jueves 26, mayo 2022
spot_img

Suárez madrugó al Valencia y Messi lo liquidó en el epílogo con su gol 400

San José, 18 Abr (Elpaís.cr) – El Barcelona superó otro complicado obstáculo en esta recta decisiva de la temporada. Con un gol de Luis Suárez al 1′ y otro de Lionel Messi, su tanto 400 en 471 partidos oficiales, al 93′, derrotó a un Valencia que en el primer tiempo le provocó un serio sufrimiento a los azulgranas en el Camp Nou.

Sorprendió el técnico del conjunto local, Luis Enrique, con Sergio Busquets fuera de su zona habitual, este sábado de volante derecho, compartiendo con Javier Mascherano y Xavi en el mediocampo culé. No fue una buena apuesta del ‘DT’.

A pesar de que los de casa golpearon en el primer minuto, haciendo algo que después les costó mucho: tomar al Valencia mal parado, la inicial fue dominada por los de Nuno Espírito Santo.

En una gran acción, tejida desde atrás en la que participaron Piqué, Mascherano, Busquets, Xavi y los más importantes, Messi robándole la espalda a Lucas Orban para habilitar a Luis Suárez que, desde la derecha en el área definió con un puntazo cruzado para batir a Diego Alves y poner el 1-0. El uruguayo sigue aliado con el gol, a mitad de semana le anotó un doblete al PSG por la ‘Champions’.

Cuando el Barcelona comienza ganando tan temprano la impresión es que seguramente llegarán más tantos, sin embargo, los visitantes fueron ampliamente mejores en territorio catalán. Ganaron los duelos individuales en el centro del terreno, presionaron la salida y cortaron los circuitos de juego; además retrocedieron muy bien sus ofensivos para evitar las letales contras del Barça.

Una muestra de que sería un juego movido fue el penal que el juez le sancionó a Piqué, por una supuesta falta suya en el área sobre Rodrigo, decisión bastante discutida, pero que el árbitro no dudó ni un instante.

Al 9′ el capitán Dani Parejo lo pateó hacia la derecha de Claudio Bravo, quien justamente hizo justicia tapando y atrapando la pelota tras el suave disparo del volante.

En el partido que disputaron en la primera ronda, el Barça ganó en Mestalla de manera agónica, precisamente con gol de Busquets, en un partido muy reñido y difícil.

En este día no fue la excepción. Los valencianos demostraron por qué son cuartos de la Liga y sobre todo justificaron la racha de dos meses sin perder (desde febrero).

Por el costado derecho Orban y Rodrigo le ganaron a un Dani Alves solitario, que requería una ayuda finalmente brindada por Piqué, quien dejaba su zona para abrirse, de ahí los espacios y el desajuste del que se aprovechó el Valencia, ante la falta de colaboración de un Busquets perdido en sus funciones. Lo suyo es ser mediocampista central.

El visitante llevaba al local contra su arco, le recuperaba la pelota bien en el medio y no le permitía hacer sus transiciones con Neymar, Messi y Suárez.

El argentino, ’10’ del Barcelona, tenía que retrasarse casi al lado de Mascherano para intentar darle circulación a la pelota, lógicamente para llevarla adelante y generar alguna situación.

Al 18′, luego de que Alcácer la tuvo en el área barcelonista con un remate incómodo y desviado, Messi pudo encabezar un ataque, en el que abrió para Suárez en la izquierda y el uruguayo intentó devolvérsela, mas le quedó alta al argentino para entrarle de cabeza.

El Barcelona soportaba a un Valencia intenso, dinámico, agresivo pero que no encontraba la fortuna en el arco del golero chileno.

Al 32′ Alcácer le dio un verdadero susto al conjunto azulgrana, con un derechazo cruzado que se estrelló en la base del vertical derecho.

Unos minutos después, producto de esa incesante presión, Alves perdió la pelota tras tirar un caño por su costado como recurso para salir hacia ofensiva, perdió y Alcácer de nuevo despertó los temores catalanes, con la sombra de un empate que para desgracia del Valencia no llegó en el peor momento del Barça.

La mejor y única jugada del Barcelona, a parte del gol, fue la que armaron al 40′, entre Messi con un envío al área para Suárez, el uruguayo prolongó para Neymar, este para Xavi y el volante lo vio al ’10’ destapado entrando por derecha y con esa pierna sacó un disparó que se perdió por un costado del arco de Alves.

A eso se exponía el Valencia pese a dominar al líder de la Liga BBVA, un equipo que es necesario ‘matarlo’ cuando se tiene la oportunidad porque si no sus figuras se levantan y no perdonan.

El mejor negocio que hicieron los de Luis Enrique fue irse al descanso con la ventaja, debido a que en el entretiempo como dictaba lo sucedido, tenían que llegar las variantes.

Salió el amonestado Adriano, lateral izquierdo y entró Ivan Rakitic, por lo que entonces hubo varios cambios posicionales: Mascherano dejó el centro del campo para hacer dupla defensiva con Piqué, el francés Mathieu dejó ese puesto y pasó a la orilla que ocupaba el brasilero saliente, Busquets volvió a su hábitat como volante de recuperación y el croata se colocó de volante derecho.

Fue lo mejor que pudo hacer el Barcelona ante un también desgastado Valencia, que en la complementaria perdió fuelle y se asomó escasamente en el área del local.

El Barça tampoco generó tanto en ofensiva, pero no sufrió como en la primera parte. Mantuvo posesiones largas, de 12 o 15 pases, o sea se defendió con la pelota, sabiendo que venían de una parada muy dura, contra el PSG, equipo al que recibirán el próximo martes por la vuelta de los cuartos de la Liga de Campeones.

Una sola pieza, Rakitic, corrigió una serie de debilidades estructurales como por ejemplo, hizo crecer a un Alves que la pasaba mal, Busquets regresó a su lugar para ser el sostén del equipo, y Piqué ya no tuvo que descuidar su sector para dar una mano al lateral brasileño.

Al 64′ Messi avisó con un tiro libre que pegó en la pura escuadra, el ángulo de mano izquierda del estático meta Diego Alves.

Posteriormente, abandonarían la cancha Suárez y Xavi, ingresaron Pedro y Sergi Roberto; mientras en el Valencia salió Alcácer por el tanque Álvaro Negredo.

En el cuarto de hora final comenzó a aparecer Leo Messi, con su calidad no solo para encarar y pasar sino para habilitar a sus compañeros y al 74′ le dio un buena pase a Pedro que, en el área remató de derecha, y el arquero valenciano se vistió de figura para tirarla al córner.

El cierre se mantendría así: con un Valencia desgastado pero esperando una acción para poder buscar el empate y con el Barça a la expectativa para matarlo y por qué no, para que Messi por fin anotara su gol oficial 400 con la casaca azulgrana.

Al 93′ cayó, curiosamente ambos tanto en los extremos del choque: al inicio y al final, en un contragolpe ante un cuadro visitante ya jugado, Messi picó en soledad desde su propio campo a pase de Pedro, corrió casi 50 metros y vio varias veces hacia atrás donde venía el desesperado Otamendi, definió picándola, Alves bloqueó pero en el rebote el argentino facturó el 2-0. Partido más que liquidado y liderato asegurado al menos una fecha más.

Por el momento son cinco puntos de ventaja sobre el Real Madrid (78 a 73), que recibirá a las 12pm al Málaga, por la fecha 32 del campeonato.

Por otro lado, el Valencia pone en peligro su cuarta plaza debido a que con 65 unidades quedó solo tres por arriba del Sevilla (visitará al Granada), y tras esta jornada podría olvidarse de robarle la tercera casilla al Atlético de Madrid, que de ganarle al Deportivo le sacaría siete de ventaja.

Ficha técnica:

Barcelona: Bravo; Alves, Piqué, Mathieu, Adriano (Rakitic, min.46); Mascherano, Xavi (Sergio Roberto, min.80), Sergio Busquets; Messi, Luis Suárez (Pedro, min.65) y Neymar.

Valencia: Alves; Barragán, Mustafi, Otamendi, Orban (Gayá, min.46); Parejo, Javi Fuego, Feghouli (Joa Cencelo, min.67), André Gomes, Rodrigo y Alcácer (Negredo, min.74)

Goles: 1-0 de Luis Suárez al 1′ y 2-0 de Leo Messi al 93′.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias