jueves 30, junio 2022
spot_img

Sala Constitucional obliga al MEP tomar medidas necesarias para atender violencia en aulas

San José, 7 May (Elpaís.cr) – La Sala Constitucional  resolvió con lugar un recurso de amparo interpuesto por una madre en contra la Escuela Finca La Capri, en Desamparados, San José, por no tomar  las medidas necesarias para prevenir las agresiones dirigidas a su hijo.

El  recurso fue interpuesto en contra del Ministerio de Educación Pública, la Dirección Regional de Educación de Desamparados y la Dirección de la Escuela Finca La Capri, por violentar el derecho a la educación y la protección especial a la niñez.

Por su parte, la madre considera violentada la integridad física y emocional del menor, además de su derecho a la educación.

Por ello, los magistrados ordenaron que en el plazo de tres meses se tomen las medidas necesarias para la protección, atención de la violencia y rehabilitación de aquellos alumnos que son víctimas o victimarios, de situaciones de violencia en la escuela recurrida.

Además, el Tribunal Constitucional considera que las autoridades administrativas tienen la obligación de reconocer y aplicar el principio general del interés superior del niño, incluso ideando mecanismos apropiados y soluciones consecuentes.

De esta manera, el centro educativo está obligado a erradicar las conductas agresivas (físicas, psicológicas y emocionales) y eliminar cualquier forma de impunidad de éstas.

Más noticias

1 COMENTARIO

  1. Un paso hacia adelante en la educación y quizás en la sociedad tica en general. La erradicación de la violencia de las escuelas y como consecuencia, de la sociedad. Hay que asignar responsables para mantener un clima de civilización en las aulas. Lamentablemente en nuestro país la violencia es tan generalizada que se ven reflejados en los altos índices de crimen y violencia callejera y doméstica. Alguien tiene que mostrarle al pueblo cómo manejar sus problemas y frustraciones sin violar los derechos de los demás. Está claro quiénes son los responsables de mantener la violencia (y a los violentos también) fuera de las escuelas, no hay más excusas. Hay que romper con los vicios heredados de los tiempos de la colonia, y enfilarse hacia una sociedad más elevada. !Bravo por esta madre que se atrevió a luchar por los derechos de su hijo, y por la Sala Constitucional que vio la gran importancia de este asunto!

Responder a Pragma-Tico Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias