      Hace cuanto no hay transacciones de compra-venta en medios ? Una decada en avances tecnologicos ,acaba con cualquiera.
      Queres una radio una tv o un periodico ? Ofrece,…………que de seguro tendras muchas ofertas a precios que jamas pensaste.

  4. Así están las cosas de cara a las iniciativas democratizadoras del espectro radioeléctrico. Por su parte el sector empresarial llamado por don Alfonso Palacios como el capital, no está interesado en discutir una nueva ley de medios que pueda modificar los beneficios resultantes de más de 50 años de explotación de un bien público, sin tarifas que suban cada año y sin límites de tiempo para sus concesiones, situación que se agravó en los últimos 10 años al darse un enorme salto a la concentración de este medio. Al otro lado están los actores académicos y de la sociedad civil preocupados por convertir en un derecho humano fundamental el acceso al espectro radioeléctrico y a la comunicación que actualmente no es reconocido, ni garantizado por la legislación costarricense.

  5. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) recientemente denunció en ante la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos), en Washington, que las asignaciones de radio y televisión deben considerar criterios democráticos que garanticen igualdad de oportunidades para todos los individuos en el acceso a los mismos. La SIP afirmó en que el problema de los oligopolios es uno de los mayores riesgos para la vigencia plena de la libertad de expresión. La Comisión de Libertad de Prensa e Información (SIP) , presidida por Paolillo, reportó que en Guatemala (algo similar aplica para Costa Rica) el empresario mexicano ÁNGEL GONZÁLEZ controla las principales televisoras y radioemisoras del país, entre ellas Radio Sonora. En el informe que la SIP presentó ante la CIDH se detalla que el poder mediático de González pone en riesgo el derecho de los ciudadanos a recibir información, ya que su oligopolio le proporciona una gran influencia para elegir presidentes de la república y hacer que la población reciba menos publicaciones desfavorables al Gobierno. En este caso el oligopolio está apadrinado por los gobiernos y viceversa, y en consecuencia actúan de manera paralela, pero en los casos en que un gobierno disiente de esa línea igualmente le hacen la guerra hasta lograr alinearlo o bien su derrocamiento por la vía de hecho o derecho.

  6. El negocio de poseer oligopólicamente los medios de comunicación no está tanto en la actividad financiera de las empresas mediáticas, lo cual es bastante lucrativo de por sí, sino en el poder que estos le confieren de cara a los demás poderes presentes en la sociedad nacional, transnacional y global y en la promoción comercial y financiera de sus otros propios negocios.

    • Aqui si concuerdo con Madrigal Huertas.
      En lo que diferimos es que la actividad mediatica sea lucrativa.Fue si,pero ahora es precisamente «para la promocion comercial de otros negocios » que han girado para poder mantenerse.Te has preguntado como sobreviven el pais.cr o bien crhoy.com si no tienen ingresos,solo gastos ?

  7. La actividad mediática es muy lucrativa para los poderes fácticos en su propio entorno financiero-comercial y su marco de influencia sobre los poderes institucionales, y por supuesto que no para los medios de carácter comunal y muchos alternativos, aunque hay medios alternativos que son una extensión de los mismos poderes e intereses que están detrás de los medios oligopolicos. Los poderes fáticos globales y sus expresiones locales son a fin de cuentas los que controlan el espacio global y local de internet, y como tal tienen aplicaciones aparentemente “alternativas” con el fin de accesar a los espacios de conciencia individual y “colectiva” simulando distanciamiento e independencia de las líneas editoriales y conductuales de los grandes medios oligopolicos. Medios realmente alternativos como elpais.cr o informa-tico.com aunque excelentes, tienen una penetración muy baja en la población y su capacidad para darse a conocer y aumentar su espacio de atención entre las gentes es sumamente limitado y es esta una causa más por la que el Estado debe garantizar el soporte técnico – legal y hasta financiero suficiente para que ellos puedan abrirse campo entre los espacios que ya tienen posicionado los medios oligopolicos; a esto se le llama acceso socialista de los espacios electromagnéticos (radioeléctricos) que sirven a las tecnologías de la comunicación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias