sábado 1, octubre 2022
spot_img

Berlín amplia la atención a terminales para zanjar el debate de la eutanasia

Berlín, 29 abr (EFE).- Los enfermos graves y terminales en Alemania van a disfrutar de mejores cuidados paliativos, incluso a domicilio, según un proyecto de ley aprobado hoy por el Consejo de Ministros.

La normativa, que deberá pasar aún por el Bundestag (cámara baja del Parlamento alemán) busca poner fin a meses de debates sobre los límites de la eutanasia en Alemania, donde no está penalizada.

Este proyecto de ley prevé asistencia individual y asesoría personalizada en el hogar en todo el territorio nacional, incluyendo las zonas rurales, así como los cuidados paliativos incluidos dentro de los servicios que asume la seguridad social alemana.

Además, se amplia la lista de servicios de acompañamiento cubiertos por la seguridad social y se mejorará la dotación financiera de los centros para enfermos terminales, explicó el Ministerio de Sanidad.

El ministro de Sanidad alemán, Hermann Gröhe, quiere zanjar con esta normativa el debate sobre la eutanasia y los tipos de asistencia a enfermos terminales que los médicos pueden proveer aprovechando el actual vacío legal.

Gröhe representa la opinión de la mayoría del bloque conservador de la canciller Angela Merkel en el Bundestag, que aboga por otorgar un papel central a los cuidados paliativos y rechaza cualquier tipo de suicidio asistido, una corriente respaldada por el Colegio de Médicos alemán.

No obstante, hay otras voces dentro de los conservadores que exigen reconocer la asistencia médica al fin de la vida en ciertas condiciones, y posturas muy distintas en la oposición.

Un grupo de diputados conservadores y socialdemócratas defendió el pasado noviembre un documento que apostaba por permitir por ley que los médicos asistan a un enfermo terminal en su suicidio bajo estrictas condiciones.

En esa misma sesión parlamentaria se presentaron otros cuatro documentos con propuestas, respaldados cada uno por un puñado de diputados de afiliación heterogénea.

En estos momentos el suicidio asistido no está penalizado en Alemania, lo que facilita el trabajo de asociaciones como Ayuda a Morir Alemania o la sección alemana de la suiza Dignitas.

Ambas asisten en la muerte a personas con enfermedades terminales o graves padecimientos al facilitarles los medicamentos necesarios, aunque son los propios afectados quienes deben tomarlos en última instancia.

Según explica la organización Ayuda a Morir Alemania en su página web, sólo colaboran en un suicidio asistido cuando el estado terminal del paciente está avalado por un informe médico sobre la situación tanto física como psíquica del enfermo.

Si ningún médico del entorno del paciente está dispuesto a suscribir ese dictamen, la asociación ofrece los servicios de sus especialistas a cambio de 1.500 euros, y también garantiza que no abandonará a nadie por problemas económicos. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias